El Ayuntamiento de Murcia utiliza el lema Agua para Todos en el Día Mundial del Medio Ambiente

Desde hace unos años, el Ayuntamiento de Murcia viene sumándose a la celebración del 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente planificando diversas actividades y editando folletos y carteles en los que se da a conocer los “logros” del Ayuntamiento en materia ambiental. Este año, como “novedad”, los materiales de difusión incluyen el ya más que conocido lema “AGUA PARA TODOS”, aprovechando el título del primer informe de las Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo: Agua para todos, agua para la vida. Sin embargo, el Ayuntamiento de Murcia utiliza el título del informe de la UNESCO únicamente como eslogan, simplemente porque le ha venido de maravilla y hace de él una utilización interesada, sin divulgar en ningún momento los contenidos de dicho informe, el cual podría poner en cuestión modelos insostenibles como el que se lleva a cabo en el municipio de Murcia.

Por descontado, nadie se opone a que cualquier persona tenga acceso a este recurso que, de sobra es sabido, es imprescindible para la supervivencia de los seres vivos, al igual que nadie se manifiesta en contra de un “AIRE PARA TODOS” o de “COMIDA PARA TODOS”. La UNESCO con su informe pretende hacer un llamamiento a la sociedad para recordar que no todos los habitantes de la Tierra tienen acceso a agua potable.

Pero en la Región, tras este lema, se esconde toda una serie de actuaciones encaminadas a destinar agua, más que para TODOS, para TODO. Este eslogan fue el empleado en la campaña que se impulsó desde la administración para la construcción del trasvase desde el río Ebro, en la que entre otros argumentos alarmistas empleados, se dijo que nuestros hijos tendrían que emigrar porque carecerían de agua. Bajo éste y otros argumentos se convocó a la ciudadanía a defender el desarrollo de la Región y el futuro de sus hijos.

Y para sorpresa de la sociedad, tras la derogación de dicho trasvase y partiendo de los supuestos que hacían clamar el agua para todos, no sólo no se pusieron en marcha medidas y mecanismos encaminados al ahorro y adecuada gestión del agua a corto y largo plazo sino que cotidianamente vemos cómo el Ayuntamiento sigue dando permisos y modificando nuestra planificación urbanística para dar paso a nuevas urbanizaciones y campos de golf, con los requerimientos correspondientes del recurso hídrico que podrían estar destinados a fines más consecuentes con el desarrollo sostenible que tanto se promulga desde la administración.

¿Y por qué no, agua para las ranas?

Asistimos por tanto atónitos a la publicación de materiales de Educación Ambiental con el eslogan de “AGUA PARA TODOS...”, curiosamente con el mismo tipo de letra que nos recuerda a todos a la campaña del PP, con presupuestos públicos municipales pertenecientes al Programa de Educación Ambiental para la Población en General. Uno de los instrumentos de la Educación Ambiental es la información: conseguir una ciudadanía informada y crítica para poder participar activamente en la resolución de los problemas ambientales actuales y futuros, pero no desinformar o crear confusión. Ecologistas en Acción considera que el gasto que supone editar estos materiales podría estar destinado a programas y actuaciones de Educación Ambiental realmente eficaces para la sociedad como es el dar a conocer a la ciudadanía las herramientas con que cuenta para participar en la protección y mejora del medio ambiente.

Con el uso de este lema obsoleto no sólo se está lejos de llevar a cabo una Educación Ambiental de calidad sino que se intenta manipular a la ciudadanía utilizando su buena voluntad para defender todo un desarrollo insostenible. Gran parte de la sociedad murciana está siendo consciente de este intento de manipulación y de que los dichos van por un lado y los hechos por otro.