A la satisfacción por el inminente cese de Isabel Ugalde como gerente de La Almoraima, ha seguido nuestra indignación al conocer que se pretende recolocar en las máximas responsabilidades de esta finca pública a quienes fracasaron en Las Aletas.

Ecologistas en Acción ha tenido conocimiento de que el Ministerio de Transición Ecológica va a destituir de forma inminente a lsabel Ugalde como gerente de la finca La Almoraima, al frente de la cual ha desarrollado una nefasta gestión, con intento de privatización incluido. Esta destitución ha sido solicitada de forma reiterada por Ecologistas en Accion a la ministra Teresa Ribera y al director del Organismo Autónomo de Parques Nacionales, del que depende la empresa pública La Almoraima S.A., titular de la que es el la mayor finca pública de Andalucía.

Pero cual no habrá sido nuestra sorpresa al conocer que el gobierno socialista pretende recolocar a dos personas defenestradas del desastroso proyecto de Las Aletas, un gigantesco polígono industrial proyectado en terrenos de Dominio Público Marítimo-Terrestre de la Bahía de Cádiz. En concreto, el Ministerio de Transición Ecológica va a nombrar presidenta de la empresa pública La Almoraima S.A. a Juana Mª Lázaro Ruiz, la que fuera presidenta del Consorcio Las Aletas y máxima responsable de un proyecto ilegal anulado dos veces por el Tribunal Supremo, poniéndola al frente de la gestión de una finca pública de alto valor ecológico. Mientras que, como gerente de la finca, va a nombrar a Florencio Alonso Segur, que fue miembro del Consejo de Administración de la Sociedad de Gestión del Proyecto Las Aletas S.A. Ninguno tiene experiencia alguna en gestión de fincas forestales, y menos en gestión de espacios naturales protegidos, ya que La Almoraima está incluida en su totalidad en el Parque Natural Los Alcornocales.

Ecologistas en Acción considera esta pretensión una cacicada, digna de la más negra forma de hacer política, aquella que antepone la recolocación de amigos y correligionarios a los criterios de buena gestión de lo público. Hay que destacar que existen profesionales de reconocido prestigio y con amplia experiencia en la gestión de esta finca, que son funcionarios públicos y que, por tanto, su nombramiento al frente de La Almoraima no supondría un gasto añadido.

Ecologistas en Acción espera que el gobierno de Pedro Sánchez se replantee esta cacicada, renuncie a estos nombramientos y ponga al frente de La Almoraima a profesionales con experiencia en la gestión forestal y de espacios naturales protegidos, y comprometidos con la defensa de esta finca pública.

Asimismo, esperamos que se ordene a La Almoraima S.A. que retire el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra el Decreto 150/2017 de la Junta de Andalucía por el que se amplió el Parque Natural Los Alcornocales, incluyendo la totalidad de esta finca pública.