Acto de protesta contra la fabricación del Airbus A400M

Hoy, Sábado 20 de febrero, con el lema “PAN PARA HOY, GUERRAS Y HAMBRE PARA MAÑANA”, activistas de la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía, que agrupa a colectivos pacifistas, antimilitaristas, ecologistas y noviolentos, hemos decidido bloquear la puerta de acceso sur de la Planta de Ensamblaje del Avión Militar A400M de las instalaciones de Airbus Military en el Aeropuerto de San Pablo de Sevilla.

Nuestra red, nacida recientemente, pero que agrupa a personas que llevan bastantes años militando en sus respectivos colectivos, se concentra ante las puertas de Airbus Military para comenzar una campaña que se dirige a la conciencia de toda la sociedad y que pretende dar argumentos, tanto éticos como económicos, contra la fabricación del Airbus Military A400M, que supone un derroche ante tantas necesidades sociales pendientes, y un riesgo para el Medio Ambiente y la Paz de los pueblos.

Las personas y organizaciones que participamos en la RED R.A.N.A. denunciamos como la Unión Europea, el Gobierno y la Junta de Andalucía utilizan el dinero de los ciudadanos para el fomento de la industria militar: 20.000 millones de euros ha costado inicialmente este programa de la Agencia Europea de Defensa para construir 180 aviones destinados a los Ejércitos de 7 países de la UE, entre los que se encuentra España.

Ante la gravísima crisis que padecemos, que afecta fundamentalmente a las personas más desfavorecidas de la sociedad, las organizaciones pacifistas no podemos permanecer callados ante proyectos militaristas como el Airbus A400M. A pesar del chantaje que supone el argumento de que este avión implica mantener puestos de trabajo, defendemos que estas inversiones deben realizarse en economía en sectores más necesitados; además, estos aparatos están destinados a ser usados por ejércitos que con la escusa de defender la paz acabarán provocando “daños colaterales”, muerte y destrucción.

Los mismos que han generado la crisis son los que fabrican y venden armamento y mantienen a gran parte de la humanidad en la miseria.

Tres años de retraso en la construcción de este avión militar, han generado un sobrecoste de 7.500 millones de euros que EADS reclama. De los 100 millones que inicialmente costaba cada aparato pasa a costar 140; teniendo en cuenta que España había solicitado 27 aviones supondrá un coste aproximado de 3.780 millones de euros.

No hay dinero en tiempo de crisis para otro tipo de necesidades, pero parece que sí para la industria militar. Sin embargo ese dinero podría emplearse en mejorar la calidad educativa de nuestros centros escolares, o en mejorar la calidad de la atención sanitaria, cuyas carencias son conocidas y sufridas por la mayoría de la población.

Pero no, se prefiere invertir en industria para la guerra. Y es que los gastos militares para este año no se han recortado; destacamos los 36 millones de euros del carro de combate Leopard; o los 36 millones del Helicóptero de combate Tigre; o también los 176 millones del avión de combate Eurofighter. Además se camuflan en partidas del Ministerio de Industria para así no abultar el presupuesto del Ministerio de Defensa.

Además del coste económico, tanto la industria militar como los Ministros de Defensa que se reunirán el próximo 25 de Febrero en Palma de Mallorca, respaldan la idea de una escalada armamentística ante los conflictos. Y es que la UE que preside este año el Gobierno de España, según afirma en su Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD), promoverá la cooperación en materia de armamento e impulsará la creación del futuro Ejército Europeo, en alianza con los países aliados del Magreb que también participaran en la reunión informal.

En el año del centenario de la muerte de Tolstoi y recordando que un 20 de Febrero hace 21 años comenzó la Campaña de Insumisión al Servicio Militar y a la Prestación Social Sustitutoria, la Red RANA quiere subrayar un principio de la Noviolencia:es inmoral resistir a la violencia con más violencia. Como decía Gonzalo Arias, escritor y activista de la Noviolencia, “la Humanidad está obligada por razones éticas a renunciar al derecho a matar”. Y retomando el principio gandhiano de “no colaboración con el mal”, no sólo renunciamos al derecho a matar, también nos oponemos a la industria armamentística, porque cuando las bombas caen sobre la población indefensa, cuando las balas hieren a los niños, ¿cuántos han colaborado con el mal, cuántos han subido las bombas a los aviones, cuántos han fabricado las balas, cuántos han construido las naves que transportaban las tropas?

Desde muchas instituciones se promueve una falsa Paz y se defienden la guerra y la violencia como formas de defensa y resolución de los conflictos. Se habla ahora mucho en las escuelas de espacios de paz y culturas de paz y se sigue inculcando a los jóvenes que la paz se defiende con las armas, no importa que se empuñe un fusil o se viaje en aeronaves mortíferas como el Airbus A400M, que se fabrican con el objetivo de participar en guerras como las de Irak o Afganistán, conflicto respecto al cual pedimos el inmediato abandono de la participación española y auténticas políticas de cooperación que busquen la auténtica Paz, que no es la ausencia de tensiones, sino la práctica de la Justicia.

Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía

Ecologistas en Acción de Córdoba, Ritmos por la Resistencia Córdoba, Casa de la Paz de Sevilla (integrado por Mujeres de Negro, Redpaz, y Moc Sevilla-AA), Ecologistas en Acción de El Puerto de Santa María, Ahimsa de Vélez-Málaga, AAMOC-Grupo Pacifista Elaia de El Puerto de Santa María, Noviolencia Ahora de Jerez, ANDAD Madres contra la droga de El Puerto.




Visitantes conectados: 603