• El velero de Ecologistas en Acción, la Diosa Maat, ha atracado en San Vicente de la Barquera para apoyar la lucha en contra del proyecto del ‘superpuerto deportivo’ en el estuario de la ría.
  • Con su visita a Cantabria, la embarcación de Ecologistas en Acción concluirá la campaña estival hasta el próximo verano.

San Vicente de la Barquera es el primer destino que el velero Diosa Maat visita en la costa cántabra. El motivo: la Bandera Negra que ha sido otorgada a la villa barquereña por el proyecto de puerto deportivo que ultima la Consejería de Obras Públicas. Este proyecto prevé casi 300 nuevos atraques, una previsión que Ecologistas en Acción considera, es muy inflada de la demanda que ignora la fuerte estacionalidad turística, las limitaciones climatológicas y náuticas del Cantábrico.

Según Ecologistas en Acción, el proyecto de ‘superpuerto’ carece de claridad en cuestiones fundamentales relativas a las infraestructuras (pues el estuario de San Vicente está en avanzado estado de colmatación) o a las dimensiones finales de la instalación. Tampoco incorpora un balance riguroso de costes-beneficios ni de estudios sobre el futuro del sector náutico que justifique nuevos puertos deportivos y menos aún de esta magnitud.

A su paso por San Vicente de la Barquera, Ecologistas en Acción ha insistido en el mayor peligro que este proyecto acarrea, la pérdida del patrimonio cultural y natural de la villa. Según Marquesa D’ Ascoli, coordinadora de la campaña, “el proyecto atenta contra el PORN del Parque Natural de Oyambre, la Zona de Especial Conservación de las Rías occidentales, y la Directiva de Hábitats, porque provocará irreversibles impactos ecológicos y devaluará el uso público de las zonas con la privatización de sus accesos”.

La organización ecologista ha denunciado que la construcción de este ‘superpuerto deportivo’ implica un despilfarro económico injustificable frente a otras prioridades: empleo, equipamientos, infraestructuras y servicios más respetuosos con el medio ambiente, las necesidades del vecindario de San Vicente, y la dinamización de otros sectores productivos (pesqueros, agroganaderos, forestales e industriales con tecnologías blandas).

D’ Ascoli ha enfatizado: “Este proyecto es injustificable y de dudosa legalidad. Independientemente de las acciones legales que se acometan contra los responsables políticos y técnicos de esta atrocidad, estamos aquí para que esto se conozca en todas partes, para dar voz a las más de 130.000 personas que han firmado contra el superpuerto“.

La estancia en San Vicente tendrá como actividad principal una degustación de ostras de la ría con vino blanco, una conquista por el paladar para reivindicar el sector del cultivo de marisco que se vería afectado por esta infraestructura.

Tras la parada en la localidad barquereña, el velero zarpará hacia sus siguientes destinos, también señalados como Banderas Negras por Ecologistas en Acción: la ría de Suances, Miengo y las escollera de la península de la Magdalena. La campaña del velero Diosa Maat finalizará en Santander a finales de julio, donde la embarcación pasará el invierno hasta el próximo año.