Profunda decepción en Copenhague

Todas las versiones de este artículo: [Castellano] [Galego]

El resultado de Copenhague es tan escaso que ni llega a una decisión de la COP. Los jefes de gobierno de una veintena de países influyentes hacen fracasar el Acuerdo de Copenhague al intentar obligar al resto de países a firmar su texto.

En la COP de Copenhague estaban puestas las esperanzas de supervivencia de millones de personas que han sido defraudadas. Desde los aspectos formales del resultado principal de la Cumbre hasta los contenidos, se quedan muy por debajo de las expectativas y de las necesidades de la lucha contra el cambio climático establecidas por la ciencia.

La COP únicamente “toma nota” del texto presentado, que: no incluye compromisos concretos y cuantificables de reducción de emisiones para los países industrializados, ni conjuntos ni individuales, ni en el horizonte de 2020 ni en 2050; no existe garantía de que la financiación de los países del Norte a los del Sur sea adicional a los compromisos de Ayuda Oficial al Desarrollo; y deja el trabajo para más adelante a pesar de los presentes en esta ocasión eran quienes se supone que toman las decisiones en el mundo.

Esta Cumbre ha marcado una forma de negociar inaceptable para la integridad democrática del proceso, tanto en relación al papel de las organizaciones sociales dentro y fuera del recinto oficial, como en relación al intento de eliminar la toma de decisiones de los países en el seno de las negociaciones colectiva y consensuadamente. Se abre aquí un corto periodo de reflexión en el que analizar si los principios de la Convención Marco: multilateralidad, toma de decisiones transparente y por consenso, y responsabilidad histórica del cambio climático, siguen vigentes.

El tiempo apremia. Un grupo de 27 países ha dejado pasar una oportunidad, que por el bien de millones de personas en todo el planeta, esperemos que no sea única. Cada día que pasa sin un acuerdo legalmente vinculante, ambicioso y justo para después del primer periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, es un día menos para construir un mundo libre de un cambio climático de consecuencias catastróficas.

MÁS INFORMACIÓN




Visitantes conectados: 399