El Ayuntamiento de Madrid ha cerrado la presa 9, conocida como la de los remeros, en el río Manzanares, en las proximidades del centro cultural Matadero. El cierre de la presa ha supuesto la subida del nivel del agua y la inundación de la zona que estaba regenerándose, con presencia de islotes de vegetación y fauna asociada. Ecologistas en Acción ha reclamado al Ayuntamiento de Madrid que abra la compuerta para evitar el daño ambiental que está generando. La organización agradece a la ciudadanía la reacción en defensa del proceso de renaturalización del río y en contra de su deterioro.

El cierre de la presa número 9, en el río Manzanares, tiene como objeto permitir que la Escuela de Remo Madrid Río pueda utilizar un kilómetro del río, desde este punto hasta la pasarela de Arganzuela. Al cerrar la compuerta, el nivel del agua ha subido y ha quedado inundada toda la zona. Previamente hubo que cortar la vegetación que se estaba desarrollando. Esta decisión está dañando la renaturalización del río, afectando a su funcionamiento como corredor ecológico y a la fauna instalada en ese tramo. Por ello, la organización considera que es necesario abrir de nuevo la presa para que siga fluyendo el agua y evitar que los daños sean irreversibles.

Además del impacto ambiental, la decisión municipal, ha suscitado una gran indignación social. Vecinas y vecinos de la zona están elevando sus protestas, tanto al Ayuntamiento como a Ecologistas en Acción, por el cierre de las compuertas. El hecho de imposibilitar, en su barrio, el disfrute del tramo renaturalizado del río está generando importantes críticas. Además se considera un agravio, en relación al resto de barrios donde no se ha interrumpido el proceso de regeneración del ecosistema fluvial. En ese sentido se están moviendo dos recogidas de firmas para lograr el mayor apoyo a la apertura de la presa, en Change.org y en Decide Madrid.

Sin duda, la recuperación del río Manzanares, a su paso por Madrid, está siendo un éxito ambiental pero también social. La población se ha reencontrado con su río y se ha identificado con un ecosistema olvidado y menospreciado. Por ello, Ecologistas en Acción ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid que busque, a la mayor brevedad, alternativas a los remeros del Manzanares para que puedan practicar su deporte en otros lugares (embalses, etc.).

En definitiva, por motivos tanto ambientales como sociales, es necesario que el Ayuntamiento de Madrid proceda lo antes posible a la reapertura de la presa número 9 del Manzanares. Sólo así el río podrá seguir fluyendo libremente y continuar su mejora ambiental para el uso y disfrute de la ciudadanía.