La situación actual de este territorio, lleno de explotaciones ganaderas con proyectos para multiplicarse y escaso, por no decir nulo, control de los residuos, no cuadra con los objetivos de un Geoparque de asegurar un desarrollo sostenido fundamentado en el geoturismo.

Ecologistas en Acción de Granada expone a la institución internacional que la situación ambiental de la zona, debido a la gran cantidad de animales existente y los proyectos en marcha que van a multiplicar la producción de residuos, no encaja con los objetivos de un geoparque, que considera que estos sitios son parte de un concepto integrado de protección, educación y desarrollo sostenible, que cumple sus objetivos mediante un enfoque de conservación,educación y geoturismo.

Proliferación de granjas en Castilléjar

Ya, en el mes de abril, Ecologistas en Acción se puso en contacto con todos y cada uno de los pueblos que conformarían el futuro geoparque, así como con la Excma. Diputación Provincial como promotora principal de este proyecto, exponiéndoles nuestra preocupación por la enorme cantidad de residuos que se generan en la zona, producido por las explotaciones ganadera y que se expanden por el territorio, contaminando las aguas, los suelos, los paisajes y convirtiéndose en focos de proliferación de insectos y, probablemente, de enfermedades.

Sólo un municipio respondió, alegando nuestra incompetencia, y la Diputación de Granada, después de conocer nuestra queja ante la UNESCO, responde lavándose las manos, defendiendo la autonomía municipal, comunicando que hay pueblos que están elaborando estrategias para posicionarse ante este tipo de proyectos y afirmando finalmente que “No obstante, se ha encargado a un equipo de la Universidad de Granada un diagnóstico real de la situación, con rigor científico, contemplando las consecuencias que este tipo de explotaciones lleva consigo, y recomendaciones para minimizar los impactos medioambientales de las mismas, proporcionando a los responsables municipales argumentos sólidos a la hora de tomar sus decisiones”.

Desde aquí nos alegramos de este encargo a la Universidad, del cual queremos que se haga público la fecha del mismo, y qué profesionales o departamento se va a encargar del tema.

Obviamente, como parte interesada en la protección del medio ambiente -y con ganas de que el geoparque llegue a materializarse dentro de un entorno limpio y saludable- nos ofrecemos a colaborar con estos investigadores y a poner a su disposición toda la documentación que poseemos para ayudarles en su tarea.

Mientras tanto seguiremos insistiendo en la mala gestión de los residuos y el escaso control que las administraciones responsables ejercen sobre este tipo de explotaciones.

De entrada, lo más coherente sería fijar una moratoria a la instalación de nuevas explotaciones hasta que no se resuelva el problema de la gestión de los residuos.