Una empresa constructora ha vertido al rio, sin licencia, extracciones de agua putrefacta procedente de los cimientos de sus obras realizadas junto a las marismas del río Cachón.

En Zahara de los Atunes, muchos veranos hay episodios de malos olores por aguas estancadas y putrefactas del rio Cachón, un rio que, como tantos del litoral atlántico de la provincia de Cádiz, no logra desembocar en el mar sino que se acaba en las arenas de potentes playas que actúan como un filtro para la suciedad del río. El agua pasa pero sus residuos y sólidos en suspensión quedan en la playa; en este caso pegados al pueblo.

Ahora nos encontramos con una agresión más, que empeora notablemente el estado ambiental de las aguas del rio Cachón y, si sus propiedades organolépticas (olor, color, sabor) suelen ser malas en verano, ahora son realmente pésimas e inadmisibles. Además, desconocemos otros posibles contaminantes que puedan contener.

La empresa constructora, Palacio de Pilas S.C.A., pretende llevar a cabo la construcción de un complejo de viviendas junto a las marismas del río, donde ha iniciado la excavación de enormes cimientos. Como los citados cimientos están sobre el nivel freático del río Cachón, cuanto que empezaron a excavar apareció agua, decidiendo extraerla y verterla al río. Fue necesario realizar una serie de 30 pozos extractores (Foto 2) unidos por una tubería perimetral que termina en la marisma (Foto 3). Los primeros vertidos se realizaron sin permiso ni de extracción ni de vertido, siempre por la noche, argumentando que para evitar alarmas y malos olores.

La Entidad Local Autónoma de Zahara de los Atunes hizo correspondientes denuncias al Seprona, al Ayuntamiento de Barbate, a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (CMAOT) y hasta a la Fiscalía de Medio Ambiente, y durante unos días los vertidos cesaron. Pero el 31 de julio la CMAOT da los permisos de extracción y vertido. Todo ello, a pesar de encontrarse la obra en Dominio Público Hidráulico, al que no llegamos a entender.

Para Ecologistas en Acción es incomprensible que aguas del subsuelo de la ciudad sean vertidas sin el más mínimo filtro ni tratamiento, con olores pestilentes y composición desconocida. Incomprensible y punible el comportamiento de la empresa, pero igualmente incomprensible el permiso de la CMAOT de la Junta de Andalucía, que, además, oculta los datos de análisis a los afectados.

Es un verdadero atentado y una negligencia inadmisible contra las aguas del maltrecho río Cachón y los habitantes de Zahara de los Atunes haber realizado estos vertidos y permitir que se sigan realizando.