• El Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama supone un retroceso en el nivel de protección de este espacio natural.

  • La Ecomarcha de Ecologistas en Acción, concentrada en el Puerto de Navacerrada, pide mayor protección para la Sierra de Guadarrama.

La marcha ciclista de Ecologistas en Acción llega a la Sierra de Guadarrama por el Puerto de Navacerrada. Su paso por el Parque Nacional, rumbo a Segovia, se hará por la carretera M-601, para no utilizar pistas que atraviesan el espacio protegido y no contribuir a su alteración ambiental y a su masificación.

Puerto de Navacerrada, entre Madrid y Segovia

La protección y la conservación de la Sierra está seriamente amenazada desde que se creó el Parque Nacional. La declaración de este espacio protegido está más dirigida a fomentar una marca turística y a la atracción de millones de visitantes anuales que a la conservación. Este espacio protegido se ha convertido en un inmenso polideportivo a cielo abierto, en el que durante los meses de junio a septiembre se celebran entre 30-40 pruebas deportivas, muchas de ellas, afectando a los lugares más frágiles de la Sierra.

Esta situación empeorará porque, tanto la Comunidad de Madrid como la Junta de Castilla y León están elaborado el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional. El texto del documento que se sometió a información pública supone un serio retroceso en protección y conservación de la Sierra.

El PRUG es el reglamento que debe regular todas las actividades, programas y establecer objetivos para la gestión del Parque Nacional para los próximos años, estableciendo una zonificación de usos. El documento que se pretende aprobar contiene numerosas deficiencias: favorece el uso masivo de la Sierra permitiendo actividades mal reguladas y que son ajenas a los objetivos de conservación. Ecologistas en Acción presentó alegaciones y solicitó su retirada porque:

  • Rebaja la protección existente en la Sierra de Guadarrama. El nivel de protección del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares o del derogado Parque Natural de Peñalara es mayor.

  • Propicia actividades que son incompatibles en un Parque Nacional, como puedan ser hostelería, actividades militares, pruebas deportivas multitudinarias, etc.

  • Supone una herramienta inútil para regular muchos de los usos que se realizan en la Sierra, por la ambigüedad y falta de concreción en la regulación.

  • No tiene en cuenta a los municipios de la Sierra ni a sus habitantes, puesto que el mayor esfuerzo está puesto en permitir la entrada de empresas externas para que desarrollen actividades dirigidas a las personas visitantes, ignorando las necesidades de quienes habitan en los municipios serranos.

Los colectivos Ecologistas en Acción y GRAMA instan a los gobiernos regionales de Madrid y de Castilla y León a la retirada de este plan y proponen la apertura de un proceso para reflexionar sobre la idoneidad, necesidad y repercusiones de la figura del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Para reclamar mayor protección para la Sierra de Guadarrama, el miércoles 18, se ha convocado una concentración en el puerto de Navacerrada, coincidiendo con el paso de la Ecomarcha 2018, organizada por Ecologistas en Acción.