Ecologistas en Acción ha denunciado ante las autoridades competentes una nueva roturación y puesta en regadío ilegal en terrenos protegidos del Término Municipal de Totana, en el paraje conocido como La Ñorica. Se trata de 12 hectáreas de terreno, en las que además se ha construido una caseta de riego y un vallado parcial.

Regadíos ilegales en el paraje de La Ñorica, Totana, pertenecientes a los Saladares del Guadalentín, que cuentan con varias figuras de protección ambiental.

La organización ecologista advierte que los terrenos están protegidos bajo diferentes figuras de protección ambiental, como son el Espacio Natural Protegido denominado “Paisaje protegido de los Saladares del Guadalentín”, el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) ES6200014 “Saladares del Guadalentín” y la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) ES0000268 “Saladares del Guadalentín”. También es un Área de Protección de la Fauna Silvestre.

Todas estas figuras de protección se deben a la especial vegetación de la zona, típica de saladar, y a diversas especies animales asociadas a este paisaje, en su mayor parte amenazadas. De hecho, es un área especialmente sensible a la transformación del suelo debido a la presencia de especies de aves acuáticas, rapaces y esteparias, que utilizan la zona como área de nidificación, caza y campeo. Entre las especies más sensibles cabe destacar, entre otras, el Aguilucho Cenizo, el Sison, la Ortega, el Chorlitejo patinegro o el Águila culebrera, que forman parte del Catálogo de Especies Amenazadas de la Región de Murcia.

La organización ha aprovechado la ocasión para recordar que estos hechos se producen mientras el Plan de Gestión Integral de los Saladares del Guadalentín sigue sin aprobarse, al igual que sucede con el Plan de Recuperación y conservación de aves esteparias en la Región de Murcia, en el que precisamente este paisaje protegido figura como uno de los espacios con más biodiversidad en ese tipo de aves.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha solicitado que, además de la sanción correspondiente, se exija a los responsables la retirada de la valla y de la caseta, así como la reposición del terreno al estado anterior.