A las denuncias de Ecologistas en Acción sobre parcelaciones en el entorno de la IBA 393 Torrejón de Velasco-Secanos de Valdemoro se añaden ahora usos y obras no permitidos por la ley en Valderremata, un paraje cuyos suelos el Tribunal Supremo confirmó igualmente en 2015 como no urbanizables de especial protección. Los responsables de la Comunidad de Madrid, que aún no han respondido a estas infracciones de la ley, insisten en mirar hacia otro lado.

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro ha instado al Área de Disciplina Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio a restituir el orden jurídico infringido a raíz de la ocupación y establecimiento de usos ilegales en diversas parcelas de Valdemoro y Torrejón de Velasco. Estas actuaciones, efectuadas en suelo no urbanizable de protección, consisten en la progresiva implantación y consolidación de habitáculos como casetas, módulos prefabricados o contenedores, a los que se suman depósitos de agua, barbacoas, huertos, etc. La Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, prohibe las parcelaciones urbanísticas sobre suelos así calificados. Los nuevos movimientos detectados están teniendo lugar en la parcela 57 del polígono 14 de Valdemoro.

La asociación ecologista denuncia la pasividad de la Consejería de Medio Ambiente, que ni tan siquiera ha dado respuesta escrita a estos requirimientos. En este sentido, ha vuelto a recordar a sus responsables que los terrenos afectados poseen calificación de suelos no urbanizables de especial protección, como certificó en abril de 2015 una sentencia del Tribunal Supremo en respuesta al recurso de Ecologistas en Acción contra la aprobación en 2004 de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valdemoro. En su escrito se ha interesado además por la implicación de los ayuntamientos de Valdemoro y Torrejón de Velasco, que debiera haberse concretado en los correspondientes expedientes sobre estas actuaciones ilegales que son, al mismo tiempo, contrarias a sus propias regulaciones municipales, como es el caso de Valdemoro (Normativa municipal del PGV, artículo 10.3.2).

El entorno donde se están consolidando estas nuevas parcelaciones urbanísticas, Valderremata, posee gran interés natural y constituye una espacio de transición entre el casco urbano de la localidad y áreas tan representativas como Bolitas de Airón o la finca El Espartal. Los estudios efectuados por Espartal-Ecologistas en Acción confirman la presencia en el entorno de Valderremata-Ermita de Santiago de especies cuya rareza o escasez en la región recomiendan su protección legal. Es el caso del tulipán silvestre (Tulipa sylvestris), azafrán amarillo (Sternbergia colchiciflora), Serradella blanquecina (Klasea flavescens), malvavisco loco (Lavatera triloba), Campanula fastigiata, Lepidium cardamines o la recientemente confirmada morsana (Zygophyllum fabago), localizada cerca de las nuevas construcciones ilegales.