Los cetáceos son los mamíferos más salaos, algunas de las especies que descubriréis en este calendario habitan comúnmente cerca de nuestras costas, otras se acercan durante sus travesías transoceánicas buscando zonas de alimentación.

Estas especies son extremadamente vulnerables a cambios ambientales e impactos antropogénicos derivados de actividades como las prospecciones petrolíferas, el tráfico marítimo, el turismo de avistamiento mal gestionado y los delfinarios, entre otras.

Es por ello que su supervivencia está estrechamente ligada a la calidad ambiental de nuestros mares, calidad que se ve afectada por la contaminación química, acústica y el incremento en la presencia de basuras marinas.

Una de las actividades humanas con las que más interaccionan es la pesca, resultando esta interacción negativa para ambas partes. La sobreexplotación y consecuente falta de recursos pesqueros afecta tanto al sector pesquero como a la conservación de los cetáceos, razones por las que consideramos imprescindible continuar trabajando por una gestión sostenible de la pesca.