• Comienza la octava edición de la Ecomarcha, la ruta ciclista de Ecologistas en Acción, que durante dos semanas recorrerá más de 500 kilómetros con el objetivo de pasar unas vacaciones diferentes y reivindicar luchas territoriales.
  • Este año, con el lema ‘Sí a la vida, no a la mina’, el recorrido se inicia en Madrid y finaliza en Ciudad Rodrigo (Salamanca) para apoyar a las personas y colectivos que se enfrentan a proyectos mineros.
  • El recorrido por la Comunidad de Madrid, se inicia el 13 de julio en la capital, coincidiendo con reivindicaciones locales por un aire limpio y por un río Manzanares vivo. En los días sucesivos, hasta el 18 de julio, se dirigirá al sur y finalmente dejará la región por el norte, atravesando la Sierra de Guadarrama.

Un verano más, Ecologistas en Acción pone a punto sus bicicletas y echa a rodar la Ecomarcha, una ruta ciclista a la que se han inscrito un centenar de personas. Del 14 al 28 de julio, esta propuesta de ocio y activismo se propone recorrer diferentes lugares del territorio español, con los objetivos de conocer luchas ecologistas y sociales locales, así como de compartir experiencias y promover otra forma de turismo.

El tema central de la nueva edición de la Ecomarcha serán las luchas locales que se están desarrollando en diferentes lugares de la península en contra de proyectos mineros que amenazan los territorios. Mediante el lema ‘Sí a la vida, no a la mina’, Ecologistas en Acción señala que los proyectos mineros suponen una amenaza ambiental de enorme magnitud, que podría suponer la destrucción en los próximos años de decenas de miles de hectáreas de gran valor natural en buena parte de la geografía española.

Durante catorce etapas, la ruta ciclista partirá del sureste de Madrid, una de las zonas más degradadas de la región, donde se concentran numerosas explotaciones mineras a cielo abierto y en la que se asientan macrovertederos e instalaciones de incineración de residuos. También en el sureste veremos la otra cara de moneda, proyectos como Garaldea -Asociación alternativa para una atención a personas en situación de riesgo de exclusión- que se localiza en el valle del Tajuña, un espacio con interesantes características ambientales, que debe ser protegido.

El 16 de julio, se volverá a rodear la capital para dirigirse hacia el norte, a la Sierra de Guadarrama, un enclave natural de alto valor natural, a caballo entre Madrid y Segovia. La inadecuada declaración del Parque Nacional ha empeorado los problemas de masificación turística y degradación ambiental.

El 18 de julio, se abandonará la región, entrando en la provincia de Segovia en la que se reivindicará el tren regional. La Ecomarcha seguirá por tierras de Ávila y Salamanca, donde se han articulado plataformas ciudadanas en contra de las minas en sierra de Yemas, sierra de Ávila, valle del Corneja y la plataforma Stop Uranio, contra la mina de Retortillo, al oeste de la provincia de Salamanca. Finalizará el 28 de julio en Ciudad Rodrigo (Salamanca).

Pistoletazo de salida en Madrid

Esta octava edición de la Ecomarcha es la primera que la ruta ciclista comenzará en Madrid. Aunque el pelotón ecologista no suele hacer paradas en grandes ciudades, en esta ocasión el pistoletazo de salida será en pleno corazón de la ciudad. Para ello, la primera jornada de la Ecomarcha se hará coincidir con una concentración en el río Manzanares en la que se exigirá la apertura de la presa número 9 que ha embalsado casi dos kilómetros del renaturalizado curso fluvial. Terminada la concentración, la Ecomarcha se sumará a la bicifestación contra la contaminación y por la calidad del aire que ha convocado la Coordinadora Ciclista de Madrid, plataforma que reúne a varios colectivos ciclistas y ecologistas de Madrid.

Enlace a las etapas y el manifiesto de Ecomarcha 2018