Con fecha 27/8/2018, miembros de esta asociación visitaron la Cala del Cañuelo, situado en el Paraje Natural de los Acantilados de Maro y pudieron obesrvar y fotografía una operación de rastrillado de la playa, presumiblemente con una máquina retroexcavadora, siguiendo un patrón de bandas paralelas transversales a la línea de playa.

Esta operación, que se viene haciendo con regularidad en las llamadas playas turísticas, es decir, aquellas que están preparadas para el baño y la afluencia de masas de bañistas, se ha aplicado aquí con un criterio equivocado, puesto que esta playa forma parte de un paraje natural protegido, y en su normativa no se contempla su modificación para uso turístico.

Dicha operación presumiblemente ha supuesto la alteración de hábitats de interés prioritario, que albergan una fauna y flora protegida, en particular vegetación sammófila y fauna sammófila, endogea e intersticial de las graveras de las calas, así como los ecosistemas vinculados a los desechos procedentes del mar, lo cual consideramos que podría constituir un delito de tipo ecológico.

Adicionalmente, esta playa cuenta con servicios como 2 chiringuitos, cuya legalidad es cuestionable, no sólo porque es una actividad que no está reglada en estos espacios, sino porque no puede controlar la contaminación de sus residuos.

Esta asociación ignora la autoría de esta operación, pero presuntamente podría ser el Ayuntamiento correspondiente (en este caso el de Nerja), como normalmente se hace en otros puntos del litoral, aunque tampoco sabemos si ha cursado los obligados permisos.

Estas apreciaciones están respaldadas por la normativa actualmente vigente para el Paraje Natural de los Acantilados de Maro, en cuyo Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) se estable los Hábitas y especies de interés comunitario internacional, entre los cuales citamos, en el apartado 2.1.9 (pág.16):

“En el ámbito geográfico del Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo se han identificado 12 hábitats de interés comunitario recogidos en el Anexo I de la Directiva Hábitats, de los cuales dos están considerados de interés prioritario:

12. Acantilados marítimos y playas de guijarros

– 1210 Vegetación anual sobre desechos marinos acumulados”.

Lo que significa que esta operación ha destruido un hábitat de interés comunitario (internacional)

Por otra parte, entre los objetivos del PORN del P.N. Acantilados de Maro figura (apartado 3 pág,20):

“Siguiendo las directrices marcadas desde la Unión Europea en los distintos programas de acción en materia de medio ambiente, los objetivos de este Plan se han definido en el marco del establecimiento de la red Natura 2000:

1. Proteger y conservar los elementos naturales, estructura funcional de los ecosistemas, procesos ecológicos esenciales y sistemas que soportan la vida en el ámbito terrestre, intermareal y marino, así como detener los fenómenos que son causa de deterioro y destrucción de los mismos”.

El PORN refleja el compromiso para la conservación y mantenimiento de estos hábitats, como se puede apreciar en el apartado 4 de la pág.33:

“4. Se promoverá la adopción de las medidas adecuadas para la conservación y mantenimiento de los hábitats y especies de interés comunitario presentes en el espacio protegido, pudiéndose limitar los usos y accesos en los hábitats catalogados como prioritarios. A tal efecto, las zonas donde se localizan estas comunidades tendrán la consideración de áreas de acción preferente en las acciones de conservación y mejora de ecosistemas”.

En relación al uso público y actividades turísticas vinculadas al medio natural, como podría considerarse el baño de mar, figura el siguiente criterio general en el apartado 4.2.1. (pág.37):

“1. La práctica y el desarrollo de las actividades de uso público y turismo vinculado al medio natural se realizarán asegurando la conservación del patrimonio natural y cultural del espacio protegido”

Finalmente, en la normativa, el apartado 6.3 sobre el Uso público y actividades turísticas vinculadas al medio natural, se establece (pág.50):

1. Requerirá autorización de la Consejería competente en materia de medio ambiente las actividades que se citan a continuación:

a) La realización de cualquier actividad por parte de empresas u otras personas jurídicas. f) La creación de equipamientos de uso público no promovidos por la Consejería competente en materia de medio ambiente.

g) Las instalaciones y equipamientos para la explotación de servicios de temporada en las playas tales como duchas, lavapiés, aseos, casetas de información turística, torres de vigilancia o pasarelas.

Esta normativa contraviene la instalación de servicios playeros, especialmente de carácter comercial, como son los chiringuitos.

Por estos motivos, GENA-Ecologistas en Acción ha cursado denuncia ante el SEPRONA, con copia a la Delegación Provincial de Medio Ambiente, para que aclare estos hechos y, en su caso se instruya el correspondiente expediente.