Imagen de dos especies de ave esteparia amenazadas, cedida por el fotógrafo Toni Peral.

Ecologistas en Acción de la Región de Murcia ha enviado un comunicado exigiendo al Gobierno regional que cumpla de una vez con los compromisos de España con la legislación europea, y apruebe de una vez los Planes de Gestión de los espacios protegidos de la Red Natura 2000, entre los que se encuentra la ZEPA 1 de Yecla, sobre la que ha surgido una reciente polémica.

Desde la asociación recuerdan al ejecutivo murciano y al Ayuntamiento de Yecla que España va a ser sancionada económicamente por la Comisión Europea por incumplir los plazos legales y prórrogas para la aprobación de dichos planes de gestión. Ese coste saldrá de los maltrechos fondos públicos y no será asumido ni por patronales, ni por propietarios, empeñados en dinamitar los procesos de aprobación desde hace años, a pesar de que ponen en riesgo financiación compensatoria, de la que ya son perceptoras algunas explotaciones.

La organización ecologista reprocha a los partidos políticos de Ciudadanos, Partido Popular y Partido Socialista en Yecla que se sumen a esta oposición en una maniobra populista e irresponsable, en la que además se está creando confusión y alarmismo mezclando dos planes diferentes: el Plan de Gestión de la ZEPA “Estepas de Yecla” y el Plan de recuperación de aves esteparias de la Región de Murcia, ambos sin aprobar desde hace dos décadas.

Respecto al Plan de Gestión de la ZEPA, Ecologistas en Acción recuerda que lo que se pretende proteger es el ecosistema estepario en una extensión de 4.290ha, que incluyen cultivos tradicionales de herbáceas y cereal de secano, vías pecuarias, espartales, entre otros. Se trata de preservar el hábitat de especies amenazadas como la Avutarda (Otis tarda) y la Ortega (Pterocles orientalis).

Es decir, que la protección no sólo es compatible con los usos tradicionales de agricultura de secano y ganadería extensiva sino que, en contra de lo que se deduce de las recientes declaraciones del consistorio yeclano, el plan pretende preservar dichos usos para que no desaparezca el hábitat estepario. Lo que no se permite es el cambio de estas estepas a otros usos como el regadío, el cultivo arbóreo o el desarrollo urbanístico.

Respecto al Plan de Recuperación de las Aves Esteparias conviene recordar que el Altiplano contiene las áreas de estepas mejor conservadas de la Región de Murcia, y que albergan la mayoría de las aves esteparias, algunas de ellas bastante amenazadas por la pérdida de hábitat y por otros impactos, como el sisón, el cernícalo primilla y la alondra ricotí.

Dicho plan, que no se encuentra aprobado ni tan siquiera inicialmente, no protege espacios, sino que establece medidas para preservar y potenciar las poblaciones de especies de aves amenazadas. En muchos casos, estas medidas ya vienen impuestas por planes urbanísticos municipales o por otra legislación sectorial.

No hay que olvidar que algunas ayudas vinculadas a fondos de la Política Agraria Común (PAC) o a Programas de Desarrollo Rural podrían verse comprometidas en un futuro cercano por la ausencia de estos planes.

Para Ecologistas en Acción el verdadero problema es la falta de voluntad del Gobierno Regional y ayuntamientos por una protección eficaz, que se traduce en el constante freno a la aprobación de la planificación y a la escasa dotación y eficacia para el reparto de ayudas a propietarios y sectores productivos. Además de las mentiras y medias verdades que se difunden entre el sector agrícola y ganadero por parte de algunos actores cuyos intereses van ligados a cambios de uso del suelo.

Por ello, Ecologistas en Acción considera imprescindible que se apruebe el Plan de Gestión de la ZEPA “Estepas de Yecla”, así como el Plan de recuperación de las aves esteparias de la Región de Murcia, y demanda al Gobierno Regional y a los ayuntamientos que dediquen más esfuerzos al asesoramiento a propietarios y empresas con producciones dentro de espacios protegidos, para que conozcan las posibles ayudas económicas a las que pueden acceder y los condicionantes ambientales que realmente les afectan.

  1. ZEPA: “Zona de Especial Protección Para las Aves”. Es una figura de protección del territorio, que se establece para salvaguardar determinadas especies de aves especialmente amenazadas. Estos espacios forman parte de la Red Natura 2000, red de espacios protegidos a nivel europeo.