La ampliación de la autovía A-30 pone en peligro el patrimonio arqueológico

Ecologistas en Acción ha remitido varias sugerencias a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, en relación con el proyecto de ampliación de capacidad de la autovía A-30, en el tramo “enlace de Jumilla-enlace de Archena”, cuyo promotor es la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.

Dicho proyecto se encuentra actualmente en la fase de consultas para decidir sobre la evaluación de impacto ambiental. El informe de Ecologistas en Acción advierte de la existencia de varios impactos significativos sobre el medio natural y en especial sobre el patrimonio histórico, en concreto los siguientes:

Sobre la afección al patrimonio arqueológico:
El informe de Ecologistas en Acción advierte que la ejecución del proyecto tal y como se contempla en el actual documento ambiental, supondrá la desaparición total del yacimiento excavado y conservado de la Vía Romana Cañada de la Cubeta, en Término Municipal de Ulea. En este caso se ha propuesto la construcción de un pequeño viaducto, en sustitución del terraplén que se hará en esta zona para la ampliación de la autovía con el cuarto carril, consiguiéndose así la permanencia de este patrimonio arqueológico.

Calzada Carthago Nova–Complutum (Ulea).

El documento ambiental no ha contemplado los nuevos yacimientos arqueológicos recientemente adscritos por la Asociación Cultural “La Carrahila” en la Carta Arqueológica Regional de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, como lo son los restos de la Torre de la Losilla, con protección B.I.C., en el Término Municipal de Ulea, o los nuevos tramos de la Calzada Carthago Nova–Complutum ubicados en el mismo término municipal a lo largo de la margen derecha del Barranco del Saltador. Debido a la cercanía de estos importantes restos arqueológicos con la autovía A-30, el informe señala que tendrían que incluirse en el Estudio de Impacto Ambiental, pues corren el peligro de desaparecer, sobre todo por ubicarse muy próximos a las zonas contempladas para préstamos (canteras), donde tendrán lugar movimientos de tierras.

Así mismo, se ha solicitado que en las “Medidas de Protección del Patrimonio”, se plasme, como zona de posibles hallazgos arqueológicos, toda la margen derecha del Barranco del Saltador, entre éste y la autovía A-30, el collado del Puerto de la Losilla, así como la zona Sur de la autovía en las inmediaciones de la conocida Venta Puñales, en Ulea, por ser ésta el área por donde transcurre la calzada romana Carthago Nova–Complutum, según un estudio de la Asociación Cultural “La Carrahila”.

Por todo ello, se ha propuesto que las zonas préstamo propuestas en el proyecto se anulen o cambien de localización por estar ubicadas en el transcurso de la calzada Carthago Nova – Complutum a su paso por el Puerto de la Losilla (Ulea).

Cabe recordar que la anterior obra para la construcción de la autovía A-30 conllevó la destrucción del tramo de calzada romana que transcurría entre la zona aludida en el presente proyecto como “Prestamo 3” y el yacimiento arqueológico Calzada Carthago Nova–Complutum. También supuso el depósito de grandes rocas sobre el anterior yacimiento, con el consecuente e irreversible daño en parte de su pavimentación.

Calzada Carthago Nova–Complutum (Ulea).
Apréciese los daños en su pavimentación fruto de las obras de construcción de la autovía A-30.

Sobre los espacios naturales protegidos:
El proyecto se encuentra limítrofe con el LIC y ZEPA de la Sierra de Ricote y Navela, un espacio de la Red Natura 2000, por lo que debido a su proximidad, Ecologistas en Acción recuerda que debería someterse a una Evaluación de repercusiones, en base a la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Sobre la fauna:
Teniendo en cuenta el efecto barrera que supone para la vida silvestre una infraestructura viaria de este tipo, se ha propuesto aumentar los pasos para la fauna, para poder contribuir a la conectividad de espacios naturales como la Sierra de la Pila (Parque Regional, LIC, ZEPA, APFS y MP) y la Sierra de Ricote y Navela (LIC, ZEPA, APFS Y MP), ambos de la Red Natura 2000.

Sobre las vías pecuarias:
En cuanto a las vías pecuarias, el proyecto afecta a la Cañada Real de los Cabañiles, por lo que la organización ecologista informa que deberá mantenerse su integridad, respetando el trazado y anchura legal, compensando siempre la superficie restada por la ampliación de la autovía, de manera que se garantice su utilidad. Para ello, la Ley 3/1995, de 23 de marzo, de Vías Pecuarias, regula el régimen jurídico de estos caminos, que son bienes de dominio público.

Alternativa 0:
Por último, Ecologistas en Acción considera que debería contemplarse siempre la Alternativa 0, es decir, no hacer nada, y mejor aún, la opción de reducir el viario como forma de atajar el grave problema de tráfico, antes que alentarlo con nuevas infraestructuras o con la ampliación de las existentes. Ya hay estudios que demuestran que del mismo modo que se produce el aumento de tráfico por la creación de infraestructuras, a una reducción de la infraestructura debería de seguirle una reducción del tráfico. En resumen, menos autopistas y menos CO2 para vivir mejor.


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 291