En relación a la exposición pública del Borrador de Orden AGR/2018, por la que se deroga la Orden 4/2008, de 12 de junio, de la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial, por la que se fijan las condiciones necesarias para la captura y/o tenencia de aves fringílidas en la Comunidad Autónoma de La Rioja, Ecologistas en Acción manifiesta lo siguiente:

Ha sido la vigencia de dicha Orden  (durante una década), la que burlando la ley permitía cazar aves protegidas en La Rioja,  la demostración más evidente de una actitud vergonzosa. Constatación de  connivencia de la Dirección General del Medio Natural del Gobierno de La Rioja con quienes seguían practicando esta actividad ilegal específicamente prohibida por la Unión Europea (Directiva Aves)  en todo su territorio.

Poco le ha importado en la DGMN los perjuicios de dicha Orden para el Medio Ambiente y las especies afectadas.

Con la escusa de una supuesta «excepcionalidad» se ha autorizado durante una década violentar la norma, facilitando su incumplimiento a los infractores. Son las típicas «Excepcionalidades vitalicias» santo y seña de la gestión política de la DGMN.

Así han hecho durante una década, pese a que otras Comunidades Autónomas cercanas como (Navarra, País Vasco, Castilla y León, Cantabria, Cataluña etc)  ya habían prohibido terminantemente la captura en el medio natural de especies como Jilgueros, Verderones, Pardillos etc.  hacía años.

Solamente cuando ya no queda otro remedio y las sanciones ( y la ley)  colocan a quienes política y administrativamente  autorizan esto en el ámbito de la delincuencia y la prevaricación, es cuando desde la DGMN se plantean presentar este borrador para derogar una Orden infame que han mantenido en vigor durante una década.

No pretenderán desde el Gobierno de La Rioja que ahora les vayamos a aplaudir, cuando llevan ustedes 10 años incumpliendo la ley.

Aprueben de una vez su borrador, pidan disculpas, reconozcan su incompetencia al mismo tiempo que el daño irreparable que han causado a las poblaciones silvestres de estas aves y dedíquense a aquello para lo que supuestamente se les paga el sueldo cada mes de nuestros impuestos, que no es otra cosa que a conservar la naturaleza, no a colaborar con los que la destruyen.