El Instituto Madrileño de Desarrollo Rural y Agrícola de la CAM, más conocido por IMIDRA, sigue tropezando en la misma piedra un año tras otro, posiblemente cuenten con amortiguadores  engrasados que limiten su caída, incluso posean dispositivos capaces de hacerlo pasar desapercibido.

Del citado organismo depende nada más y nada menos que el mantenimiento y conservación de la mayor parte de nuestros Sotos Históricos y Paseo Arbolados, incluidos en la declaración de Paisaje Cultural de la Humanidad.

Ardua tarea sin duda, cuyo compromiso con la ciudad de Aranjuez, debiera servir de estímulo para que dichos espacios presentaran un aspecto saludable y cuidado, al menos en dos cuestiones fundamentales: la rehabilitación de sus caceras y el riego.

La triste realidad se impone, faltan  buena parte de las caceras y las existentes, muchas en estado lamentable, determinan una  ausencia significativa de riego, comprometiendo seriamente la  vegetación  arbórea, sobre todo los pies jóvenes que necesitan para salir adelante, hundir y extender sus raíces hasta alcanzar los plantíos cercanos.

Desde Ecologistas en Acción, hemos realizado un informe centrándonos en ambos aspectos solamente, denunciando la dejadez y apatía en que se encuentran año tras año, nuestras arboledas, sin advertir mejoras ni cambios estimables.

Como ya hiciera el IMIDRA en años anteriores, los riegos apreciables comienzan a principios de agosto, cercano a terminar el periodo estival de máximo calor, contando como es lógico, con aquellos paseos que mantengan caceras en buen estado,  del resto que resulta ser una cantidad importante, ni una gota de agua.

Según los datos obtenidos en el trabajo de campo, disponiendo de un 80 % de caceras (muchas de ellas en estado lamentable), tan solo se riega un 15 % de los Paseos.

Convendría añadir, la insuficiencia de laboreo manual, cuyo resultado son la gran  suciedad en  arquetas o sifones, caceras cegadas por montones de tierras sin retirar, así como  maleza o vegetación adventicia que campa sin control, dicha falta de actividad no la puede compensar el laboreo mecánico.

 

Nuestros Sotos Históricos y Paseos Arbolados necesitan un compromiso serio y riguroso por parte de las administraciones autonómica y municipal  implicadas en ello, a fin de garantizar el buen estado de los mismos. En la actualidad, en mayor medida la primera no está a la altura que requiere el espléndido Paisaje de Aranjuez  y su reconocimiento mundial, y sobre la segunda más cercana al ciudadano, solo responde a un  estímulo dócil y conformista, ambas autoridades, siguen en deuda con las vecinas y vecinos de esta ciudad