Muerte por hambre de un lince en Doñana

La muerte se ha producido al entrar el ejemplar de lince ibérico en uno de los cercados que se han instalado para la gestión de la especie en el proyecto Life-Lince.

Los cercados de más de dos metros de altura están diseñados para impedir la salida de los linces desde dentro. Según la información a la que hemos tenido acceso el lince habría entrado saltando el cercado desde afuera y se ha quedado encerrado lo que le ha provocado la muerte por hambre y sed.

Este ejemplar era el único macho autóctono de la Reserva Biológica de Doñana y estaba radio marcado con un collar por lo que es sangrante que ni siquiera el llevar collar haya servido para que el equipo de seguimiento se haya percatado de la situación del lince que lo ha conducido a una muerte lenta y totalmete evitable con sólo haber dejado abierto el cercado que no se estaba usando para el fin previsto de servir para la adaptación de individuos del programa de reintroducción.

El lince estaba en un estado de delgadez extrema y debía llevar varios días en el cercado porque se llega a apreciar el sendero que sobre la vegetación ha abierto de tanta vuleta como ha dado. La muerte de este ejemplar echa por tierra la campaña propagandística que esta semana ha emitido la Junta de Andalucía en relación con las buenas perspectivas de cría de la especie en Doñana.

Ecologistas en Acción califica de escandalosa esta muerte derivada directamente de la mala gestión de los artefactos que el proyecto life lince, con un presupuesto de 26 millones de euros, va dejando en el campo, sin la adecuada vigilancia y sin adoptar un mínimo de medidas de seguridad que eviten casos dramáticos como este.

Esperamos que igual que se alardea del éxito de las medidas adoptadas se asuman las responsabilidades derivadas de un cúmulo de negligencias que han acabado con uno de los escasos ejemplares de lince de Doñána impulsando un poco más a la especie a la extinción.




Visitantes conectados: 587