La Asociación Libre por la Arquitectura (ALAR) y Ecologistas en Acción han presentado de forma conjunta alegaciones al estudio de detalle y el convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Burgos y Riodaser XXI relativos a la operación urbanística del parque de Artillería. Ambas organizaciones han expuesto en su escrito razones para que ninguno de los documentos sea aprobado y han destacado que se trata de una operación lesiva para los intereses de Burgos.

La compensación a la constructora con más de 8 millones de euros en terrenos carece de fundamento y no responde al interés general. Según el convenio y la justificación aportada por los concejales socialistas y populares se trata de una indemnización por modificar la reserva de vivienda protegida (del 50 % al 100 % de las viviendas). Pero la realidad es que permite la construcción en la parcela de Artillería del mismo número de viviendas a un precio similar al que, siendo realistas, tendría que poner aun siendo calificadas como libres; pero añadiendo el regalo de más de 8 millones de euros en terrenos en otras zonas de la ciudad.

Además, el precio previsto para las viviendas en Artillería es de 173.000 euros, y aunque se cataloguen como viviendas en régimen de protección, es un precio inaccesible para una buena parte de la población, que es precisamente la que necesita de políticas auspiciadas por acciones municipales para poder garantizarse su derecho de acceso a una vivienda digna.

La otra justificación que se aporta para pretender convencer de que el convenio responde al interés general es que la ciudad podría ganar más de 21.000 metros cuadrados de espacio publico verde. Y, aunque es cierto que, tanto Burgos como en particular Gamonal necesitan de mas equipamientos y de zonas verdes, la operación que se esconde detrás de este proyecto tiene más que ver con la especulación del ladrillo y beneficiar al sector inmobiliaria en vez de apostar por un urbanismo pensado para la población que vive en su ciudad.

Además, como Ecologistas en Acción y ALAR señalan en las alegaciones el espacio destinado a espacio libre y equipamiento ha ido modificándose, a peor y sin justificación, con los diferentes planes de ordenación urbana de Burgos. En el PGOU de 1999 se destinaban 31.360 m², aumentando hasta 35.510 m² en de 2008. Es en el PGOU de 2014 cuando en la ficha la cifra de espacio destinado a zona libre y equipamientos se reduce en 12.067 m². A la vista de los números no puede venderse, como han venido haciendo Psoe y PP como una mejora.

El convenio es, en realidad, una operación ruinosa para la ciudad y solamente beneficiosa para la constructora Riodaser XXI que, por otra parte, no es propietaria de los terrenos de Artillería. Tanto el convenio como el estudio de detalle presentan numerosas irregularidades, como la modificación la edificabilidad la falta de justificación del interés general o el hecho de que ni consten los verdaderos propietarios del terreno de Artillería que, como es sabido, no es Riodaser XXI. Por estas razones, pero sobre todo por la necesidad de que los terrenos de Artillería se destinen a satisfacer las necesidades de la población, y no a aumentar los beneficios de la constructora de turno Ecologistas en Acción y la Asociación Libre por la Arquitectura piden que ni se suscriba el convenio, ni se apruebe el estudio de detalle.