En Almadén se quiere instalar una planta de procesamiento de mercurio que generará graves impactos para la salud y el medio ambiente. Se acaba de abrir el plazo de alegaciones para dicha planta, que acumulará diversas sustancias peligrosas. Mientras, esta comarca de Ciudad Real soporta niveles muy elevados de contaminación por mercurio, sin que la Junta de Castilla-La Mancha o el Gobierno descontaminen sus suelos.

Leticia Baselga, Campaña Mercurio Cero 1. Francisco José Sarrión, Ecologistas en Acción de Ciudad Real. Dolores Romano. Responsable de políticas de sustancias químicas de Ecologistas en Acción. .

La empresa estatal Minas de Almadén y Arrayanes S.A. (Mayasa) proyecta instalar en Almadén, Ciudad Real, una planta de estabilización para el tratamiento y almacenamiento de mercurio metálico.

Ecologistas en Acción ha solicitado a las administraciones medidas para evitar que esa actividad agrave la ya elevada contaminación por mercurio de una comarca que más bien requiere una acción inmediata de recuperación de suelos 2 dado que durante veinte siglos, y hasta 2011, Almadén fue la mayor mina y centro de comercio de mercurio del mundo. En los siglos XVII y XVIII, en Almadén y Almadenejos llegaron a funcionar hasta dieciséis hornos de aludeles que quemaban el cinabrio al aire libre para obtener mercurio líquido.

Toxicidad del mercurio

El mercurio y sus compuestos son sumamente tóxicos para el sistema nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, los pulmones y los riñones. Pueden causar trastornos neurológicos y del comportamiento, con síntomas como temblores, insomnio, pérdida de memoria, efectos neuromusculares, cefalea o disfunciones cognitivas y motoras. La comunidad científica internacional lleva años advirtiendo de que su presencia contamina el planeta hasta un punto que supone un serio peligro para la salud humana y el medio ambiente 3.

Los más vulnerables a sus efectos son las mujeres embarazadas y los niños menores de 15 años porque el mercurio afecta al desarrollo del cerebro.

Contaminación de la planta

El procedimiento de estabilización proyectado es una patente desarrollada por la propia Mayasa y consiste en transformar mercurio metálico en sulfuro de mercurio con la adición de azufre, una reacción que desprende calor y vapor de mercurio. El mercurio a tratar podría ser, por ejemplo, el de las plantas de cloro-álcali desmanteladas en cualquier parte del mundo. El producto resultante son unos bloques estables, con clasificación de residuo peligroso, que deben llevarse a un vertedero de seguridad que no existe en Castilla-La Mancha.

La Autorización ambiental integrada de la planta acepta que el valor límite de emisión del mercurio sea de 2,3 miligramos por metros cúbicos normales (mg/Nm³) en los nueve primeros meses y después de 1 mg/Nm³. Por comparar con otras industrias que emiten mercurio, la industria del cemento tiene un valor límite de emisión máximo de 0,05 mg/m³ y en las grandes instalaciones de combustión es del orden de microgramos, mil veces menor que el propuesto para este proceso.

Planta de mercurio de Mayasa en Almadén. Foto Leticia Baselga.

Con un funcionamiento de 24 horas diarias, estos límites de emisión supondrían unas emisiones de medio kilo de mercurio diario, 168 kg al año, superiores a las que emite una gran central térmica (alrededor de 100 kg al año).

El proceso alcanza una temperatura (120 ºC) lo que podría dar lugar a la emisión a la atmósfera mercurio volatilizado, y también utiliza hidrocarburos. El sistema de filtrado de la planta propuesta por Mayasa no es suficiente para evitar o minimizar estas emisiones.

Contaminación existente

La grave contaminación de fondo que existe en la zona (la concentración natural de mercurio más grande del mundo en un área de unos 300 km2), la cercanía de cultivos y ganado a las instalaciones de tratamiento y la elevada toxicidad del mercurio hacen imprescindible limitar al mínimo la exposición de la población y el medio ambiente reduciendo todo lo posible las emisiones.

Ecologistas en Acción ha solicitado más información sobre los niveles de fondo actuales, las emisiones totales que generaría la planta y la cantidad, el contenido de mercurio y el destino final de los residuos sólidos y líquidos del proceso de estabilización.

Por otro lado, ha recordado que Mayasa tiene un largo historial de descontrol y pasividad ante la contaminación, como fue el intento de construir una planta de incineración que, a raíz de la movilización social, acabó en el desastroso almacenamiento al aire libre y sin ningún control de miles de toneladas de residuos extremadamente tóxicos procedentes de todo el mundo en los años 1980-1990 (Quinto del Hierro, embalse del Entredicho). Se ha pedido información sobre la situación actual de esos residuos y ha preguntado por los planes previstos para descontaminar los suelos.

Posibles soluciones

Ecologistas en Acción lleva años instando a Mayasa y al gobierno de Castilla-La Mancha a adoptar y poner en marcha cuanto antes las medidas correctoras oportunas para paliar, dentro de lo posible, la contaminación histórica de esta comarca. Varios estudios científicos (Universidad Autonoma de Madrid, Universidad Complutense, CIEMAT…) y la propia Mayasa coinciden en que la fitorremediación es la mejor solución para rehabilitar los suelos y mantener la actividad económica de la zona (berenjena, lenteja, garbanzo, altramuz) que pueden consumirse sin alcanzar los niveles máximos permitidos de ingesta de Hg.

La fitorremediación o fitorrecuperación del suelo se basa en el uso de plantas capaces de vivir en suelos con alta concentración de mercurio, de enmiendas al suelo y de técnicas agronómicas diseñadas para retener los contaminantes del suelo y disminuir o eliminar su toxicidad 4.

Condiciones de seguridad

Es importante garantizar que el mercurio que se ha utilizado a lo largo de la historia y en particular en las últimas décadas en las plantas de fabricación de cloro se recoge y almacena en las condiciones de máxima seguridad. La planta de tratamiento de residuos propuesta por Mayasa podría ayudar a gestionar los residuos de mercurio, pero debe garantizarse que se hace en condiciones de máxima seguridad para la población y el medio ambiente de la comarca.

Como la instalación proyectada continuará aumentando los niveles de contaminación de fondo y solo generará unos pocos puestos de trabajo, parece justo que, a cambio, la empresa estatal Mayasa y las autoridades de Castilla-La Mancha se comprometan a empezar a rehabilitar y descontaminar los suelos y el agua de la comarca de Almadén y Almadenejos. Un programa de rehabilitación serio, económicamente viable, que crearía más puestos de trabajo y ofrecería un futuro más sano y prometedor.

  1. www.zeromercury.org
  2. “Una década de monitorizaciones de Hg en Almadén, Almadenejos, El Entredicho y Las Cuevas detecta valores de hasta 20.000 ng/m³ (ATDSR: 200 ng/m³, OMS: 1000 ng/m³. La contaminación del Cerco de Almadenejos es alta o muy alta (…) y requiere una acción inmediata de recuperación de suelos (aislamiento o encapsulamiento)” Alba Martínez Coronado, tesis doctoral, 2012. Universidad de Oviedo.
  3. “Evaluación mundial del mercurio” (ONU, 2002) y “Estrategia comunitaria del mercurio” (UE, 20015)
  4. “Rehabilitación de suelos contaminados con mercurio: estrategias aplicables en el área de Almadén” (2007), R. Millán, R.O. Carpena , T. Schmid, M.J. Sierra, E. Moreno, J. Peñalosa , R. Gamarra , E. Esteban.