Gaia-Ecologistas en Acción de Morón de la Frontera participó a pesar de la lluvía,  junto a medio millar de vecinos/as en la manifestación que exigió «Justicia para la Sierra de Morón».

Tres proyectos mineros amenazan la supervivencia de este espacio natural, a pesar de estar clasificado como Suelo No Urbanizable de Especial Protección y Conservación Prioritaria.

Existen infinidad de motivos para manifestarse en defensa de la Sierra de Morón de la Frontera, también llamada Sierra de Esparteros o Sierra de Montegil. Basta con mirarla de lejos para sentir la agresión que se está produciendo a su paisaje, y basta con acercarse y adentrarse en ella para disfrutar de sus inmensos valores ecológicos. Por eso Ecologistas en Acción participó activamente en la manifestación que este domingo 18 recorrió las calles de Morón, convocada por la Plataforma Ciudadana Sierra de Morón a las 12 h.

La principal agresión la produce la concesión minera RSC 7200 de SIDEMOSA (Sierra de Morón S.A) que destruye la sierra desde 1966, aunque en realidad obtuvo el permiso minero en 1982, con una duración de 30 años, que se agotó en 2012. En 2014 la Junta de Andalucía, con la connivencia del Ayuntamiento de Morón, le otorgó una prórroga por otros 30 años, hasta 2044.  Desde enero de ese 2014 Ecologistas en Acción mantiene un recurso contencioso administrativo contra esa prórroga ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). El periodo de pruebas ha culminado, constando cinco informes técnicos y periciales que declaran la incompatibilidad urbanística de la actividad extractiva con la protección establecida en las normas urbanísticas vigentes de Morón de la Frontera.

El recurso está actualmente en fase de conclusiones, y siendo conscientes de la contundencia de las pruebas, el Ayuntamiento de Morón ha acelerado la modificación de su PGOU para favorecer la actividad minera frente a la especial protección que actualmente tienen esos suelos. Con ello, el Ayuntamiento está vulnerando el principio jurídico de no regresión del Derecho Medioambiental o cláusula stand still, que recientemente ha usado el propio TSJA para anular una modificación urbanística del PGOu de Arahal. Ese principio jurídico implica que “no cabe adoptar medidas que supongan un patente retroceso en el grado de protección alcanzado”

El segundo de los proyectos consiste en la insistencia de la empresa LALO SILES (del mismo promotor que SIDEMOSA) para intentar reabrir la denominada cantera RSA 79 Esparteros, situada en el extremo este de la Sierra, junto al río Guadaira. Esta cantera está inactiva desde 1997 y se sitúa cerca de viviendas habitadas a 100, 200 y 300 metros respectivamente, por lo que las autoridades mineras le han denegado el uso de explosivos. El pasado 9 de noviembre, el Juzgado nº1 de lo contencioso administrativo de Sevilla ha admitido la personación de Ecologistas en Acción para defender los intereses de esas familias, y de toda la ciudadanía de Morón, frente a la pretensión de la empresa de obtener permiso judicial para usar explosivos y reabrir la cantera durante, al menos, 10 años más. Esta cantera también está situada en suelo protegido por las normas urbanísticas vigentes en Morón, pero el Ayuntamiento, por ahora, está dando la espalda a los vecinos afectados.

El tercer proyecto consiste en la apertura de una nueva macroexplotación minera denominada RSC 7201 Sierra de Esparteros, cuyos promotores son los Herederos de Francisco Siles (mismo promotores que LALO SILES y SIDEMOSA). Estaría situada entre la cantera de Esparteros y la ermita de Guadaíra, con una extensión de más de 25 hectáreas de monte frondoso. Este proyecto ya obtuvo una Declaración de Impacto Ambiental desfavorable en 1998, en base a contundentes informes técnicos que destacaban los daños ambientales y la incompatibilidad con la protección de Conservación Prioritaria que le confieren a la zona las normas urbanísticas de Morón. Ahora se ha reiniciado el expediente y ya constan, desde marzo de 2018, informes de los departamentos de urbanismo y medio ambiente del Ayuntamiento de Morón, y del Servicio de Protección Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente destacando la incompatibilidad urbanística y ambiental del proyecto.

Desde Ecologistas en Acción no pararemos de exigir a las administraciones competentes, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Morón, que cumplan con la legalidad vigente, y ante sus incumplimientos, no pararemos de exigir JUSTICIA PARA LA SIERRA DE MORÓN ante los tribunales de justicia.