Noticias de la Ecomarcha 2018

Un verano más ponemos a punto nuestras bicis porque nos vamos de Ecomarcha. Se trata de recorrer y conocer territorios al ritmo pausado que nos da la bicicleta, compartiendo experiencias y conociendo luchas ecologistas y sociales. Este año pedalearemos del 14 al 28 de julio, apoyando a las gentes que en diferentes lugares se están enfrentando a los proyectos mineros que amenazan con herir sus territorios. Por eso empezaremos recorriendo el sureste de Madrid donde las canteras a cielo abierto ya suponen un importante daño ambiental desde hace años para más adelante visitar a las plataformas que en Ávila y Salamanca están defendiendo su tierra de estas amenazas.

Continuar

La Ecomarcha es un modo diferente de pasar las vacaciones. Tan solo necesitas una bicicleta, algo de equipaje (no mucho, plis), un poco de buen humor, ganas de pasarlo bien y ojos y oídos para aprender de todo lo que vayamos descubriendo. No hace falta tener una condición física especial ni ser un machaca del mundo de los pedales. Emociones de ese tipo hay que buscarlas en otros planes. La Ecomarcha está abierta a la participación de cualquiera y, con un poco de esfuerzo, puede participar toda la chavalería desde la infancia hasta la de más de  80 años.

Dormimos en el suelo comunitario que nos dejan en los pueblos por los que pasamos. Un colegio, un polideportivo, un frontón… Nos conformamos con poco: un lugar donde poner el saco, una ducha (que a veces es compartida) y un techo protector. La compañía del pelotón hace que no haya mejor suite. Comemos lo que podemos y nos apetezca. Un bocata, una cena opípara de viandas locales, unas latas que me pillo en la tienda local, unas raciones en el bar de la esquina.. Quizás en ocasiones, algún colectivo local nos ofrezca alguna comida popular que sirva para apoyar sus proyectos. No exageramos si decimos que de los mejores manjares conocidos se han probado en una Ecomarcha.

Este año, y debido al gran éxito de otros años, vamos a repetir las fiestas de habilidades donde cada una de nosotras podrá presentarnos su habilidad, cantar, bailar, tocar algún instrumento (el piano es muy grande para la furgo), recitar poemas, malabares, teatro, chistes, cuentacuento o sorprendernos con algo nuevo y novedoso.

Además como novedad, este año tendremos un par de comidas de traje (yo traje esto, ella trajo lo otro…) para compartir momentos de reflexión con el estómago lleno.

Recordamos que queremos una marcha segura por lo que no toleraremos ninguna falta de respeto ni agresiones machistas, racistas, homófobas, tránsfobas… Sabemos que no es lo habitual en la Ecomarcha pero este año como novedad habrá personas de referencia en caso de que sea necesario.

Durante la marcha circularemos en la medida de lo posible por caminos y pistas con poco tráfico. cuando lo hagamos por carrretera lo haremos en grupos de menos de 50 personas y siempre cumpliendo la normativa de tráfico vigente tanto individual como para grupos.


De Madrid a Ciudad Rodrigo contra la minería especulativa

Este año partiremos del corazón de la bestia, de Madrid, la mayor aglomeración urbana del Estado y por ello mayor consumidora de recursos y generadora de residuos y contaminación. Este será uno de los grandes contrastes de la ruta que tras salir de esta gran urbe circulará por comarcas amenazadas por un grave problema, la despoblación que es muy común a múltiples zonas rurales sobre todo del interior de la Península, así que la marcha nos servirá para ir observando las consecuencias ecológicas y sociales de esta mala distribución demográfica.

Empezaremos dándonos una vuelta por el sureste de Madrid, el rincón más degradado de la Comunidad donde se asientan muchos de los grandes vertederos de residuos de la misma y numerosas minas a cielo abierto. Así podremos hacernos una idea real de cuál es el gris futuro que le espera a esas comarcas amenazadas por proyectos de minería, si llegaran a realizarse. También en el sureste veremos la otra cara de moneda, proyectos muy valiosos como Garaldea dentro del valle del Tajuña, espacio con interesantes características ambientales, que pide ser protegido, y cuna de varios proyectos agroecológicos que dan de comer a la capital.

Volveremos a rodear la capital para encaminarnos a la sierra del Guadarrama, una joya natural que comparten Madrid y Segovia y que pese a su masificación y su explotación urbanística sigue manteniendo importantes valores que han merecido la declaración de Parque Nacional. Sin embargo denunciaremos como en el modelo de gestión del Parque prevalecen más los intereses comerciales y recreativos que los de conservación.

Entraremos en Castilla y León por Segovia donde reivindicaremos el tren regional ante las prisas y la destrucción del AVE y volveremos a pedir que nos dejen subir las bicis en el tren. De Segovia iremos a Ávila, provincia en la que existen tres proyectos de minas de feldespato ante los que se han organizado sus gentes que nos recibirán en las sierras de Yemas y de Ávila y en el valle del Corneja.

Seguiremos nuestro recorrido por la, esperamos fresca, cara norte del sistema central por la provincia de Salamanca donde nos contarán sus problemáticas con las macrogranjas y como se puede convivir con el  lobo. También nos vendrán a visitar las voces reivindicativas de otras provincias vecinas afectadas por proyectos de minería, en este caso del litio, como son Cáceres y Zamora. Así llegaremos a Retortillo con sus aguas termales  a orillas del bello río Yeltes donde también llevan años luchando contra otro proyecto minero, en este caso más grave si cabe por el riesgo nuclear que supone el uranio.

Terminaremos estas dos semanas de pedaleo tranquilo, gustoso y reivindicativo en Ciudad Rodrigo donde podremos darnos un chapuzón en el río Águeda y celebrar el fin de la Ecomarcha 2018 cantando bien alto: “pueblos con vida y no con minas” y “no a la mina, sí a la vida”

Equipamiento recomendable:

En general, os recomendamos venir con poco peso. La ropa la podemos lavar (necesitaréis, pues, jabón) y la comida, cuando no hagamos comidas populares, la podéis comprar en los pueblos y ciudades por donde pasemos, donde, en muchos casos, habrá tiendas, bares y restaurantes.

Contamos con una furgoneta de apoyo cuya principal misión es llevar los materiales necesarios para la organización y darnos cobertura en caso de cualquier imprevisto. También puede servirnos de desahogo para dejar algo de equipaje, sobre todo a las personas con menor experiencia en la bici. Por eso es mejor que minimicemos la cantidad de equipaje. Solo llevaremos una alforja o mochila de pequeñas dimensiones por persona en la furgoneta, tratad de dejad lo más pesado y  organizaros para llevar lo que necesitéis durante cada etapa en vuestra bici, porque la furgo solo se abrirá antes de salir y a la llegada a destino. ¡Que somos muchas! Tened en cuenta que si la furgoneta sufriera una avería deberíamos ser capaces de portar en la bici con todo nuestro equipaje.

BICICLETA PUESTA A PUNTO: Aunque casi todo el recorrido será por vías interurbanas, siempre que podamos pedalearemos por caminos no asfaltados, por lo que es mejor traer una de montaña o híbrida. La puesta a punto es muy importante ya que va a ser nuestro medio de transporte durante estos días y además vamos a pasar por pueblos muy pequeños que posiblemente no tengan talleres de bicicletas cercanos.

IMPRESCINDIBLE MIENTRAS PEDALEAMOS:

PARA LA BICI:

Obligatorio según el Código de Circulación para vías interurbanas (prácticamente todo el trayecto).
●       Casco (obligatorio en todo caso los menores de 16 años). Obligatorio tanto en vías urbanas como interurbanas.
●       Luces frontal y trasera.
●       El timbre (también necesario en las acciones).

En las alforjas mientras pedaleamos:
●       Bomba de aire.
●       2 Cámaras de repuesto (¡que coincida con la medida de vuestras ruedas y la boca de la válvula, que a  veces nos despistamos, jeje!).
●       Desmontadores, pegamento y parches (para reparar pinchazos).
●       Candado por si dejamos las bicis en pueblos o ciudades.
●       Parrilla y alforjas para llevar todo. Pulpo para sujetar a la bici.
●       Bridas y pulpos que siempre vienen bien para sujetar muchas cosas.

PARA NOSOTRES:

● Casco
● Guantes (por eso de cuidar las manicas).
● Gafas de sol (¡y los ojos ni te cuento!).
● Pañoleta, gorra o lo que os guste para protegeros del sol
● Protección solar (mejor sin contaminantes hormonales y parabenos).
● Chubasquero o impermeable (puede sernos de utilidad si nos cae una tormenta de verano, que puede haberlas)
● Alguna prenda de abrigo: ojo que durante buena parte de la marcha recorreremos zonas de sierra a más de 1000 metros y allí las noches suelen ser fresquitas, lo cual agradeceremos, pero que no nos pillen sin pertrechar.
● Botellín, cantimplora o bidón para agua. (La hidratación es imprescindible mientras hacemos ejercicio ¡y más en verano!)
● Frutos secos, barritas energéticas, chocolate… Pedalear consume energía.

COMIDAS:
– Plato, taza, navaja y cubiertos. Importante para las comidas populares.

Si vais a cocinar, lo que necesitéis (trangia, camping-gaz, cazuela…)

CUIDADOS:
● Tiritas para rozaduras o lo que veáis que podéis necesitar de botiquín (en la furgo de apoyo llevaremos cosicas).
● Aftersun. Crema para rozaduras.
● Algo para los mosquitos: mosquitera o repelentes (mejor los que solo contienen citronela como principio activo)

NOCHES Y ASEO:
● Saco de dormir liviano.
● Esterilla o colchoneta fina hinchable.
● Toalla, mejor poco pesada, o pareo.
● Lo que uséis para el aseo personal: jabón, cuchillas, mooncup, papel higiénico,… mejor en tamaños pequeños o semillenos para que no pesen mucho.
● Recomendamos que se usen bolsas de tela, que además de ecológicas, no hacen ruido durante la noche.
● Tapones para lo oídos
● Un ladrón de enchufes (con tanto móvil siempre falta donde cargarlos)

ROPA
● Culotte y camiseta transpirable (si es de bici mejor). Os regalaremos también una preciosa camiseta en algodón ecológico.
● Traje de baño.
● Zapatillas adecuadas para pedalear y otro calzado para después. Las sandalias de “treking” pueden valer para las dos y así evitais llevar dos.
● Una muda para ir por los pueblos: camisetas y pantalón.
● Un jersey o sudadera (las noches de la meseta son fresquitas).
● Mudas
● Chanclas para las duchas y piscinas.

Viernes 13 julio 2018: recibimiento en Madrid

Horario previsto:

A partir de las 17:00: recibimiento en EVA (Espacio Vecinal Arganzuela; plaza de Legazpi 7)

19:00 Salida hacia la Bicifestación
19:30 Inicio de la Bicifestación en Plaza Elíptica
21:00 Fin de la Bicifestación en la Puerta del Sol
21:30 Cena popular de bienvenida en el EVA

Dormimos: EVA (Plaza de Lagazpi, 7)

Cómo llegar al EVA:
–    En metro: Estación de Legazpi (líneas 3 y 6)
–    En Cercanías: estación de Delicias (1,5 km)
–    En bici:
•    desde Renfe Atocha (2,5 km)
•    desde Estación buses Méndez Álvaro (3 km por el Parque Tierno Galván)


Sábado 14 de julio 2018: Madrid-Garaldea (45 km)

Horario previsto:

7:30 Explicación de la renaturalización del río Manzanares y Salida de Madrid
10:00 Paso por la Marañosa (km 18)
11:00 Parada en San Martín de la Vega (km 25): explicación problemática de la zona
12:00 Paso por Titulcia
12:30 Llegada a Garaldea
18:00 Asamblea bienvenida Ecomarcha
19:30 Presentación del proyecto Garaldea
20:00 Explicación del Valle del Tajuña (Parque Regional, proyectos de la zona)
21:00 Cena popular y fiesta de bienvenida

Dormimos: Garaldea (finca el Batán; carretera M-404 km 49,900)

Cómo llegar a Garaldea:
•    en tren: estación de Cercanías de Ciempozuelos (línea C4: Madrid-Aranjuez) a 8 km pasando por Titulcia

Nota importante: Garaldea es un proyecto que surge de un centro de tratamiento  para personas con adicciones por ello está prohibido beber alcohol y consumir cualquier tipo de sustancia estupefaciente en sus instalaciones. Seremos muy rigurosos con el cumplimiento de esta condición.

Mapa y perfil de la ruta:  https://www.openrunner.com/r/8848698


Domingo 15 de julio 2018: Garaldea-Rivas Vaciamadrid (40 km)

Horario previsto:

7:30 Salida
9:00 Visita a los restos de la batalla del Jarama (km 15)
10:00 Parada en la cementera Portland Valderribas (km 18): explicación de la situación de las canteras del sureste y denuncia de la incineración de residuos.
11:30 Visita a la laguna del aceite (km 35)
12:30 Llegada a Rivas
19:30 Presentación del informe: “Caminar sobre el abismo de los límites” por Luis González Reyes en el Polideportivo Cerro del Telégrafo

Dormimos: Polideportivo Cerro del Telégrafo

Cómo llegar a Rivas:
•    En metro: estación Rivas Urbanizaciones (línea 9)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8765486


Lunes 16 de julio 2018: Rivas Vaciamadrid-Soto del Real (70 km)

Horario previsto:

7:30 Salida
8:00 Explicación de los desarrollos urbanísticos del sureste (km 6)
9:00 Protesta contra el rescate de las radiales (M-45 y R-3) (km 15)
9:45 Reivindicación de una pasarela peatonal y ciclista a Coslada (km 20)
11:30 Explicación de la Operación Chamartín (km 35)
12:30 Llegada a la Universidad Autónoma (km 42)
14:00 Comida de traje y debates ecofeministas
18:00 Salida hacia Tres Cantos
20:30 Llegada a Soto del Real

Para las personas que no quieran hacer la etapa entera existe la posibilidad de coger el tren entre la Universidad Autónoma y Colmenar Viejo.

Dormimos: CEIP Chozas de la Sierra, Av. de las Islas, s.n. (Soto del Real)

Cómo llegar a Soto del Real:
•    En tren: estación de Colmenar Viejo (línea C4: Madrid-Colmenar Viejo) a 15 km
•    En bus interurbano desde Madrid (Pza. Castilla; líneas 724, 725, 726)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8813304


Martes 17 de julio 2018: Soto del Real-Moralzarzal (30 km)

Horario actividades:

9:00 Visita a proyectos medioambientales en Soto del Real
9:30 Salida de Soto del Real
10:30 Paso por Manzanares el Real (km 12)
11:30 Reivindicación de la colada de El Boalo a Cerceda (km 23)
13:00 Llegada a Moralzarzal
18:00 Asamblea
19:30 Charla sobre el Parque Nacional del Guadarrama
Dormimos: Polideportivo de la Ciudad Deportiva Navafría, c/Cañadas 50, Moralzarzal

Cómo llegar a Moralzarzal:
•    En tren: 8 km desde la estación de  Villalba (líneas C3, C8 y C10)
•    En bus interurbano desde Madrid (Pza. Castilla; línea671)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8813336


Miércoles 18 de julio 2018: Moralzarzal-Segovia (55 km)

Horario actividades:

8:00 Salida de Moralzarzal
9:00 Homenaje a Mariano González en la Barranca (km 12)
11:00 Puerto de Navacerrada: reivindicación Parque Nacional (km 21)
12:00 La Granja de San Ildefonso (comida y baño) (km 38)
17:30 Salida hacia Segovia
18:30 Visita a la estación del AVE de Segovia (km 48)
19:30 Acción Renfe Segovia (defensa de la línea regional y las bicis al tren) (km 52)
20:00 Lectura del manifiesto en la Plaza del Azoguejo (acueducto)

Las personas que vayan en tren hasta Segovia tendrán que estar en la estación de tren de Cercedilla para coger el tren a las 12:30, llegando a Segovia a las 13:12 desde allí serán guiadas a La Granja para comer y continuar la etapa con el resto del grupo.

Dormimos: Pabellón Pedro Delgado; C/ Dámaso Alonso s.n.

Cómo llegar a Segovia:
•    En tren: línea regional desde Madrid (3 trenes al día); también hay AVE y largo recorrido a la estación Segovia Guiomar (a 5 km del centro) desde Madrid, Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi pero solo se pueden llevar las bicis con las dimensiones de equipaje normal.
•    En bus: desde Madrid (La Sepulvedana; 1 cada hora aprox.)
desde Valladolid (Linecar; 1 cada hora aprox.)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8813466


Jueves 19 de julio 2018: Segovia-El Espinar (35 km)

Horario actividades:

9:00  Salida de Segovia
10:00 Parada en el Palacio de Riofrío (km 10)
10:30 Visita al proyecto de ganadería ecológica Braman (La Losa) (km13)
11:30 Denuncia de Bezoya (Ortigosa del Monte) (km 15)
12:30 Explicación urbanística en Los Ángeles de San Rafael (km 25)
13:30 Llegada a El Espinar
14:00 Llegada a San Rafael
18:00 Asamblea interna
19:30 Debate sobre la intermodalidad en el transporte y Explicación de la problemática ambiental del Campo Azálvaro en el Centro Cultural (Pº de las Peñitas, s.n.)

Dormimos: Polideportivo de El Espinar; C/ Ramón y Cajal s.n.

Cómo llegar a San Rafael/El Espinar:
•    En tren: estación San Rafael (línea regional Madrid-Segovia; 3 trenes al día)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8729327


Viernes 20 de julio 2018: El Espinar-Ávila (45 km)

Horario Actividades:

9:00 Salida
10:30 Visita opcional a la cantera de Aldeavieja
11:30 Parada técnica en Urraca Miguel
13:30 Llegada a Ávila
19:00 Asamblea interna
22:00 Fiesta de habilidades

Dormimos: albergue y salón parroquial San Antonio (plaza de San Antonio, 1)

Cómo llegar a Ávila:
•    En tren: Media Distancia desde Madrid (más de 10 al día), desde Salamanca (5 al día), Valladolid o Palencia (7 al día); Vitoria (3 al día); León (2 al día) o Irún-Donosti (2 al día)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8753236


Sábado 21 de julio 2018: Jornada de descanso en Ávila

12:00 Charla sobre Minería especulativa por Elena Solís en el Auditorio San Francisco (C/ Valladolid, s.n.)
19:00 Bicicletada por Ávila

Dormimos: albergue y salón parroquial San Antonio (plaza de San Antonio, 1)


Domingo 22 de julio 2018: Ávila-Solosancho (45 km)

Horario Actividades.

8:30 Salida de Ávila
9:30 Recibimiento en la Aldea del Rey Niño (km 12) por parte de la plataforma Sierra de Yemas y explicación de la problemática minera
10:00 Paso por Gemuño (km 16)
10:30 Avituallamiento en Mironcillo (km 21)
11:00 Paso por Riofrío (km 25) (avituallamiento)
11:30 Visita a Cabañas (km 29) (zona afectada por la mina)
13:30 Llegada a Sotalvo (km 40): comida, descanso y posibilidad de baño
17:30 Asamblea interna
19:00 Salida hacia  Solosancho
19:30 Llegada a Solosancho (km46)
21:00 Cena de traje y debates ecofeministas

Dormimos: Colegio Público Ulaca; carretera a Villaviciosa s.n. (Solosancho)

Cómo llegar a Solosancho:
–  en tren a Ávila (ver cómo llegar a Ávila) a 20 km
–  en bus: 2 al día desde Ávila (empresa Muñoz). 2 al día de Madrid a Muñogalindo (empresa CEVESA, no permite bicis en fin de semana)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8823325


Lunes 23 de julio 2018: Solosancho-Cillán (35 km)

Horario Actividades:

9:00 Salida de Solosancho
9:15 Explicación de la problemática de contaminación del acuífero del Valle Amblés en el Puente Cobos (km 3)
10:00 Parada técnica en Muñogalindo (km 8)
11:30 Explicación de la problemática minera de la sierra de Ávila en Sanchicorto (km 15)
12:30 Paso por Sanchorreja (km 22)
13:00 Parada en la Venta del Hambre (km 25): explicación sobre cañadas reales, vías pecuarias
13:30 Paso por Chamartín (km 30)
14:00 Llegada a Cillán
19:00 Charla sobre despoblación rural
21:00 Cena popular: por la plataforma Sierra de Ávila

Dormimos: polideportivo municipal del Cillán

Cómo llegar a Cillán:
* en tren a Ávila (ver cómo llegar a Ávila) a 30 km
* en bus: hay 3 bus a la semana desde Ávila (circula los martes)  (Empresa Muñoz Travel)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8758992


Martes 24 de julio 2018: Cillán-Piedrahíta (52 km)

Horario Actividades:

8:30 Salida de Cillán
10:00 Paso por San Juan del Olmo (km 14)
10:45 Paso por Vadillo de la Sierra (km 22)
11:30 Paso por Villanueva del Campillo (km 29)
12:30 Paso por Tórtoles (km 37)
13:00 Recibimiento en Bonilla de la Sierra (km 41) por parte de la plataforma Valle del Corneja, explicación de la problemática minera y pequeña visita guiada por el pueblo.
18:00 Salida hacia Piedrahíta
19:00 Llegada a Piedrahíta (km 52) Foto con la pancarta y lectura del manifiesto

Dormimos: I.E.S. Gredos de Piedrahíta; carretera a Pesquera, s.n. (Piedrahíta)
Las personas que hayan reservado dormirán en el albergue de la Ermita de la Vega a 2 km del centro de Piedrahíta por la salida de la siguiente etapa.

Cómo llegar a Piedrahíta:
* en bus: 2 al día desde Madrid y 3 al día desde Ávila (CEVESA)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8763105


Miércoles 25 de julio 2018: Piedrahíta-Guijuelo (45 km)

Horario Actividades:

8:45 Salida de Piedrahíta
9:00 Explicación de los proyectos turísticos de la Junta de Castilla y León en Gredos y su fuerte impacto ambiental (en la Ermita de la Vega)
10:30 Visita al horno ecológico El Zorzal en Malpartida de Corneja (km 7)
12:00 Explicación de la problemática de las macrogranjas en Bercimuelle (km 22)
13:30 Llegada a Guijuelo (km 41)
19:00 Charla sobre la minería de litio: proyectos en Cáceres y Fermoselle (Zamora)

Dormimos: polideportivo de Guijuelo

Cómo llegar a Guijuelo:
*  en bus: 1 al día desde Madrid (CEVESA)
desde Salamanca (cada 3 horas) (Moga) trayecto vía de la Plata (Asturias-Sevilla) 3 al día (ALSA)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8763628


Jueves 26 de julio 2018: Guijuelo-Tamames (45 km)

Horario Actividades:

9:00 Salida de Guijuelo
11:00 Parada en Linares de Riofrío (km 24): taller sobre el lobo
13:30 Llegada a Tamames
18:00 Asamblea interna
19:30 Charla sobre el proyecto de mina de uranio en Retortillo

Dormimos: polideportivo municipal Martín Fiz; carretera de Salamanca

Cómo llegar o volver de Tamames:
* en bus: 2 al día desde Salamanca (autocares J. Cristeto)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8763654


Viernes 27 de julio 2018: Tamames-Villares de Yeltes (45 km)

Horario Actividades:

9:00 Salida de Tamames
11:00 Parada técnica en la Fuente de San Esteban (km 22)
12:30 Visita a la zona amenazada por la mina de Retortillo (km 31)
14:00 Comida en la zona del río Yeltes en Retortillo
18:00 salida hacia Villares
18:30 Visita a la vía  de tren abandonada y explicación del proyecto de vía verde
19:30 Llegada a Villares de Yeltes (km 41)
21:00 Cena popular por la asociación ASDECOBA

Dormimos: Antiguas escuelas; carretera de Boada

Cómo llegar o volver de Villares de Yeltes:
* en bus: a Boada (11 km) desde Salamanca (1 al día los días de diario)
a Fuente de San Esteban (16 km) desde Salamanca (cada hora) (El Pilar)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8763709


Sábado 28 de julio 2018: Villares de Yeltes-Ciudad Rodrigo (45 km)

Horario Actividades:

9:00 Salida de Villares
10:00 Paso por Boada (km 11)
10:30 Paso por Martín de Yeltes (km 16)
13:00 Llegada a Ciudad Rodrigo
19:00 Asamblea
22:00 Fiesta fin de Ecomarcha

Dormimos: Polideportivo Municipal Ciudad Rodrigo; c/ Góngora s.n.

Cómo volver desde Ciudad Rodrigo: Para facilitar el regreso alquilaremos un autobús que volverá a Madrid con parada en Ávila. La salida de Ciudad Rodrigo se realizará en torno a las 12:00 y la llegada a Ávila y Madrid en función del tráfico, estimándose el trayecto en 2 horas a Ávila y 3 a Madrid.

Si decides volver por tu cuenta tienes las siguientes posibilidades:
* en tren: el Tren Hotel Lusitania pasa a las 3:59 por Ciudad Rodrigo con destino Madrid (un ramal) e Irún (el otro)
* en bus: a Salamanca cada hora (Ouibus)

Mapa y perfil de la ruta https://www.openrunner.com/r/8823552

[Triptico] Ecomarcha 2018

No a la Mina y Sí a la Vida

Como cada verano el pelotón ciclista de Ecologistas en Acción se pone en Ecomarcha. Tras ocho años, hemos aprendido muchas cosas. Que la riqueza está en la diversidad de las personas de este grupo, que somos fuertes en el momento en el que unimos nuestras voces y que, a pesar del calor, la lluvia o el cansancio, seguimos adelante. Este pelotón es fuente de energía.

Esto no es una carrera ni una competición. Compartimos buenos momentos, suelos de pabellones que hacen de dormitorio, comidas, risas… pero sobre todo compartimos el mensaje de que este planeta se defiende con cada pedalada. Agradecidas por este encuentro, pero conscientes de ser necesarias porque el planeta no puede esperar.

En esta edición vamos desde Madrid a Ciudad Rodrigo para visualizar el ‘boom’ de la minería en España que amenaza el medio natural, nuestros pueblos y ciudades. Hasta la fecha el ámbito preferido para estas ofensivas predadoras eran los países empobrecidos, pero esta minería ha encontrado en España un nuevo campo de actuación. Se trata una amenaza ambiental de enorme magnitud, que podría suponer la destrucción en los próximos años de decenas de miles de hectáreas de gran valor natural a lo largo de una buena parte de nuestra geografía. La explotación de las minas a cielo abierto es más barata que las subterráneas pero el impacto ambiental y social de las mismas es mucho mayor debido a la contaminación del aire y de los acuíferos.

La expansión de proyectos mineros en nuestro territorio está fomentada por la Unión Europea y las distintas administraciones españolas. En el caso de Castilla y León, comunidad por la que pedalearemos durante 10 etapas, el desarrollo de proyectos mineros se ve favorecido por la despoblación y los intereses de un Gobierno autonómico dirigido por un partido político que lleva más de treinta años en el poder. Prueba de ello es la aprobación el año pasado por parte de la Junta de una Estrategia de Recursos Minerales que promueve el desarrollo de la minería en la región.

Además de los problemas mineros, durante la Ecomarcha 2018 prestaremos, como siempre, mucha atención a lo que encontremos a nuestro paso. Empezamos nuestra ruta en Madrid, una zona metropolitana donde se concentran más de cinco millones de personas, muchas de ellas procedentes de las tierras que la rodean, hoy en riesgo de quedarse despobladas. Esa tremenda concentración supone un excesivo consumo de recursos y una brutal generación de residuos de todo tipo, como los gases emitidos por el tráfico que envenenan su aire. Por eso empezamos pedaleando por la ciudad contra la contaminación y por la calidad del aire y también celebrando logros como la renaturalización del río Manzanares.

La mayoría de los residuos de esta gran urbe van a parar a las incineradoras del sureste de la región, que además ha quedado herido por numerosas canteras y graveras. Iremos por este rincón poco conocido de la Comunidad de Madrid para disfrutar de los valores que todavía conservan las vegas de los ríos Tajuña y Jarama y los páramos que las separan y ver los destrozos que produce la minería a cielo abierto que pretendemos que no se extienda por otras regiones.

Del sureste a la Sierra de Guadarrama, espacio natural simbólico, muy preciado y conocido entre Madrid y Segovia. En ella se dan paisajes de alta y media montaña, lagunas glaciares, extensos pinares, frondosas fresnedas y melojares y estrechos y profundos ríos de aguas limpias. Especies emblemáticas como el águila imperial, la cigüeña negra, el buitre negro o el lobo encuentran un hábitat de calidad para vivir. Sin embargo y paradójicamente, con la declaración de la Sierra como Parque Nacional, sus valores se encuentran más amenazados que nunca, ya que sus gestores políticos están más interesados en su masificación y en facilitar negocios privados ajenos a la conservación.

Cruzaremos Ávila por las sierras de Ávila y Yemas y por el valle del Corneja donde nos encontraremos con el tesón en la lucha de sus gentes que se oponen a los proyectos mineros que allí se están promoviendo. Estos proyectos tienen mucho que ver con la especulación en la que se mueve el mundo de la minería y, si finalmente vieran la luz, supondrían un desastre medioambiental considerable. Sin embargo, un rayo de esperanza se ha abierto para las gentes de esta provincia al haberse aprobado una Declaración de Impacto Ambiental negativa para la Sierra de Ávila.

Terminaremos atravesando la provincia de Salamanca casi hasta la frontera con Portugal donde la empresa Berkeley tiene intención de abrir distintas minas de uranio a cielo abierto. La minería de uranio es muy contaminante y de altísimo impacto ambiental. El proyecto más avanzado está situado en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, pero existen otros en diferentes etapas de tramitación. Además de la mina a cielo abierto, en Retortillo se pretende construir una planta de concentrados de uranio y depósito de residuos radiactivos que afectaría a 2.500 hectáreas protegidas, incluyendo el cauce del río Yeltes.

Por todo ello gritaremos bien alto desde nuestras bicicletas contra los proyectos de Ávila, Salamanca y todos los que están proliferando a lo largo y ancho del Estado: “No a la Mina y Sí a la Vida”.

Bicidiario

Primer fin de semana al pedal: desde el corazón de la bestia

El viernes 13, sin hacer caso a ningún tipo de supersticiones, nos subimos en nuestras bicicletas para comenzar la #Ecomarcha2018. El pistoletazo de salida ha sido en Madrid, cosa poco habitual, pues en las siete ediciones anteriores hemos frecuentado muy poco las grandes ciudades. Comenzamos en el río Manzanares, para ver en primera persona el proyecto de renaturalización del río. Este río, nos cuentan, hasta hace bien poco era un canal con aguas estancadas y sin vida. Algo que sorprende pues ahora su flora y fauna rebosan dando una gran bocanada de oxígeno entre las grandes construcciones y el tráfico denso. No obstante, el proyecto no está completo y se ha cerrado la presa número 9 con el objetivo de que ahí se realice una actividad de piragüismo. Es un río, no es un canal, decimos, así que nos hemos concentrado con más de doscientas personas para pedir al Ayuntamiento de Madrid la apertura de esa presa.

Tras una primera noche en familia y mientras va llegando el resto del pelotón, nos hemos dirigido a nuestra primera parada, Perales de Río y el Parque Regional del Sureste. El lema #SíALaVidaNoALaMina de esta ecomarcha no se ha hecho esperar, y en esos lugares hemos visto los problemas que causa la minería de la extracción de gravas. En el Parque Regional del Sureste hay unas 100 lagunas que tienen su origen en extracciones de gravas y toda la vega del Jarama está alterada por su extracción durante los últimos 40 o 50 años. También hemos estado en San Martín de la Vega hablando de la gravera del Jarama en el paraje de las Arriadas, en Ciempozuelos, una explotación muy polémica (por denuncias de distinta naturaleza) que además ha cortado una vía pecuaria: el cordel de los manchegos. Un ejemplo claro de cómo la minería tiene efectos directos en el territorio, sino también tiene efectos sobre el patrimonio público.

De San Martín, hemos ido en pelotón tranquilo hasta Garaldea, donde hemos descansado y hemos escuchado dos charlas. La primera, sobre el proyecto de protección propuesto por diferentes colectivos ecologistas para que el valle del Tajuña se reconozca como parque regional. En la segunda nos han presentado Garaldea, un proyecto ubicado en la gran riqueza natural del valle de Tajuña, de estructura rural y con enormes posibilidades de desarrollo. Garaldea, un ejemplo real, tangible y vivo de que otro desarrollo es posible.

Domingo 15 de julio. Minas, cementeras y lagunas de aceite

Nos hemos despertado con energía. Al fin y al cabo, es el segundo día y en Garaldea hemos dormido al fresco y muy a gusto. Hemos pasado el domingo recorriendo la Vega Baja del Jarama por cortados de los cerros del Pingarrón, viendo algunos de los efectos de las canteras de calizas que existen en la Comunidad de Madrid: un enorme hueco que ha alterado una zona preciosa de bosque mediterráneo.

Al llegar a Morata de Tajuña, su asociación de vecinas y vecinos nos ha contado los problemas creados por la cementera de Portland Valderribas. Resulta que en esta cementera, la más grande de España, se están incinerando residuos urbanos y neumáticos, provocando graves problemas de contaminación en las poblaciones locales. Y eso que existen sentencias que no permiten el uso que se sigue dando a la cementera.

Para rematar el día hemos pedaleado hacia la ‘laguna del aceite’ de Arganda, donde hemos exigido la limpieza de los 50.000 m3 de lodos tóxicos en el Parque Regional del Sureste. Aunque existe un proyecto de restauración y limpieza, está yendo lento y con unos costes económicos muy altos. Como alternativa a la quema de residuos valorada en ocho millones seiscientos mil euros, desde los colectivos ecologistas hemos aportado ideas de soluciones más económicas y sostenibles. Porque sí se puede.

Lunes 16 de julio. Nos despedimos de la ciudad

Hoy el despertador ha sonado temprano, que se trataba de una etapa larga. Como seguíamos por Madrid, ha sido obligado hablar de dos de sus grandes problemas: el urbanismo y el transporte. Pues allí que hemos ido, madrugadoras, a ver primero los desarrollos urbanísticos planteados en el Sureste de la ciudad, donde se pretende hacer una zona urbana en la que quepa una población equivalente a la de Bilbao. Se dice pronto. Un plan que está parado por la crisis y al que el Gobierno de Ahora Madrid, de momento, no le ha dado solución.

A media mañana nos hemos ido a por las radiales, carreteras y los coches. En un puente de carretera nos hemos plantado para exigir menos coches, menos CO2 y menos carreteras. No es broma: el Estado español tiene el récord de más kilómetros de autopista y autovías de Europa, y en el mundo tercer puesto, después de Estados Unidos y China.

La ruta ha seguido por el anillo ciclista desde el que hemos llegado al Norte de la ciudad, a conocer la operación Chamartín, la guinda del pastel. Aquí nos hemos detenido un rato para conocer los detalles de este megaplan urbanístico impulsado por los anteriores gobiernos del PP y que, en contra de lo que estableció en su programa electoral, el Gobierno de Ahora Madrid pretende sacar adelante. Un plan que construirá miles de viviendas y oficinas nuevas cuya necesidad no está justificada, que profundizará en las diferencias Norte-Sur de la ciudad de Madrid y que tiene un impacto medioambiental más que considerable. A la persona curiosa que esté leyendo estas líneas, le recomendamos leer las publicaciones que Ecologistas en Acción tiene al respecto, o escuchar, por ejemplo, esta charla ofrecida por Maria Ángeles Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción de Madrid.

Cansadas ya de la gran ciudad, hemos seguido pedalendo rumbo Norte. Rodar por el carril bici, ver la sierra, camino a Soto de Real, ha sido un momento más que placentero. Estar más cerca de la montaña, de la naturaleza y del mundo rural nos ha traído una sensación de gustosa libertad.

Martes 17 de julio. Luchas y algunos éxitos ecologistas

En la Ecomarcha no solo presenciamos desastres ambientales provocados por nuestro modelo de desarrollo. En muchas ocasiones también visitamos proyectos encaminados a la sostenibilidad y luchas ecologistas que han dado su fruto. Es el caso de la etapa de hoy, una etapa bonita, no muy larga y que ha supuesto un chute de energía.

Para empezar, al salir de Soto del Real, su concejal de Medioambiente nos ha llevado a ver algunos de los proyectos ambientales que el Ayuntamiento está llevando a cabo para dar respuesta a demandas de la ciudadanía: un huerto comunitario, un sistema de compostaje comunitario, un taller popular de reparación bicis y la construcción en el municipio de varias charcas para anfibios.

En pelotón hemos seguido hasta El Boalo, donde hemos conocido un conflicto que existe con una vía pecuaria. En esta vía que tenía bastante tráfico rodado, varios concejales cerraron el acceso a los coches. Esto provocó que fueran expulsados por el alcalde, con la consiguiente ruptura del acuerdo de Gobierno. Pero como la lucha sigue, la Ecomarcha hemos querido apoyar las reivindicaciones ecologistas y nos hemos manifestado en defensa de la vía pecuaria, caminos necesarios y que no deben ser para los coches.

Última parada del día: Moralzarzal, a ladito de la sierra. En su dehesa hemos escuchado una charla sobre los problemas del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama que tienen mucho que ver con la turistización y masificación del espacio natural. Una charla bastante interesante de la mano de Mariángeles Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción Madrid, que además tenido lugar en un lugar privilegiado: una dehesa donde hace años se quería hacer un campo de golf, pero la lucha ecologista y vecinal lo evitó.

 

Miércoles 18 de julio. 'Mariano, te vamos a querer toda la vida'

La etapa de hoy ha sido larga, intensa y muy emocionante. Así que en lugar de un relato, hoy compartimos una fotogalería con todas las actividades que hemos realizado.

‘Mariano, te vamos a querer toda la vida’. Hace ya dos meses que nos despedimos de Mariano González Tejada, nuestro querido compañero de Ecologistas en Acción y asiduo de la Ecomarcha. Para homenajearle, como no podía ser de otra forma, hemos ido a La Barranca (Navacerrada), un lugar que él amó, disfrutó y cuidó. Ahí hemos leído textos y poemas en su memoria.

Mariano, te vamos a querer toda la vida

A punto de empezar la marcha, hemos reclamado un Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama libre de negocios especulativos y especuladores.

Más protección para el Parque Nacional

En pelotón hemos escalado el puerto de Navacerrada. Antes de empezar había en el ambiente una mezcla de miedos y expectación por la que, hasta ahora, supone la mayor subida de la Ecomarcha 2018. Pero la marcha ha ido bien. Ha sido todo un reto y un camino de paraje espectacular.

En pelotón hemos escalado el puerto de Navacerrada

Nos hemos plantado en la estación de tren Segovia-Guiomar para denunciar lo absurdo de las estaciones nuevas del AVE, las ‘estaciones fantasma’ construidas ‘en medio de la nada’ y que no solucionan las necesidades de conectar a los pequeños municipios rurales.

Estación de tren Segovia-Guiomar

Después hemos ido a la estación de Segovia para exigir la puesta en marcha de planes y medidas de protección y el fomento del ferrocarril público, social y sostenible. Sobre todo esto, hemos escrito, leído y difundido un comunicado.

Estación de Segovia

Para terminar el día, hemos dicho ‘no’ a la minería y ‘sí’ a la vida bajo el acueducto de Segovia. Y después, a descansar y disfrutar de la buena comida y de mejor compañía.

Jueves 19 de julio. La ecomarcha será ecofeminista o no será

La ruta de hoy ha sido tranquila en lo que su aspecto ciclista se refiere. Hemos recorrido 35 kilómetros desde la salida en Segovia hasta la llegada en El Espinar. Una zona sin demasiado desnivel y en un día relativamente fresquito, así que de ruta agradable. No obstante, la tranquilidad de la marcha se ha compensado por las muchas actividades que hemos realizado.

Hemos dedicado buena parte de la mañana en conocer el proyecto de ganadería ecológica Braman que se encuentra en la localidad segoviana de La Losa. Un proyecto que con 20 años de recorrido es pionero en este tipo de carne de vacuno. El grupo de Ecologistas en Acción de Segovia nos ha acompañado toda la visita en la que hemos conocido los beneficios para el ecosistema de la ganadería ecológica, y al finalizar, nos ha invitad,o a desayunar;)


De camino a nuestro destino, hemos parado en Los Ángeles de Rafael, para conocer otra cara de la moneda. Este lugar sigue un modelo urbanístico especulativo y agresivo promovido por Jesús Gil y tiene bastante impacto social y ambiental en el territorio. Así que el grupo ecologista de Segovia nos ha contado cómo buena parte de su trabajo cotidiano se centra en intentar frenar planes urbanísticos de este tipo en toda la zona.

A nuestra llegada al Espinar hemos realizado varias actividades de formación: un charla sobre las características ambientales de la zona donde hoy hemos pedaleado, otra charla sobre la intermodalidad del transporte en Segovia y un taller de ecofeminismo. El objetivo de este último: trabajar de manera colectiva cómo la Ecomarcha puede ser un lugar donde el ecofeminismo, que ya está presente, lo esté más. Un lugar inclusivo que fomente la diversidad y empoderamiento de todas las personas.

Viernes 20 de julio. Luces y sombras de la ruta Campo Azálvaro

Hoy ha sido una etapa de transición. LLevamos ya una semana de pedaleo y hoy ha sido un día en el que mucha gente se ha ido y otra tanta nueva ha llegado. Así que hemos renovado el pelotón con algo de pena por las despedidas, pero alegres también por las caras nuevas y los reencuentros. La etapa ha comenzado en el Espinar y ha terminado en la ciudad de Ávila, 45 kilómetros que hemos realizado por la mañana para no sufrir las horas de calor.

Nos hemos adentrado en la ruta de Campo Azálvaro, una zona de altísimo valor ambiental. Ese paraje acoge un cinturón del encinar continental de Ávila, con paisajes de berrocal y bercial, encinas centenarias, robledales, páramos y un embalse de alto interés ornitológico, donde las rapaces como el buitre negro o el buitre leonado viven a sus anchas. Se trata, también, de una zona con algunos problemas socioambientales. Para empezar, su despoblación galopante: es un lugar con una densidad de población menor incluso que la de Finlandia. A lo que se le suma la presión sobre el territorio de dos vertederos (de gestión cuestionable) y la mina a cielo abierto de de Aldeavieja. Un modelo depredador de minería que se quiere imponer en el resto de proyectos en Ávila.

Os dejamos con las tres fotos del día;)

Visita al vertedero de Urraca Miguel, en Campo Azálvaro. La provincia de Ávila lleva sus residuos a este vertedero que amenaza los valores ambientales de esta comarca.

 

Protesta frente a la macromina a cielo abierto de Aldeavieja. El mismo modelo depredador que se quiere imponer en el resto de proyectos en Ávila.

 

Entrada del pelotón en Ávila.

Sábado 21. Etapa de descanso

La #Ecomarcha2018 ya lleva más de la mitad de los kilómetros recorridos. Así que nos hemos ganado un día de descanso, que lo hemos materializado en la ciudad de Ávila. Hemos aprovechado para dormir, estirar el cuerpo, comer bien y pasear. Aunque como somos un poco culo inquieto, era de esperar que además del descanso también hiciéramos alguna que otra actividad en la ciudad.

Por la mañana, nuestra compañera Elena Solís nos ha dado una interesantísima charla sobre los problemas y amenazas que acarrean los diferentes proyectos mineros que se quieren desarrollar o se están desarrollando en todo el territorio español. Nos ha hablado de sus problemas globales, de la implicación de las multinacionales en estos proyectos y de cómo su beneficio radica precisamente en el lucro de estas empresas y no tanto en los beneficios sociales y económicos para las poblaciones locales. Si te interesa este tema de la minería, en nuestra web puedes encontrar varios artículos reveladores.

Por la tarde, para no perder costumbre, nos hemos subido en las bicicletas. Desde la plaza del Ayuntamiento de Ávila (donde hemos realizado una protesta porque el Ayuntamiento no nos ha prestado ningún sitio para dormir) hasta la plaza de Santa Teresa, hemos pedaleado en bicifestación, ante la sorpresa de transeúntes y personas curiosas. En la plaza final hemos sacado nuestras pancartas para mostrar nuestras dos principales reivindicaciones en esta provincia: pedimos una movilidad sostenible y accesible, que incorpore la defensa y promoción del tren público, social y sostenible, y decimos #SíALavidaNoALaMina.

Tras la bicicrítica, hemos marchado a la estación de tren de Ávila y hemos pedido que se permitan meter bicicletas en los trenes de media y larga distancia. Para nuestra protesta: pancarta a la entrada y decenas de quejas en las ventanillas.

 

Domingo 22 de julio. Pueblos en pie contra las minas de feldespato
Muy bonita y muy emocionante. Así podríamos resumir la etapa de este domingo en la sierra de Yemas en la que nos ha enamorado la belleza del paraje y la fuerza de la lucha de sus gentes que se han organizado contra los proyectos mineros en la zona.
La etapa ha comenzado en Ávila y con el frescor de la mañana hemos pedaleado por caminos a lo largo de la ribera del dío Adaja y a través del valle Amblés. Aunque se nota la llegada del verano, el campo se conserva verde después de una primavera generosa en lluvia. A la llegada a la sierra de Yemas, hemos recorrido diferentes municipios amenazados por proyectos de minería de feldespato. El cada municipio nos han acogido las vecinas y vecinos de la Plataforma del No a la Mina en la Sierra de Yemas. Su recepción ha sido emocionante. En los caminos, con pancartas y aplausos; en los pueblos, con vino, sandía, agua de manantial, pastas…. Se han volcado en cuidarnos, alimentarnos y han agradecido el apoyo a su lucha ciudadana en la que incluso se han involucrado algunos ayuntamientos de la zona.

Excepcional la recepción y avituallamiento que han preparado la gente de Yemas para la #Ecomarcha2018 en Mironcillo.

Además de comer bien y descansar, en los pueblos de esta sierra hemos conocido también los detalles de su fuerte oposición a los proyectos mineros. En Aldea del Rey Niño, su acuífero podría verse afectado por la mina de la Sierra de Yemas. En Cabañas, uno de los pueblos más pequeños y afectados, la mina podría atravesar el propio pueblo, con efectos ambientales, sobre la salud y sobre la identidad de sus gentes. Es un tema serio y grave, no en vano se ha movilizado la población entera de toda la región. Y por eso, hemos ido a apoyarles.
Como anécdota de hoy, la cuesta hasta Cabañas, que a algunas nos ha parecido dura, intensa pero gratificante. Más gratificante aún la llegada al pueblo donde nos han recibido con toda una fiesta. Como decía una de las pedaleantes: “Bien ganado el melón, después del cuestón”. Y para terminar el día, a chapotear en la piscina de Sotalbo.

Subida a Cabañas

¿Te quedas con ganas de saber más acerca de las minas de feldespato en la sierra de Yemes y en Ávila? No te pierdas este artículo de nuestra web: La minería de feldespato amenaza la provincia de Ávila
Lunes 23 de julio. Montañas libres de especulación

El día ha comenzado en Solosancho, Ávila, y nos hemos dirigido hacia el valle de Amblés, en el río Adaja. Ahí, casi al comienzo de nuestro pedaleo diario, hemos conocido los problemas de la agricultura de la fresa por la contaminación de los acuíferos con los fitosanitarios que se utilizan en su cultivo. También hemos conocido la lucha ciudadana que tiene un largo recorrido y que, sin embargo, está teniendo muchas dificultades debido a la la opacidad de las administraciones públicas de Castilla y León y Ávila.

Ya en ruta, nos hemos adentrado en la sierra de Ávila, donde hemos entrado en contacto con personas que han estado luchando con un proyecto minero en toda la zona. En Sanchicorto, uno de estos pueblos, nos han recibido y nos han explicado los secretos del éxito de esta lucha ciudadana que se ha ganado. ¡Felicidades!

Acto en Sanchicorto contra el proyecto minero de la Sierra de Ávila. Una lucha ganada por sus gentes.

La etapa ha terminado en Cillán, otro de los municipios que también ha estado luchando contra el proyecto minero. Este pueblo es como un tesoro escondido en medio de la sierra que sufre, sin embargo, de una fuerte despoblación. Sobre este problema y sobre las iniciativas que se están desarrollando para erradicarlo hemos hablado con sus protagonistas.

Por la noche, cena colectiva y a dormir en el polideportivo del pueblo para no faltar a la costumbre.

Entrada al polideportivo de Cillán, donde hemos pasado la noche.

Martes 24 de julio. La deuda de las ciudades con los municipios rurales onubenses

Hoy ha tocado madrugar. Se esperaba la etapa más larga de toda la Ecomarcha. Y la más dura, con varios puertos y mucho tramo de pista. Y no ha defraudado, porque ha sido larga, cansada, con alguna que otra subida y bajada, además con bastate tramos de camino no asfaltado que han dificultado la marcha. Pero también lo han convertido en una etapa diferente, divertida, de entorno natural cautivadory muy disfrutona. Una etapa que aún con sus dificultades ha estado dentro dentro de las posibilidades de todas las personas pedaleantes, cuyas edades oscilan entre los ocho años y los setenta y siete.

Hemos amanecido en Cillán y de ahí, a las ocho de la mañana, nos hemos dirigido a nuestra primera escalada hasta San Juan del Olmo. Por asfalto y con el frescor del día, así que todo un placer sobre ruedas. La ruta a partir de ahí se ha adentrado en pista por Vadillo de la Sierra hasta Vilanueva del Campito y de ahí hacia Tórtoles, Bonilla de la Sierra y, después de comer, Piedrahita. En estos municipios del Valle del Corneja nos han recibido sus vecinas y vecinos con aplausos al grito de ‘Montalas libre de especulación’. En Bonilla nos han invitado a comer al pelotón entero y nos han contado de primera mano el problema de la despoblación rural de la zona y la grave amenaza que suponen los diferentes proyectos mineros. Aunque no todo es malo: también hemos conocido el enorme valor natural, cultural e histórico de estos municipios, y lo mucho que contribuyen al beneficio de toda la población española, aunque sean ellos quienes más sufrirán los impactos de las minas si llegan a hacerse.

En Piedrahita, a la piscina y sobremesa nocturna. Un día redondo.

Villanueva del Campillo es un pueblo afectado por la despoblación rural. Llegó a tener 1.500 habitantes. Actualmente tiene 30

Esperando al pelotón de la #Ecomarcha2018 en Bonilla de la Sierra con sus vecinas y vecinos. Dejan muy claro de qué va esto de la minería en sus pancartas de recibimiento.

#Ecomarcha2018 en Bonilla de la Sierra, un pueblo volcado contra las minas en el Valle del Corneja.

Miércoles 25 de julio. Macrogranjas, agroecología y minas

Proyectos turísticos de la Junta de Castilla y León con un fuerte impacto social y ambiental en Piedrahita; visita al horno agroecológico el Zorzal en Malpartida de Corneja; explicación de la problemática de las macrogranjas en Bercimuelle; y charla sobre los proyectos de minas de litio en Extremadura a nuestra llegada a Guijuelo. Así se resume una etapa muy variada y animada en la que hemos pedaleado por la mañana y hemos descansado por la tarde. La piscina municipal ha hecho las delicias del pelotón. Y la luna, a punto de ser llena, ha iluminado la cena en el prado alrededor del polideportivo donde hemos dormido bajo un cielo estrellado.

 

 

                         

Visitamos el horno El Zorzal en Malpartida de Corneja y conocemos cómo se fabrican sus magdalenas y pastas de manera tradicional y agroecológica.

Parón en Bercimuelle (Salamanca) para refrescarse y escuchar el problema de las macrogranjas, como la contaminación de masas de agua y la especulación con el terreno.

“En Extremadura ahora mismo hay propuestos 85 proyectos mineros”. Sobre este despropósito, en concreto sobre las minas de litio, y sobre las resistencias ciudadanas que están provocando, nos habla Carmen Sánchez.

Jueves 26 de julio. Conocemos a la plataforma Stop Uranio

La etapa de hoy ha discurrido en tres municipios y sobre dos temas. Los municipios: Guijuelo, Linares de Riofrío y Tamames, tres pueblos que, como ya comprobamos el día anterior, nos muestran que esta zona sufre de despoblación pero es muy rica en valores naturales y culturales. Los dos temas: la protección del lobo y el proyecto de mina de uranio en Retortillo. Dos asuntos que, aunque parece que no tienen nada que ver, sí tienen que ver con cómo se puede potenciar o empeorar el desarrollo rural de la zona.

Nuestra compañera Carolina Bellotera nos ha hablado de que la protección del lobo es necesaria por una cuestión de defensa del medio natural y de la vida animal, pero también porque su existencia es buena para el desarrollo de los pueblos rurales y ganaderos. En un rincón casi paradisíaco del municipio de Linares, el pelotón hemos conocido los detalles del proyecto de Ecologistas en Acción, ‘Vivir con lobos’, una apuesta por la convivencia y la necesidad entre el lobo y la ganadería extensiva.

Carolina Bellotero explica el proyecto ‘Vivir con lobos’ y los beneficios para el medio rural de la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva.

Por la tarde, en Tamames, hemos conocido a Ramón Berrueco, portavoz de la Plataforma Stop Uranio @stopuranio., quien nos ha dado a conocer el proyecto de la multinacional Berkeley en Retortillo y la contestación ciudadana que ha generado. De salir adelante, este proyecto hipotecaría la riqueza natural y rural de la comarca y no daría ningún beneficio, ni siquiera económico. “Aunque nos dicen que generaría puestos de trabajo, hay que recordar que sería un proyecto con 10 años de duración, luego se cerraría, ya no daría más trabajo y tendríamos un cementerio nuclear en nuestros pueblos y montañas por mucho mucho tiempo”, ha enfatizado Berrueco.

Ramón Berrueco, de la plataforma Stop Uranio, explica el proyecto de mina de uranio en Retortillo de la multinacional Berkeley.

Viernes 27 de julio. Contra el proyecto de mina de uranio de la empresa Berkeley

Hoy ha sido otro de esos días en los que nos hemos emocionado al conocer luchas ciudadanas por la defensa de la naturaleza y el mundo rural. Por la mañana nos hemos centrado en conocer in situ el proyecto que el día anterior la plataforma Stop Uranio nos había explicado. El proyecto de la empresa australiana Berkeley si se lleva a cabo sería la única mina de uranio a cielo abierto en toda Europa. Y aunque no tiene todas las licencias ni permisos para desarrollar su proyecto, hace años comenzó la tala de encinas, dando por hecho que el proyecto saldría adelante. Un despropósito de 1700 encinas taladas en una zona natural privilegiada. Si quieres saber más sobre este proyecto, no te pierdas este artículo.

En Boada, uno de los pueblos afectados por la mina de uranio de Berkeley.

Comprobamos en Retortillo cómo la empresa Berkeley comenzó la tala de encinas para dar por hecho la mina de uranio aunque carece de todos los permisos para hacerlo.

Frente a las instalaciones de la empresa australiana Berkeley minería.

“En este Ayuntamiento hay untamiento”, decimos en las puertas del Ayuntamiento de Retortillo, para denunciar su complicidad con el proyecto minero de Berkeley,

Por si los impactos asociados a la construcción de una planta de concentración de uranio (que incrementaría el riesgo a graves problemas ambientales en la región, no fueran suficientes) la Ecomarcha hemos visitado el balneario al lado del cual se explotaría la mina de uranio. ¿Alguien se imagina qué impacto puede tener en un lugar de descanso en medio de la naturaleza que se contruya una mina a cielo abierto de energía nuclear? Efectivamente, terrible. Pero somos optimistas y creemos que gracias a la presión ciudadana este proyecto no tiene visos de salir adelante. Así que hemos pasado la tarde disfrutando del balneario, su entorno natural y sus piscinas curativas!

Sábado 28 de julio. Final de ruta y fiesta de despedida

Último día sobre ruedas. Hemos salido tempranito de Villares para llegar a medio día a Ciudad Rodrigo. La etapa ha fluido sin demasiadas actividades, disfrutando del entorno y de los varios pueblos que nos hemos entrontrado por el camino. Nos hemos acordado, eso sí, del tren y el transporte público en la línea Ciudad Rodrigo-Salamanca, el segundo de nuestros temas principales en esta Ecomarcha.

En la línea Ciudad Rodrigo-Salamanca. Los trenes pasan sin dar servicio a los pueblos.

 

La #Ecomarcha2018 llega a Ciudad Rodrigo, recorriendo 700 kilómetros y compartiendo luchas por la conservación de la vida, la naturaleza y las gentes.

Por la tarde, asamblea interna de despedida y fiesta nocturna. Que estamos de vacaciones y también tenemos mucho que celebrar. Y así lo hemos hecho, hasta altas horas de la madrugada, con mucho baile y muy buena compañía.

Última asamblea de la Ecomarcha 2018

Domingo 29 de julio. Nos despedimos

Como dice la canción, ‘todo tiene su final, nada dura para siempre’. Y así es. Hemos llegado hasta aquí, después de catorce etapas de pedaleo y cerca de 700 kilómetros recorridos con nuestras dos ruedas. Atrás dejamos las varias decenas de lugares visitados y otras tantas charlas, protestas, encuentros, baños en ríos, chapuzones en piscinas municipales, cenas al fresco en compañía de las estrellas, polideportivos que hacían las veces de techo para dormir… Son muchas las luchas que hemos conocido, más todavía las anécdotas que nos quedan de este pelotón tan variopinto y peculiar. Cerca de cien personas de entre tres y setenta y cuatro años compartiendo viaje para demostrar que otro turismo es posible. Se dice pronto y además, hemos sido muy felices. Abrazos de despedida, nos subimos en el autobús que se ha organizado para la ocasión y nos decimos, ‘hasta el año que viene, compañeras y compañeros’. El verano que viene, más.