Piden la dimisión de Zapatero

Ecologistas en Acción considera que Zapatero ya no está legitimado para seguir Gobernando al ser incapaz de cumplir sus promesas electorales y poner en riesgo a la población española.

Ecologistas en Acción muestra su más profunda decepción y sorpresa; y una clara oposición a prorrogar por 4 años más la vida de Garoña. No
hay ningún motivo para aumentar ni un día más la vida de una central
vieja, caduca, peligrosa e innecesaria.

La organización ecologista pide la dimisión del Presidente del Gobierno por mostrarse incapaz de cumplir el programa electoral por el que fue elegido, y poner en peligro a la población española.

El aplazamiento de 4 años es un fraude al electorado, a la opinión
pública y a la sociedad. Un incumplimiento de las promesas y programa
electoral y una enorme pérdida de credibilidad personal y política de
Zapatero, que se ha doblegado a las presiones del "lobby nuclear"
(incluidos sectores de su propio partido).

Esta decisión demuestra que quien realmente gobierna no es la ciudadanía sino los grupos de presión empresariales. Por tanto, al no ser capaz de afrontar sus responsabilidades como presidente y permitir que minorías interesadas decidan contra el bien común, debe dejar el cargo inmediatamente.

Zapatero no sólo no ha cerrado Garoña como prometió, sino que abre la puerta a que todo el parque nuclear mantenga su funcionamiento más allá de los 40 años, según ha declarado Miguel Sebastián.

Además, el mantenimiento de la centra de Garoña va a dificultar cumplir con el objetivo de porcentaje de renovables que se había marcado el Gobierno.

En segundo lugar, Zapatero pone en riesgo a la población manteniendo una central con graves problemas de seguridad. Si hay motivos para cerrar Garoña en 4 años, existen los mismos motivos para cerrarla ya, desde el punto de vista de la seguridad, del medio ambiente y de la política energética.

Además, existen problemas de seguridad que el propio Consejo de
Seguridad Nuclear reconoció en el 2006 y cuya solución, a petición de
Nuclenor, se aplaza a 2011 y 2013. Cerrar ya hubiera sido la única
decisión coherente.

Sobre el tema de los puestos de trabajo, la organización ecologista denuncia la doble moral mostrada por el Ejecutivo, ya que parece valorar más los 323 empleos de Garoña, que los 20.000 que la industria solar considera que se han perdido con el decreto de eliminación de primas a la energía solar fotovoltaica del Gobierno socialista. Y eso por no hablar de los 4.000.000 de personas paradas, a las cuales no les diseña un plan de reconversión industrial, ni les promete un Parador Nacional. Los puestos de trabajo son algo muy importante, pero no a costa de la seguridad de la población presente y futura. La verdadera reconversión de la zona debe ser hacia una economía sostenible social y ambientalmente.

Ecologistas en Acción considera que Zapatero utiliza como excusa los puestos de trabajo para encubrir su apuesta por la energía nuclear y favorecer los intereses económicos de las empresas eléctricas.

Además recuerda que el lugar en el que quiere hacer esta reconversión industrial y construir nuevas infraestructuras es un Parque Natural. Demuestra así que el medio ambiente no es ninguna prioridad para su Ejecutivo.

Por último, desde el punto de vista jurídico, Ecologistas en Acción
declara que es una decisión ilegal y anuncia que la recurrirá. La
denuncia se basará en que el informe del CSN del 5 de junio no tiene en
cuenta las exigencias que le impuso a Garoña en el 2006, ya que las
obvia y aplaza su cumplimiento. Además, la petición de un informe
complementario sobre los escenarios de 2, 4 y 6 años más, es
absolutamente irregular e improcedente.

Ecologistas en Acción anuncia un calendario de movilizaciones en todo el
parque nuclear español y la oposición férrea a cualquier emplazamiento
del ATC (cementerio nuclear).


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 526