Ecologistas en Acción de Rota ha comprobado las primeras agresiones a la empalizada que está colocando Demarcación de Costas sobre el cordón dunar. Dos boquetes de un metro cuadrado aproximadamente entre el hotel y  Punta Candor.

Con esta empalizada  se pretendía no sólo salvar la  escasa flora dunar  y los lugares de puesta del camaleón y aves marinas,  sino el pisoteo de personas sobre las crestas de arena después de años de abandono.

Esta empalizada y tela metálica  que  comenzó a instalar, como decimos,  Demarcación de Costas para la regeneración dunar  hace unos diez días, ya  ha recibido , al parecer, la visita de  unos personajes que  habían tenido la osadía de llamar la atención a los operarios que trabajaban en ello mostrando sus “quejas”.

También  hemos contado los pasos de pasarelas que acaban en las dunas y otros más,  para ir de los pinos a la orilla  entre la Urbanización V del Mar y Punta Candor: Son 9 nada menos con lo que cualquier persona que desee pasar de un lado a otro, tiene suficientes entradas y salidas. Tan sólo tendríamos que acostumbrarnos,  igual que hicimos desde hace unos 20 años con las pasarelas,  y no se pisotea la flora ni se molesta a la fauna de nuestro sistema dunar.

Con los datos que tenemos, se tome nota para la vigilancia por parte de Demarcación de Costas o Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Seprona, a quien daremos aviso,  o Delegación Municipal de Medio Ambiente al ser el pinar también patrimonio Natural de Rota.