El Gobierno vende el clima

Ecologistas en Acción ha desarrollado esta mañana un acto simbólico en la fuente de la Plaza de Atocha, próxima al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Cerca de un centenar de activistas vestidos de negro han rodeado esta emblemática fuente, tiñendo sus aguas de negro petróleo.

A escasos metros, frente a la estación de ferrocarril de Atocha, se han desplegado diferentes pancartas donde se acusaba al Gobierno español de incumplir sus acuerdos climáticos, buscando en la próxima cumbre de Copenhague más derechos de emisión. Los activistas han culminado su acción señalando desde la fuente a lo que a su juicio son los responsables: El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

El año 2009 es clave en la lucha contra el cambio climático. En pocos días se formalizará en Copenhague el acuerdo que debería entrar en vigor una vez finalice el Protocolo de Kioto. Cada uno de los actores de la negociación tiene una responsabilidad diferenciada. El Estado español, 8ª potencia mundial y 10º emisor del planeta, tiene una cuota de responsabilidad muy alta.

Energía

El Gobierno ha estado repartiendo derechos de emisión por encima de lo comprometido en Kioto a empresas como las eléctricas y las cementeras. Además se siguen manteniendo subvenciones al carbón, mientras se recortan las de las renovables como la solar fotovoltaica. Como consecuencia de ello, en 2008 se instalaron 2.660 MW solares fotovoltaicos y este año sólo 18.

Transporte

El Gobierno impulsa y dota de generosos presupuestos al Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, que se basa en la construcción masiva de infraestructuras de alta capacidad: autovías (6.000 km), trenes de alta velocidad (9.000 km), aeropuertos y puertos, en un sector que entre 1990 y 2008 aumentó sus emisiones un 88%.

Para agravar aun más la situación, el Gobierno está incentivando la compra de nuevos automóviles. El Gobierno ha negociado en el seno de la UE derechos de emisión, en cualquiera de los escenarios de reducción de emisiones de la UE, que suponen un incremento de las emisiones españolas respecto al incremento ya permitido en Kioto.

El Gobierno ha negociado en el seno de la UE derechos de emisión, en cualquiera de los escenarios de reducción de emisiones de la UE, que suponen un incremento de las emisiones españolas respecto al incremento ya permitido en Kioto.

Las negociaciones para un nuevo acuerdo internacional deben estar condicionadas por el concepto de justicia climática. La justicia climática se basa en que el cambio climático requiere acciones globales, pero la responsabilidad de la emisión de la gran mayoría de gases de efecto invernadero recae sobre los países del Norte. Sin embargo, las comunidades del Sur están enfrentando los peores impactos.

Las soluciones deben basarse en un cambio del sistema económico.

Reducción de emisiones

Siguiendo el criterio de Naciones Unidas, para conseguir que el cambio climático no se dispare, se considera que la reducción de emisiones de los países industrializados en 2020 tiene que ser del 40% respecto a 1990. Esta reducción debe realizarse íntegramente en territorio de cada país.

Financiación y transferencia de tecnología

Es necesario que los países enriquecidos aporten los fondos necesarios para que los empobrecidos puedan iniciar un proceso de transición rápida hacia tecnologías limpias, reducir la deforestación y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Video

Acción por el clima



Visitantes conectados: 687