Con motivo de la Navidad, Ecologistas en Acción invita a la reflexión sobre los verdaderos valores que se deben fomentar en estos días y que no se encuentran en un centro comercial.

Un año más, Ecologistas en Acción pone el centro reflexionar sobre el verdadero sentido de la Navidad,  un periodo del año en el que crece enormemente el consumismo y  las campañas publicitarias dan simbología emocional a las compras compulsivas. Es por ello que la organización propone reflexionar sobre lo que verdaderamente nos hace felices y nos genera bienestar.

En estos días de bulimia consumista, además de denunciar los impactos sociales y ambientales que lleva asociada, la organización ecologista quiere visibilizar que lo verdaderamente importante no se encuentra en un centro comercial. Así, el bienestar tiene más que ver con los tiempos necesarios para el fomento de nuestras relaciones sociales y con recuperar valores como la solidaridad y la cooperación, que con los efímeros momentos de satisfacción que ofrece el consumismo.

Por una Navidad más sostenible y feliz

El gasto familiar en todas las zonas del Estado español se dispara al llegar la Navidad. Se ha conseguido instaurar en las cabezas de los consumidores un principio: celebrar la Navidad requiere ineludiblemente ir de compras. Desde Ecologistas en Acción pensamos que este principio debe ser sustituido por otros más colectivos y responsables social y ambientalmente.

Sin duda hay algo detrás que nos impulsa a comprar a pesar de que las economías familiares se resientan. La publicidad aprovecha estos momentos en los que afloran nuestros mejores deseos y sentimientos hacia las otras personas para reconducirlos hacia el consumo, y ese continuo mensaje cala en nuestra sociedad sin que echemos la vista atrás para ver que, no hace tanto tiempo, éramos felices celebrando la Navidad de otro modo.

Este continuo bombardeo publicitario empieza más de un mes antes de que llegue la Navidad, y lo hace comenzando por meter en las cabecitas las niñas y niños de la casa un montón de anuncios de juguetes. Muchos padres y madres, acaban por convencerse de que para demostrar lo mucho que les quieren les tienen que comprar más regalos, y terminan sometiéndose a la dictadura de la publicidad olvidando alternativas de consumo más justas social y ambientalmente, e incluso lo más importante que el mejor regalo es el tiempo que les dediquemos y que es posible jugar sin juguetes.

Desde Ecologistas en Acción, se quiere hacer un llamamiento para recuperar la creatividad y la capacidad de compartir a la hora de celebrar estas fiestas, y que se centren en el verdadero valor dela Navidad, la riqueza de las relaciones sociales.