Juan Clavero, representante de Ecologistas en Acción, y Manuel Trujillo y Emiliana Rubio, representantes de la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos (PICP) han intervenido esta semana en el Parlamento europeo en Estrasburgo en diversas reuniones con europarlamentarios y con Humberto Delgado, portavoz de de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, para exponer la grave situación a que se está llegando en Andalucía por la progresiva usurpación de caminos públicos y vías pecuarias.

En Andalucía hay 33.700 km de vías pecuarias con unas 120.000 hectáreas de superficie. En 2001 la Junta de Andalucía aprobó un plan de recuperación de vías pecuarias que pretendía deslindar y recuperar un total e 25.200 km antes de 2020. La Junta de Andalucía asegura que se han deslindado 8.879 km, lo que significaría sólo un 26,3 %. Pero en realidad la cifra es mucho menor. Muchos expedientes se han dejado caducar, y la mala práctica en los deslindes ha hecho que más de un tercio hayan sido anulados por defectos formales. Además, de los deslindes que no han caducado, casi la mitad se encuentran recurridos, y es aquí donde queda más patente la desidia de la Junta de Andalucía, ya que la inmensa mayoría de los recursos –hay más de 3.000 pendientes-, no se resuelven. Mucho dinero invertido en deslindes sin efectividad. Para colmo, buena parte de estas vías pecuarias supuestamente recuperadas están cerradas y usurpadas. Al final, es posible que las vías pecuarias con deslinde en vigor y abiertas al público no superen los 2.000 km.

Este plan de recuperación de vías pecuarias ha sido cofinanciado por los fondos FEDER, por lo que se trata de un fraude a los objetivos de la financiación europea, ya que el gasto realizado ha resultado inútil. También se ha denunciado la adecuación de senderos de gran recorrido financiados con fondos Leader, ya que algunos, como el GR-48 transfronterizo entre Portugal y España, se encuentran cerrados al público, y la paradoja de que los propietarios de fincas que han usurpados vías pecuarias y caminos públicos reciban fondos procedentes de la PAC al declarar los terrenos apropiados para recibir subvenciones agrícolas. Los eurodiputados y eurodiputadas y el portavoz de la Comisión europea han mostrado especial interés ante esta mala gestión de fondos europeos.

Los representantes de Ecologistas en Acción y la PICP también han expuesto la desaparición de los caminos tradicionales, mostrando los interlocutores del Parlamento y de la Comisión europea su extrañeza por la inexistencia en España y en Andalucía de una normativa específica de protección, conservación y recuperación de este patrimonio público viario.

Tanto a los europarlamentarios como al portavoz de la Comisión Europea hemos traslado las siguientes propuestas:

  • La necesidad de que se investigue la ejecución de todas las ayudas concedidas al Gobierno Andaluz para la recuperación de vías pecuarias, y las ayudas de la PAC en fincas con vías pecuarias y caminos públicos usurpados.
  • La conveniencia de que exista un Reglamento marco en la UE que garantice la protección del patrimonio público viario en todos los países miembros.
  • Una invitación para que una delegación del Parlamento europeo visite Andalucía y pueda constatar in situ la situación de las vías pecuarias supuestamente deslindada y recuperadas con fondos europeos y de los caminos públicos usurpados.

Esta visita al Parlamento europeo se ha realizado por invitación del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea y la Izquierda Verde, a iniciativa del ex parlamentario andaluz de Podemos David Moscoso y de los eurodiputados Miguel Urbán y Estefanía Torres. Entre los diputados europeos con quienes nos hemos reunido estaban Xabier Benito (Podemos), Jose Bové (Verdes/ALE), Josep-Maria Terricabras (Verdes/ALE), Ernest Urtasun (Verdes/ALE), Paloma López (IU), Philippe Lamberts (Verdes/ALE), Clara Aguilera (PSOE) y Marisa Matias (Bloco, GUE/NGL).