• La presentación se desarrollará en el marco del encuentro de ‘Cuenca Azul’, organizado por COAGRET, la Coordinadora de afectados por Grandes Embalses y Trasvases.
  • La organización ecologista identifica 15 grandes embalses inservibles, tres de ellos en Aragón: los casos de Lechago (Teruel), Montearagón (Huesca) y Mularroya (Zaragoza), que el informe considera “fracasos hidráulicos” incluso desde su fase de construcción.
  • La inutilidad de estas infraestructuras obedece a diferentes motivos: estar situados en cauces carentes de agua, contar con fallos y deficiencias en su construcción o simplemente no satisfacer ninguna demanda.
  • Entre las propuestas, cabe destacar la demolición de presas y la restauración de cursos fluviales a su estado más natural como una buena praxis propia de los países avanzados.

[Informe] Grandes fracasos hidráulicos

Los embalses son una de las infraestructuras que mayores y más intensos impactos producen. La construcción de una presa implica la alteración total del río en el que se encuentra y afecta al ecosistema fluvial. En un gran número de casos, el proyecto supone la desaparición de núcleos de población, expulsando a sus habitantes, y también de los terrenos en los que se desarrollan actividades económicas, ya sean del sector agropecuario o de otro tipo. Según la estimación de Ecologistas en Acción, más de 500 pueblos desaparecieron en España bajo las aguas de los embalses. De paso, se han llegado a anegar valiosos restos del patrimonio histórico, arqueológico y cultural de la península.

Hay más de 1.200 grandes presas en España, siendo el quinto país del mundo con más infraestructuras de este tipo y el primero de la Unión Europea. Muchas de ellas no cumplen las funciones para las que fueron construidas, como el abastecimiento a poblaciones o los usos agrícolas, la laminación de avenidas o la generación hidroeléctrica.En el informe ‘Grandes fracasos hidráulicos’ se localizan y caracterizan 15 ejemplos de presas que no alcanzan dichos objetivos. En la mayoría de los casos han resultado infraestructuras inútiles por la falta de estudios previos adecuados del terreno, por cambios en las necesidades del territorio e incluso hay ejemplos de embalses en los que el caudal del río fue sobredimensionado y no se satisfacen las expectativas de volumen de agua acumulada.

El resto de casos repertoriados en el informe se halla distribuido por otras seis comunidades autónomas: Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Valenciano y Comunidad de Madrid.