Las personas activistas de la plataforma han tenido una lucha larga, con muchos altibajos, pero las últimas decisiones del Gobierno dejan ver la luz al final del túnel: el cierre definitivo de un proyecto plagado de irregularidades, intereses partidistas, empresariales y corrupción.

Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca. Ecologistas en Acción de Cuenca. Revista Ecologista nº 97.

El 30 de diciembre de 2011, en el segundo Consejo de Ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, se designó a Villar de Cañas, Cuenca, para alojar el Almacén Temporal Centralizado (ATC). El pasado 2 de julio, el Gobierno envió una carta al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) indicándole que suspendiera la emisión de su informe para autorizar la construcción del ATC. Entre ambos eventos, han ocurrido muchas cosas. Momentos en los que se veía inminente la construcción del cementerio nuclear, hasta ahora, que vemos aliviados que esa posibilidad se aleja.

Casi dos años antes de ese Consejo de Ministros, Ecologistas en Acción impulsó la creación de la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca, que ha sido clave para visibilizar la oposición ciudadana al proyecto. Conseguimos poco a poco aglutinar a medio centenar de organizaciones de todo el tejido social y político de Cuenca y Castilla-La Mancha (CLM). Se sumaron sindicatos, asociaciones vecinales, grupos ecologistas, ayuntamientos, partidos políticos…, todos excepto la CEOE de Cuenca (cuyo presidente se benefició de las obras ) y el PP.

Plataforma contra el ATC

Conseguimos consensuar un manifiesto y llegar a una posición antinuclear en un territorio en el que la mayoría de sus habitantes no se habían planteado tal debate. La lucha contra el ATC en Cuenca no se puede entender sin conocer la exitosa plataforma ciudadana, dispar y plural, que se ha mantenido activa y unida a pesar del tiempo y los cambios políticos.

Marcha contra el cementerio nuclear en Cuenca. Foto José Andrés Guijarro.

El trabajo continuado durante más de ocho años ha sido fundamental para dar al traste con el proyecto: lo inadecuado de la ubicación, la pésima gestión, la trama corrupta, la ocultación y las mentiras de sus responsables políticos.

La lucha contra el ATC en Cuenca no se puede entender sin la exitosa plataforma ciudadana, dispar y plural, que se ha mantenido activa y unida

Lo primero que hicimos fue dar charlas por todos los pueblos del entorno, excepto en Villar de Cañas, donde la secretaria del Ayuntamiento (clave en la candidatura) nos lo impidió. En ellas, licenciados en ciencias e ingenieros explicaron con rigor a la ciudadanía que la gestión de los residuos es un grave problema de la energía nuclear y que cualquiera que intente construir un cementerio nuclear se enfrenta a graves problemas sociales y políticos. Al tiempo comenzamos las movilizaciones, participando en una de las manifestaciones más grandes de CLM, en Guadalajara, numerosas movilizaciones en Cuenca y provincia, concentraciones en las sedes de Enresa, CSN y Ministerio de Industria… y nuestra tradicional marcha a Villar de Cañas que en mayo de 2018 cumplió su novena edición.

Trama corrupta

La Comisión Interministerial creada ad hoc para buscar un emplazamiento dio a Villar de Cañas el cuarto puesto en la lista por detrás de Zarra (Valencia), Ascó (Tarragona) y Yebra (Guadalajara). Sin embargo, el Gobierno de Rajoy eligió Villar de Cañas, una decisión estrictamente política (según reconoció el exministro José Manuel Soria) al llegar éste a un acuerdo con Dolores de Cospedal, número dos del PP y entonces presidenta de CLM1.

A cambio de controlar todo el proceso de licenciamiento y construcción, colocando a personas de confianza en puestos clave: Francisco Gil Ortega, exalcalde de Ciudad Real, al frente de ENRESA y Fernando Martí Scharfhausen, (compañero de negocios del marido de Cospedal y responsable de la designación de Villar de Cañas cuando fue secretario de Estado de Energía) al frente del CSN. Así, Iberinco, empresa de ingeniería de la que es directivo López del Hierro, el marido de Cospedal, ha conseguido hasta ahora casi 37 millones de euros en contratos para el ATC. Estos hechos los pusimos en manos de la Fiscalía Anticorrupción 2,que dio traslado a la Fiscalía de CLM que finalmente lo archivó .

Más de ocho años de lucha ciudadana para dar al traste con el proyecto por lo inadecuado de la ubicación, la pésima gestión, la trama corrupta, la ocultación y las mentiras de sus responsables políticos

Sobre el terreno, nos encontramos con la compra de voluntades de ENRESA y la promesa de una lluvia de millones en la zona. La plataforma estima en más de 100 millones de euros el pago en contratos, incluidas carreteras que nada tienen que ver con la ruta de los residuos y edificios de los que nunca se han dado explicaciones convincentes de para qué sirven.

Pero a sabiendas de que podría ser ilegal, ENRESA continuó las licitaciones e inició la construcción del edificio principal por 217,76 millones de euros, ahora parado 3 por la denuncia de Ecologistas en Acción4. Tras estas irregularidades y la nefasta gestión del proyecto, Gil-Ortega tuvo que dimitir5.

Protesta contra el ATC en Cuenca. Foto José Andrés Guijarro.

El peor de emplazamiento

La creación de un estado de opinión favorable al abandono del proyecto, basada en el rigor y la transparencia, tenía enormes dificultades. Por un lado, nos encontramos que el alineamiento de muchos medios de comunicación generalistas con la industria nuclear, nos imponía una cortina de silencio. Por otro, el nulo talante democrático de los impulsores del ATC en la zona, que se negaban a realizar debates e informar con objetividad a los vecinos de Villar de Cañas. Sólo se pudieron celebrar dos debates (en Villaescusa de Haro y Tarancón) que se saldaron con la apabullante victoria de la plataforma.

Todo esto unido a los problemas genéricos del ATC. Desde la plataforma, investigamos sus problemas geológicos y descubrimos que eran enormes e insalvables. También el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) le exigió a ENRESA una serie de estudios ante la constatación de los problemas del subsuelo de Villar de Cañas.

Manifestación contra el ATC. Foto José Andrés Guijarro.

Los informes del Área de Ciencias de la Tierra del CSN mostraban la inadecuación de los terrenos para la construcción del ATC. Además, la consultora independiente URS, a la que recurre el CSN a menudo, realizó un informe (encargado por el propio CSN) en el que se detallan los graves problemas geológicos del emplazamiento y se califica el terreno como “inadecuado” ante “la imposibilidad de efectuar una cimentación estable para la vida útil de estas estructuras”. Todo esto confirma nuestra afirmación de que Villar de Cañas es el peor de los emplazamientos para el ATC.

Los riesgos se pueden resumir en tres aspectos, según una empresa de geotecnia contratada por la plataforma: posibilidad de karstificación ante la existencia de yesos masivos en el subsuelo, presencia de arcillas expansivas que podrían agrietar el edificio en caso de cambio brusco en la humedad de estos materiales, así como la presencia de un acuífero cercano a la superficie que podría facilitar la migración de radioisótopos en el caso de fuga6. Por si fuera poco, se han producido varios terremotos a poca distancia del emplazamiento del ATC. A pesar de todo, el pleno del CSN dio luz verde al emplazamiento con el voto en contra de Cristina Narbona.

Cierre definitivo

A pesar de haber demostrado que los terrenos no son aptos. La maquinaria de la administración impulsada por el lobby nuclear parecía imparable. Por eso, a principios de 2015, planteamos una estrategia a medio plazo en el ámbito político. Conocíamos que los terrenos donde se pretendía albergar el ATC son de alto valor ecológico. Están en una Área Importante para las Aves (IBA) denominada Laguna de El Hito, con el nº 192 en el catálogo europeo, delimitada por un estudio de SEO BirdLife de 1998. Pero esta circunstancia decidimos no publicitarla y sí invitar a todas las formaciones políticas que se presentaban a las elecciones regionales de mayo de 2015 en la región a que se comprometieran a parar el ATC. Para ello, escenificamos el compromiso ante la prensa el 9 de marzo. Ese día, Equo, IU, Partido Castellano, Podemos, PSOE y UPyD firmaron, Ciudadanos se echó atrás dos minutos antes, y el PP fue el único que declinó su firma con antelación.

La ampliación de la protección de la Laguna de El Hito ha frenado el cementerio Nuclear.

Tras las elecciones, se constituye en CLM un gobierno formado por el PSOE y Podemos. Es en ese momento es cuando ponemos las cartas encima de la mesa y solicitamos la ampliación de la ZEPA de El Hito hasta los límites de la IBA 192. Esto fue un frenazo al proyecto, pero no impidió que un día antes (27 de julio de 2015) el CSN emitiera un informe favorable. El voto en contra de la entonces consejera Cristina Narbona fue un ejemplo de pundonor. El gobierno de Rajoy recurrió la ampliación de la ZEPA de El Hito. Lamentablemente, el Ejecutivo de Sánchez ha llegado tarde para retirar la denuncia y por ello se está preparando un recurso ante el Supremo.

Situación actual

Seis años y medio desde que el gobierno del PP pusiera el dedo sobre el mapa en Villar de Cañas, solo existe un informe favorable del CSN, pero no están listas ninguna de las tres autorizaciones, ni la declaración de impacto ambiental. Ahora, el nuevo Ejecutivo puede dar el carpetazo. Pero los colectivos antinucleares no están dispuestos a negociar la solución menos mala. Tras las últimas decisiones del gobierno se han sucedido las celebraciones y el intercambio de parabienes entre los activistas de la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear en Cuenca. Tenemos claro que quien ha parado este proyecto ha sido la ciudadanía y, en especial, los vecinos de la comarca de Villar de Cañas y numerosos colectivos agrupados en la plataforma. El movimiento antinuclear está de enhorabuena.

Foto José Andrés Guijarro.

 

  1. http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-soria-atc-villar-canas-sigue-adelante-20120214102036.html
  2. https://www.eldiario.es/clm/Plataforma-ATC-Cospedal-escrito-Anticorrupcion_0_471053092.html
  3. El procedimiento de adjudicación está paralizado desde finales de 2014, a falta de la apertura del tercer sobre de ofertas económicas. Un medio, dio como favoritos a cuatro licitantes, uno de ellos, una UTE formada por Dragados (del grupo ACS), Ferrovial y Construcciones Sarrión (propiedad del expresidente de la CEOE de Cuenca): https://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/empresas/ATC-Cementerios_nucleares-Grupo_OHL-Acciona-Ferrovial-Dragados_0_752624769.html
  4. https://www.ecologistasenaccion.org/?p=29394
  5. https://elpais.com/politica/2015/02/10/actualidad/1423578272_664026.html
  6. ttps://www.ecologistasenaccion.org/?p=33238