• La modificación de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad en el Congreso de los Diputados desprotege la biodiversidad española al permitir  la expansión de las especies exóticas invasoras.
  • Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España solicitarán al Gobierno español que recurra esta ley ante el Tribunal Constitucional.
  • Las exóticas invasoras son, junto la destrucción del hábitat, la principal causa mundial de la extinción de especies autóctonas, generando además graves impactos sociales y económicos.

Con los votos del Partido Popular, Ciudadanos, EAJ-PNV y PDeCAT, el Congreso de los Diputados ha aprobado una modificación irresponsable de la Ley 42/2007, del 13 de diciembre de 2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que supone un gravísimo retroceso al generar un marco normativo muy confuso y nada garantista para la conservación de la naturaleza. Dicha modificación, propuesta por el Grupo Parlamentario Popular cuando todavía estaba en el Gobierno, ha tenido como principal objetivo legalizar la liberación de especies exóticas invasoras para su utilización con fines de pesca y caza, pese al gravísimo impacto ambiental, social y económico que generan. Esta modificación marca un hito en la desprotección de la biodiversidad en España, ya que condiciona la conservación de la naturaleza a las exigencias económicas, sociales, culturales y recreativas dei la caza y la pesca, como si fuesen más importantes que el interés general y la defensa del medio ambiente.

Con esta modificación se incumple la Sentencia del Tribunal Supremo 637/2016, y los acuerdos internacionales que España asumió en la Convención sobre la Diversidad Biológica, así como la Estrategia Europea de Biodiversidad, que establecen la necesidad de frenar la introducción de especies invasoras. Se da también la espalda al amplio consenso científico en contra de esta modificación. Por último, se incumple la Constitución Española, que en su artículo 45 establece que “los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva”.

Durante toda la tramitación de esta Proposición de Ley, un centenar de organizaciones ecologistas y científicas, 600 científicos independientes y miles de personas en las redes sociales se han posicionado contra este proyecto de ley, pese a lo cual PP, Ciudadanos, PNV y PDeCAT han primado los intereses de un sector  frente al interés general, que es la defensa del medio ambiente para el conjunto de los ciudadanos. Las organizaciones entienden las implicaciones para algunas actividades económicas basadas actualmente en la explotación de especies invasoras, pero recuerdan que no se exige su eliminación inmediata y que es posible planificar una reconversión paulatina que minimice los impactos económicos para las familias afectadas.

Por todo ello, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF España anuncian que plantearán una cuestión de inconstitucionalidad en el incidente de ejecución de la Sentencia 637/2016 del Tribunal Supremo, y que reclamarán al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como a los partidos políticos que se han posicionado contra esta Proposición de Ley, que presenten recursos de inconstitucionalidad ante dicha ley.