País Valencià presenta una denuncia contra la cementera de Sagunt por superar los límites de emisión de óxidos de nitrógeno (NOx), los de mayor importancia en la contaminación atmosférica.

Solicita a la Consellería de Medio Ambiente que se revise la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la empresa, que se obtuvo con un procedimiento alegal, para que se someta a Evaluación Ambiental la incineración de residuos peligrosos y no peligrosos y obligue a LafargeHolcim a implantar las mejores técnicas disponible (MTD),  con las que se reduciría las emisiones a niveles permitidos.

La fábrica de cemento de LafargeHolcim en Sagunto, produce en dos hornos clinker blanco y gris, el componente principal del cemento,  que se obtiene al calcinar caliza y arcilla a altas temperaturas. Además de para la fabricación de cemento, estas instalaciones son utilizadas para la quema de residuos peligrosos y no peligrosos. Esta instalación industrial, según  el Registro PRTR-España, tiene las emisiones de NOx más altas de la Comunitat Valenciana.

Para poder realizar estas actividades la empresa cuenta con una Autorización Ambiental Integrada desde 2004, que fue modificada en el 2015 sin Evaluación Ambiental en contra de lo que recoge la normativa. En esa modificación de 2015 se fijaron tanto las Mejores Técnicas Disponibles que debía adoptar la empresa, como los Valores Límite de Emisión, para cada uno de los hornos. En la adopción de la Mejores Técnicas Disponibles, la técnica de la Reducción Selectiva No Catalítica (RSNC), que permite reducir las emisiones de NOx, solamente se instaló en el horno III (Clinker Gris) y no se extendió al horno II (Clinker Blanco). Los Valores límites de emisión para los óxidos de nitrógeno (NOx) a partir de abril 2017 se fijaron  en 500 g/Nm3.

Superación de los Valores Límites de Emisión (VLE) desde 2017. Una fata grave  o muy grave.

Tras la petición de información ambiental del expediente público de la empresa, la organización ha tenido acceso a  los valores de las emisiones de óxidos de nitrógeno durante 2017 en la fábrica de cemento. El análisis de los datos refleja que se han superado los límites de emisiones de los óxidos de nitrógeno desde abril del 2017, dos veces por encima de lo fijado. Esta superación podría evitarse si el horno de clinker blanco tuviera instalada la MTD mencionada, Reducción Selectiva No Catalítica (RSNC).

La superación de los VLE para los NOx en el horno de clínker blanco a partir de abril de 2017 supone un claro incumplimiento de las condiciones fijadas en la Autorización Ambiental Integrada del 23 de junio de 2015 y por tanto la apertura de un expediente sancionador a LafargeHolcim, según se establece en la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación. Las emisiones de óxidos de nitrógeno de la cementera  de Sagunto suponen un daño o deterioro grave de la calidad del aire en la comarca del Camp de Morvedre e incluso en el área metropolitana de València, por lo que la falta debería ser calificada de grave.

Por todo ello la organización se ha dirigido a la Conselleria de Medio Ambiente solicitando la apertura de un expediente sancionador a LafargeHolcim por incumplir las condiciones de la AAI vigente, al superar los límites de emisión.  La revisión de la AAI de junio de 2015 para adaptarla a las mejores técnicas disponibles en el sector del cemento, en concreto en el horno de clínker blanco para reducir las emisiones de NOx.  Y el sometimiento a evaluación ambiental de la modificación de la AAI, que es obligatoria al incluir la incineración de residuos.