Ecologistas en Acción de Andalucía considera que las propuestas firmadas para la formación del nuevo gobierno de Andalucía por el tripartito de la derecha y la extrema derecha, representan una grave amenaza para la convivencia cívica en nuestra comunidad, un retroceso inaceptable en la protección de los derechos sociales y del medio ambiente, y una afrenta para la ciudadanía que defiende la democracia y la libertad.

Ecologistas en Acción seguirá trabajando en su misma línea de defensa medioambiental, aunque con más decisión ante la hostilidad exhibida por los pactos de gobierno hacia las conquistas sociales y ambientales conseguidas. El colectivo ecologista se compromete a emprender y compartir la lucha contra las organizaciones y las ideas de la extrema derecha neofascista y de sus aliados de la nueva derecha. Los avances sociales nunca se pueden dar como definitivos y queda demostrado que requieren de una movilización permanente del resto de la sociedad.

El neofascismo ha venido para quedarse. Las crisis económicas y sociales están originadas por otras de recursos, energéticas, ambientales… con las que están ligadas. Proponer medidas simples a problemas complejos, que en muchos casos son cortinas de humo, no sólo no resuelven los conflictos sino que los agravan. Se augura un gobierno andaluz que va a dinamitar la convivencia y hará tambalear la cohesión social. La primera mala noticia podría ser la supresión de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, desguazándola y repartiendo sus competencias entre otras consejerías de carácter económico.

El conjunto de las 90 medidas PP-Ciudadanos más las 37 medidas PP-VOX llevarán de forma descarnada o encubierta a la privatización de servicios públicos, la destrucción del territorio y el menoscabo de derechos civiles. Con la exaltación de la desregulación, se volverán a reproducir las políticas que nos llevaron a la dura crisis que hemos padecido.

Para Ecologistas en Acción de Andalucía resulta del todo increíble que el PP se considere adalid de la lucha anticorrupción, causa temor que pretenda una contrarreforma de la ley del suelo, es inaceptable que se pretendan privatizar las playas, o que fomenten la privatización en las políticas de educación y sanidad. La bajada de impuestos a las clases privilegiadas desplazará la carga fiscal hacia las personas asalariadas y degradará los servicios públicos. Mención aparte merece la institucionalización de ataques a ideologías no compartidas por la derecha, sobre todo el colectivo feminista, al que Ecologistas en Acción da su apoyo en las manifestaciones de hoy, y se lo seguirá dando en el futuro, pero también a personas migrantes o al colectivo LGTBI.

Por último, Ecologistas en Acción hace un llamamiento a la reflexión, sobre todo de aquellos partidos como el PSOE que cada vez se han ido escorando más a la derecha con sus políticas neoliberales. Al reconocimiento y corrección de errores por parte de la izquierda, para poder desactivar el surgimiento de la derecha y ultra derecha.

Se requieren nuevas iniciativas para que la degradación ambiental, la precariedad y el desempleo, la desigualdad social y la carencia de expectativas para gran parte de la población andaluza, sean problemas a abordar y resolver en un marco de convivencia democrática, sin que sirvan de excusa para lanzar salidas en falso, como propone esta nueva alianza reaccionaria.