El pasado sábado 10 de noviembre, en las playas de Aiguadoliva (Vinaròs-Benicarló), veintisiete voluntarios retiraron más de 2.000 kg de todo tipo de residuos en 200 metros de litoral.

Si bien ninguna playa se libra de la lacra de los vertidos de residuos sólidos, tras las riadas del pasado octubre, uno de los tramos litorales más sucios del Baix Maestrat, la zona de Aiguadoliva-Surrach, entre los municipios de Vinaròs y Benicarló (Castellón), acogió una iniciativa ciudadana para ayudar retirar la ingente cantidad de residuos acumulados en las playas y que ningún organismo público hacía nada al respecto. Los datos fueron desoladores, con cifras espeluznantes de residuos recogidos en 200 metros de playa y en 3 horas de trabajo:

  • Miles de envases de plástico, botellas, garrafas y latas (se llenaron 10 contenedores de plástico con una capacidad total de 10.000 litros) inundaban las playas. ¡Fueron el 80% de los residuos totales!
  • Cientos de kilos de botellas de vidrio.
  • Cientos de envases de herbicidas, agroquímicos y materiales tóxicos, estaban depositados sin control alguno.
  • Además, aerosoles, neumáticos, electrodomésticos, mantas, ropa, zapatos, poliuretano, residuos pesqueros, máquinas (cortacésped)…

¿Y de dónde vienen tantos residuos? Evidentemente de los vertidos ilegales de basuras a nuestros ríos y barrancos; de la negligencia humana; de las nefastas políticas de utilización de envases; de nuestra desconcienciación;… ¡Tenemos un problema gordo!

Lo positivo: el gran esfuerzo, motivación y colaboración de los voluntarios, que han venido de varios municipios (Vinaròs, Benicarló, Peñíscola, Càlig,…) e incluso de otros países (Francia, Alemania y Suiza); la colaboración del Ayuntamiento de Benicarló, con apoyo humano y de infraestructuras (cesión de contenedores para la retirada de residuos); la gran hermandad entre los asistentes… ¡Mil gracias!

¡Entre todos, se puede!