Un año antes de que la Fiscalía Anticorrupción presentara la denuncia contra el Ex-director General de Urbanismo, Enrique Porto Rey y Luis Partida, alcalde de Villanueva de la Cañada, Ecologistas en Acción, presentó una denuncia similar. La denuncia de Ecologistas en Acción quedó paralizada hasta que se ha iniciado el procedimiento por la querella interpuesta por la Fiscalía. Ahora se han acumulado las dos denuncias, hecho al que se han opuesto los denunciados.

En un auto de fecha 16 de enero, el Juzgado de Instrucción nº 2 de Móstoles ha decidido inhibirse en favor del número 4 de la misma localidad en relación a las diligencias previas 6598/2006 iniciadas a partir de la presentación de una querella criminal de la Fiscalía Anticorrupción en relación al llamado caso Porto-Villanueva de la Cañada. El motivo de la inhibición es que se ha comprobado que existe una denuncia anterior, de febrero de 2005, de Ecologistas en Acción que estaba en trámite en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Móstoles. Dicha denuncia había pasado inadvertida inicialmente para el Decanato de los Juzgados y no ha sido hasta que Ecologistas en Acción la ha aportado a la causa que ha podido ser tenida en cuenta.

Ecologistas en Acción denunció el 20 de febrero de 2005 una larga lista de irregularidades en el proceso de aprobación de los Planes Parciales del sector 1 “Los Pocillos” y también del sector 3 “El Castillo” de Villanueva de la Cañada hasta el punto de que, más allá de simples vicios de nulidad del procedimiento de aprobación de los mismos, no puede sino pensarse en la intencionalidad de las graves deficiencias, carencias e inexplicables ausencias en los expedientes. Entre ellas estaba, la recalificación de facto de montes preservados y de áreas del Parque Regional del Guadarrama, el aumento de la edificabilidad que ello comportaba y la falta de informes ambientales básicos en el procedimiento de aprobación.

En el caso del Sector 3 “El Castillo” las irregularidades de contenido ambiental son aún más graves y evidentes ya que de una superficie total de 1.084.130 m2, un 10 % (102.080 m2) pertenece al ámbito territorial del Parque Regional del Curso del Guadarrama Medio, otro 10% más con una superficie de 95.142 m2 corresponde a montes preservados y un 50 % a superficies forestales que debían haberse protegido (481.459 m2 de encinares, 15.490 m2 de bosques mixtos y 80.547 m2 de bosques de ribera). El beneficio económico que supone incorporar estas zonas al Plan Parcial es por tanto muy significativo.

Por todo ello se consideró en la denuncia que los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra la ordenación del territorio de acuerdo al artículo 320 del Código Penal de 1995 y se acusaba como presuntos responsables el Secretario del Excmo. Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada, los miembros del pleno de la mencionada Corporación Municipal que votaron a favor de la aprobación inicial de los Planes Parciales de los Sectores I y III de Villanueva de la Cañada y los miembros de la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid que votaron a favor de la aprobación definitiva de los mismos, de acuerdo con los artículos 320.2 y 404 del vigente Código Penal. En su día no se tenía conocimiento del interés personal de Enrique Porto y sus socios en terrenos del Sector I, ni tampoco de su decisiva intervención en la redacción de los informes que facilitaron la posterior aprobación de los planes parciales y, por ello, no se le incluyó en la denuncia. Aunque a la luz del contenido de la querella de la Fiscalía su imputación actual está más que justificada.

Con la decisión adoptada por los Juzgados, aunque está pendiente de los recursos que ya han registrado las defensas de los imputados, se amplían a otros desarrollos y actuaciones urbanísticas en la localidad el objeto de las investigaciones, y es probable que también se amplíe la lista de imputados.