El Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia ha informado favorablemente la supresión del trazado histórico de la vía pecuaria “Cordel de Marugán a Zarzuela del Monte” para facilitar la caza mayor intensiva en la finca “Lastras de la Lama”, en Monterrubio. A cambio, se abriría un nuevo trazado exterior, un pasillo entre dos cerramientos cinegéticos.

Antecedentes de la Finca Lastras de la Lama

La finca Lastras de la Lama, de 1.230 hectáreas de monte de encina, pinos y algunos cultivos, tuvo su lindero oriental histórico en el cordel de Marugán, pero al adquirir su antiguo propietario varias fincas al Este del Cordel, esta vía pecuaria quedó integrada parcialmente en la nueva propiedad. Con el tiempo, los dueños cerraron las entradas del Cordel y las de todos los caminos públicos para impedir el paso a la finca.

Adquirida la propiedad por la empresa “Arrendamientos e Inversiones, S.A.”,  el Ayuntamiento de Monterrubio y la empresa promovieron la aprobación de unas normas urbanísticas en 2001 para declarar urbanizable 475 hectáreas de la finca y construir una promoción de 1.500 viviendas con campo de golf, siguiendo el ejemplo de la Urbanización de Siete Fuentes, en Marugán.

La Comisión Provincial de Urbanismo de Segovia se opuso en diciembre de 2002 a la urbanización y declaró la finca suelo rústico con protección natural. El Ayuntamiento, facilitador de la empresa, llegó hasta el Tribunal Supremo, que sentenció el 22 de octubre de 2010 que la finca no se podía urbanizar por sus elevados valores naturales.

En 2011 “Arrendamientos e Inversiones, S.A.” retomó el proyecto de campo de golf de 18 hoyos y club social, que finalmente fue rechazado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que dictó el 27 de mayo de 2013 una declaración de Impacto Ambiental desfavorable, debido a la protección otorgada por la Red Natura 2000, la presencia de águila Imperial ibérica y cigüeña negra y el alto valor ecológico de la finca.

Una nueva orientación mercantil: la caza intensiva

En 2013 la empresa presentó un proyecto para la cría intensiva de ciervo y gamo y la renovación de 13.300 metros lineales de  cerramiento cinegético de las 1.200 ha, que sería autorizado previa Declaración de Impacto Ambiental de 10 de octubre de 2014 (BOyL 24/10/14). Esta declaración de Impacto, no obstante, obligaba a mantener abiertos los caminos públicos municipales con puertas practicables de 2 m de ancho y pasos en los arroyos Marugán, los Prados y Ventilla.

En febrero de 2013 se produjo el compromiso de venta de las acciones de la empresa y los nuevos propietarios condicionaron el pago de una importante suma a la desafectación (supresión) de los caminos públicos del interior de la finca (Acta de manifestaciones de 13/02/2013 ante el Notario de Castilla La Mancha D. Álvaro Cobián Echevarría, nº 284).

En diciembre de 2014 los vendedores de la finca (de las acciones), apoderados expresamente por los compradores, solicitaron la supresión de todos los caminos públicos del interior de la finca, y la creación de una vía que circunvalase la propiedad. En total se pretendían suprimir veintitrés kilómetros y 385 metros lineales de caminos púbicos con una superficie estimada de 92.354 m², pero Medio Ambiente informó desfavorablemente el 20 de diciembre de  2016.

Todos los caminos públicos permanecen cerrados

El Ayuntamiento, que ha inventariado 12 caminos públicos, concedió licencia de obras en 2015 para ejecutar el cerramiento cinegético, que incluía la cláusula que obligaba a dejar pasos abiertos. A pesar de ello, todos los caminos, incluido el Cordel, se encuentran cerrados con candado y sistema de seguridad y sólo se puede acceder si lo autorizan los guardas de seguridad, previa humillante llamada telefónica para su apertura, que puede ser o no concedida, al arbitrio y capricho de los propietarios.

Como colofón, “Arrendamientos e Inversiones, S.A. ha solicitado suprimir el cordel de Marugán a Zarzuela del Monte, que atraviesa la finca de Norte a Sur y sustituirlo por un camino perimetral de 40 m de ancho, encerrado entre dos mallas cinegéticas, justificando que es necesario para la caza intensiva que se desarrolla en la finca. Sorprendentemente, el Servicio Territorial de Medio Ambiente ha emitido un informe previo favorable.

Ecologistas en Acción de Segovia, que ha sido parte en todos los procedimientos citados desde hace diez años y se ha opuesto a la urbanización de la finca, al cierre cinegético salvaje que se proponía, al cierre de los caminos públicos y al campo de golf, se opone hoy al cambio de trazado del Cordel y exige su apertura para el paso de ganado y para los usos complementarios de ocio, para peatones y ciclistas y exige la apertura de los pasos peatonales de todos los caminos públicos municipales, que comunican con los pueblos del entorno.

Ecologistas en Acción exigirá ante los Tribunales mantener el trazado histórico del cordel

Por eso, solicita al Ayuntamiento de Monterrubio y a la Junta de Castilla y León que exijan el respeto a las autorizaciones concedidas y a la declaración de impacto ambiental y obliguen a Arrendamientos e Inversiones, S.A. a mantener pasos peatonales abiertos con mecanismos adecuados en todos los caminos públicos, en los pasos de los arroyos y a lo largo de todo el Cordel de Marugán a su paso por la finca Lastras de la Lama.

En caso de que las autoridades públicas no asuman sus responsabilidades, Ecologistas en Acción se opondrá ante los Tribunales a la modificación del trazado del Cordel, que responde a un interés particular de los propietarios de la finca en mejorar el coto privado de caza mayor intensiva, pero no responde en absoluto al interés público, que pasa necesariamente por respetar y recuperar el trazado histórico para uso pecuario y para uso por los ciudadanos.