El pasado día 24 de Agosto de 2018, la Delegación Territorial de Medioambiente y Ordenación del Territorio de Cádiz emitió una Resolución relativa a la Solicitud de Autorización Ambiental Unificada presentada por Arcos Sun Invest S.L para el proyecto “ Circuito de Velocidad Arcos Lagos “, en el término municipal de Arcos de la Frontera (Expediente: AAU/013/16 ).

Desde Ama Natura-Ecologistas en Acción valoramos muy positivamente esta nueva denegación por afección visual al Paisaje, contemplando la legislación tanto estatal y autonómica como europea al respecto. A la vez que MOSTRAMOS NUESTRA PREOCUPACION por no haberse tenido en cuenta otros impactos tan importantes como la agresión al patrimonio histórico y cultural, al desarrollo sostenible de las personas y demás seres vivos, al despilfarro de agua en entornos tan necesitados y a la falta de consideración del espiritu de las leyes que protegen los Espacios Naturales de Protección de nuestra Sierra Gaditana, descritos en nuestras alegaciones.

Lo que no llegamos a ver es a qué leyes se comprometió cumplir y hacer cumplir el Sr. Alcalde cuando tomó posesión del cargo, puesto que afirma que esta resolución le “ha sentado cómo un jarro de agua fría”, ni A QUÉ PROYECTO SE OTORGA TAL DENEGACIÓN, dadas las constantes modificaciones que los promotores han hecho desde el anteproyecto con dos helipuertos; un primer proyecto, incluyendo un centro de interpretación del río Guadalete que
la Administración negó en un principio, al que luego añaden, en trámite de audiencia, considerándolo provisto de la utilidad pública, con la regeneración de la central hidroeléctrica de Bornos o pruebas con coches eléctricos bajo la misma pretensión, modificaciones éstas últimas, no consideradas en las respuestas a las alegaciones del promotor, y por tanto, obviadas en la Resolución.

Los promotores incluyen, en este supuesto proyecto deportivo , helipuerto, 10 habitaciones de hotel, 5 apartamentos, dos terrazas con piscina, spa, gimnasio, cafetería y restaurante, adquiriendo características más de proyecto inmobiliario, susceptible de sucesivas ampliaciones, principal actividad en su país de origen , y cuya relación profesional con el mundo del motor nadie conoce, a excepción de un anecdótico y lamentable accidente automovilístico.

Aún no hemos terminado de salir de las gravísimas consecuencias de la burbuja del ladrillo y especulación urbanística y parece que ni a autoridades ni a ciertos sectores les haya pasado factura (más bien al contrario).

Hay otros modelos de desarrollo para nuestra comarca. Sostenibles, creíbles, posibles y sin hipotecar en absoluto el desarrollo futuro y saludable de las personas, la economía y el entorno en el que hemos decidido vivir.

Seguiremos atentos a los sucesivos procedimientos administrativos y judiciales que con seguridad estos polivalentes promotores entablen, en la necesaria batalla en protección de nuestros espacios naturales, destinadas nuestras acciones a hacer cumplir las leyes que con ruidos de motores de gran cilindrada quieren soslayar.