En los últimos días se ha producido un buen número de informaciones en prensa y radio que anuncian un proyecto financiado por el programa EDUSI para la conservación y regeneración de la finca de titularidad municipal El Patriarca. En dichas informaciones se dice que el proyecto ha sido consecuencia de la acción de un grupo de trabajo en la que entre otros se encontraba Ecologistas en Acción (EEA), siendo inexacta la información remitida intencionadamente por la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Como esta información corresponde a una media verdad, que a veces es peor que una mentira, queremos decir que es cierto que, desde 2016, EEA ha colaborado y participado activamente en reuniones convocadas por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para estudiar las posibles acciones que deberían acometerse, tras el éxito de ser salvado de un proceso urbanístico, para declarar a El Patriarca un Parque periurbano, incluyendo dentro del mismo, una zona Reserva Ecológica, coincidiendo con las áreas mejor conservadas del conjunto del espacios en cuestión.

Además fue la única entidad en presentar un documento, donde negro sobre blanco, se presentaba un Plan de Choque (mayo 2017) con medidas y acciones concretas, necesarias para revertir la situación actual de deterioro progresivo de tan singular y valioso lugar. Asimismo, a instancia de Ecologistas en Acción, la GMU inicio el trámite de un Plan Especial para El Patriarca, como una manera de “blindar” el espacio en términos urbanísticos.

La falsedad en la información está en que nunca Ecologistas en Acción fue convocada, en Abril y Julio de 2018, ni consultada por otros medios, como lo fueron otras entidades que forman parte del grupo de trabajo, como la Universidad de Córdoba por ejemplo, para preparar lo que hoy se presenta como un proyecto EDUSI ”Puesta en valor, conservación y protección del área del Patriarca”, con una inversión de 600.000 euros.

Por tanto esta asociación considera necesario desmarcarse de lo que ese proyecto en concreto pueda representar para el futuro del Patriarca. Si el proyecto es malo, por contener acciones no necesarias o equivocadas, nos sentimos libres de criticarlo y si es bueno, como dicen las autoridades, nos encantará apoyarlo como colectivo, pero desde fuera, con el conjunto de la ciudadanía. Ecologistas en Acción no necesita apuntarse como autor/responsable a algo en lo que no ha interesado que intervengamos y que desconocemos por completo y no por falta de interés sino porque no se nos ha convocado a las últimas reuniones del grupo de trabajo, constituido en su día a instancia de Ecologistas en Acción y la UCO.

Esta asociación cree que lo sucedido es algo que se repite entre las relaciones de los colectivos sociales y las administraciones públicas regidas por partidos políticos, estás no saben cómo tratar a los colectivos sociales en los diferentes procesos de participación, consulta y consecuentemente en las toma de decisión. Les gusta tener su apoyo en los momentos pre-electorales y en momentos y procesos muy concretos, pero en el momento de las decisiones el interés, desaparece, y se repite muchas veces, como en el caso que nos ocupa, que se intenta decir que han participado en las tomas de esas decisiones cuando no es cierto.

Hay más ejemplos de lo necesario de esto que decimos y continuará sucediendo si los colectivos, por la razón que sea continúan aceptando y colaboran en ese comportamiento que como poco lo calificaríamos de desleal.