Ecologistas en Acción ha denunciado ante el Ayuntamiento de Murcia y la Dirección General de Medio Ambiente que se han producido tres días seguidos de contaminación por partículas PM10, que afectan a la salud de la población, y cuya fuente principal es el tráfico en la ciudad de Murcia, aunque también contribuyen las quemas agrícolas.

El episodio de contaminación ha quedado reflejado en los datos de la estación medidora de San Basilio, que delatan la superación del límite diario de 50 microgramos por metro cúbico:

Fecha Media Diaria de PM10
25 /12/2018 74 microgramos /m³
26 /12/2018 51 microgramos /m³
27 /12/2018 57 microgramos /m³
https://sinqlair.carm.es/calidadaire/redvigilancia/redvigilancia.aspx

Al mismo tiempo, denuncian que no se están midiendo en San Basilio los niveles de otro contaminante muy ligado al tráfico, como es el dióxido de azufre (NO2), debido a la rotura del obsoleto medidor de dicha estación. Esta falta de datos tiene dos consecuencias claras. Por un lado impide detectar los altos niveles de NO2 que posiblemente acompañan a este episodio contaminante, y que tienen efectos sobre la salud de las personas. Por otro lado, deja un vacío de datos desfavorables, que minimizarán la percepción del grave problema de contaminación del aire que realmente sufre la conglomeración de la capital murciana.

Respecto a las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Murcia, la organización ecologista, considera inaceptable y totalmente insuficiente que el consistorio se quede en meras recomendaciones. Esto supone un “brindis al sol”, sin efecto alguno en el episodio contaminante.

Recuerdan que la contaminación del aire es un problema de salud pública, y que multitud de estudios recientes alertan de sus efectos sobre la población, que van desde la pérdida de calidad de vida, a la aparición y/O agravamiento de enfermedades pulmonares y cardiovasculares, así como el aumento de la mortalidad y disminución de la esperanza de vida.

Por ello, Ecologistas en Acción insta al Ayuntamiento de Murcia a tomarse en serio el problema de la contaminación del aire, mayoritariamente fruto del excesivo tráfico de vehículos, y que se adopten medidas serias y eficaces, tanto en la prevención de este tipo de episodios, como en las medidas a adoptar para reducir el impacto y duración de los mismos.

Como ejemplo de medidas para reducir y acortar episodios como el de estos días están la restricción de los vehículos más contaminantes al entorno urbano, la gratuidad del transporte público y ampliación de sus horarios, la prohibición expresa de cualquier actividad que suponga el aumento de la contaminación como quemas agrícolas, movimientos de tierras, etc.

Pero lo verdaderamente importante es trabajar en medidas que reduzcan de manera efectiva la contaminación ligada al tráfico y que inevitablemente pasa por disminuir la cantidad de vehículos a motor que circulan por el municipio, que pasa por medidas de incentivo del transporte público y otros transportes no motorizados, como por medidas de restricción al uso del vehículo motorizado, en especial de los más contaminantes. Son muchas las medidas que puede adoptar el consistorio en ejercicio de sus competencias.

Para terminar, la organización critica que sigamos teniendo una red regional de vigilancia de la calidad del aire obsoleta y con múltiples carencias, algo que vienen denunciando desde hace varios años. Muchos analizadores han superado ampliamente su vida útil, por falta de inversión suficiente del Gobierno Regional. La obsolescencia de la red regional provoca el deterioro en estas infraestructuras, aumentando los problemas y costes de mantenimiento, aumentando los fallos técnicos y la consecuente ausencia de datos, aumentando las incidencias, falsas superaciones, averías, caídas del sistema informático, etc. Estos aspectos negativos causan, en muchos casos, un funcionamiento irregular, limitando la calidad, la captación y evaluación de los datos sobre contaminación atmosférica en nuestra región, distorsionándose la situación real.

Sobre las contaminación por partículas

La contaminación producida por las partículas PM10 (partículas de hasta 10 micras) se emite por el tráfico rodado, especialmente el tráfico rodado pesado, la industria petroquímica, las actividades metalúrgicas y de producción de fosfatos, etc., a las que se suman las fuentes de origen natural como las intrusiones de polvo sahariano que afectan de una manera episódica a la región murciana.

La exposición crónica a las partículas se ha asociado con el aumento el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Los incrementos de partículas PM10, provocan un aumento del 1 % de ingresos de todas las causas cardiovasculares 1. En 2014, el 92 % de la población residía en lugares donde las directrices de calidad del aire no se cumplieron. De todos los contaminantes del aire, la materia particulada, derivada de los combustibles, tiene el mayor efecto sobre la salud. Se calcula que el 25 % de los las muertes por cáncer de pulmón, el 8 % de las enfermedades pulmonares (EPOC) y 15 % de cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular y muertes . Las partículas PM10 tienen también un impacto en el medio natural. Al depositarse sobre las hojas de las plantas pueden reducir la capacidad de intercambio gaseoso y afectar a la fotosíntesis.

  1. Ballester, F. et alii (2005): El proyecto EMECAS, protocolo del Estudio Multicéntrico en España de los efectos a corto plazo de la contaminación atmosférica sobre la salud. Rev. Esp. Salud Pública. Vol. 79, n.2, marzo-abril 2005.

    Ostro, B. et alii (2011): The Effects of Particulate Matter Sources on Daily Mortality: A Case-Crossover Study of Barcelona, Spain. Environmental Health Perspectives. Vol.119. n. 12. December 2011.

    ISGlobal Barcelona Institute for Global Health: ISGlobal Annual Report 2016. Barcelona, p.15. http://www.isglobal.org/documents/10179/2373472/ISGLOBAL+ANNUAL+REPORT+2016/1ed70e3b-46a6-4dff-9b30-4267b2988e7e