Ecologistas en Acción muestra su oposición y califica de decepcionante la posición tanto del Partido Popular, como el del Partido Popular de La Rioja, por la poca relevancia que va a seguir teniendo el medio ambiente en el nuevo Gobierno en su apuesta una vez más por el trasvase del Ebro.

Ecologistas en Acción afirma que el Trasvase del Ebro no tiene ‘ futuro’, al no tener en cuenta ‘el cambio climático ni el aumento incontrolado de las demandas’. También hay que señalar que se sigue insistiendo en la idea de que sobra agua, sin tener en cuenta que la vida del mediterráneo necesita el agua dulce del Ebro.

El trasvase del Ebro a la costa mediterránea, es ‘insostenible ambientalmente por sus graves impactos ambientales y sociales’. Ecologistas en Acción consideran que el trasvase es el paradigma de la ‘insostenibilidad’. El cambio climático que se está produciendo, ‘implica la reducción de los recursos hídricos disponibles en todas las cuencas, de tal manera que en el curso de algunas décadas no podrá realizarse ningún trasvase’. La situación contribuirá a que se produzcan fuertes tensiones entre las cuencas donantes y las receptoras, y asimismo dentro de las propias receptoras, ‘pues no hay que olvidar que este trasvase no cuenta con el consenso social y territorial necesario’.

Otro factor que preocupa a Ecologistas en Acción es la creciente demanda en la zona mediterránea, que puede ocasionar que ‘el déficit actual que se pretende cubrir cuando el trasvase esté construido sea mucho mayor’. La solución, para los ecologistas, es frenar ese crecimiento de la demanda, ‘aunque ello obligue a abandonar regadíos’. Además, recalca la organización, el modelo intensivo agrícola es medioambientalmente perjudicial, por el consumo masivo de fitosanitarios y abonos.

Ecologistas en Acción recuerda que ‘en cada zona existe el agua que hay’ y la solución pasa por incrementar al máximo la eficiencia en su utilización.

El Partido Popular de La Rioja, una vez más no defiende los intereses de la región, ni su medio ambiente.