Ecologistas en Acción 
Solicita el desmantelamiento de la nave de alpacas de Ubiarco

Ecologistas en Acción Cantabria ha solicitado a la Alcaldía de Santillana del Mar, que den las órdenes oportunas para proceder al inmediato derribo de la nave de alpacas en Ubiarco.

 

El pasado 15 de octubre, se declaró firme la sentencia que anulaba la licencia concedida por el Ayuntamiento de Santillana del Mar, para la construcción de una nave de alpacas en Ubiarco, condenando en costas al Ayuntamiento y al promotor.

Ecologistas en Acción exige que se proceda al desmantelamiento de todas las obras realizadas, incluida la cimentación, restaurando el entorno a su estado original. Que no se dilate en el tiempo este desmantelamiento, evitando así situaciones interminables de ejecución de las que este consistorio es bien conocido.

De la misma manera, Ecologistas en Acción entiende que el Alcalde de este Ayuntamiento debiera dar explicaciones a sus vecinos respecto a la autorización que emitió en su momento y que ha supuesto la condena en costas, a cargo del erario público. Igualmente debiera dar explicación del motivo por el que se ha mostrado permanente como defensor de esta demostrada ilegalidad urbanística, intentado evitar que parte de la construcción se siga conservando.

EAC destaca el gran valor ambiental de toda la franja costera centro occidental de Cantabria, en la que todavía es posible encontrar enclaves alejados de las edificaciones a pie de costa, basadas en modelos urbanísticos especulativos, y con presencia de valores ambientales de enorme importancia. Estos enclaves ya han desaparecido en la mayor parte del resto del litoral de la Comunidad Autónoma, por lo que se deben elevar a una consideración acorde con su relevancia.

Por enésima vez, EAC insta al Ayuntamiento de Santillana del Mar a realizar un ESTUDIO MINUCIOSO DE LOS RECURSOS NATURALES contenidos en su Término Municipal, con el fin de determinar los valores ambientales presentes, y poder así establecer medidas de protección eficaces que aseguren su perdurabilidad en el tiempo. EAC recuerda que estos valores ambientales son el sustento para mantener a buena parte de los negocios hosteleros, que basan su oferta en la conservación de su patrimonio ambiental.

PRECENDENTES

Resulta obligado recordar que esta sentencia venía a dar coherencia a las tres desestimaciones previas resueltas por el Órgano judicial, en donde se ratificaban los argumentos expresados en la sentencia de enero de 2018, en la que reconocía como probada la especial importancia de los suelos sobre los que se asienta la construcción, así como la afectación al medio ambiente.

La autorización emitida por el Ayuntamiento de Santillana del Mar fue denunciada por Ecologistas en Acción Cantabria durante el pasado año, puesto que se basaba en un FRAUDE DE LEY POR PARTE DEL PROMOTOR, al intentar construir una vivienda sobre suelo de especial protección, en las praderas costeras de Ubiarco, donde actualmente está expresamente prohibido. Buena prueba de esta actuación ilícita quedaba ya reflejada en los informes emitidos por la propia CROTU, que reflejaban las “sospechas” respecto a la falta de adecuación de la construcción en relación a los usos permitidos por el Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Santillana del Mar.

“…la morfología de la edificación proyectada no se adecúa al uso ganadero solicitado, más bien son propias de una pequeña edificación vinculada a uso residencial…”

Intentando atenuar el impacto de la edificación, el promotor ordenó realizar un informe de  integración paisajística. EAC detectó que este informe hacía un balance claramente interesado a favor del promotor, en el que se centraba, descaradamente, en LA AFECTACIÓN PROVOCADA POR LA PARCELA EN SÍ MISMA, SIN TENER EN CUENTA LA ESTRUCTURA CONSTRUIDA. Incluso, de forma insólita, entre las medidas propuestas para atenuar el impacto de la nave, que se eleva por encima de los 6 metros de altura, el redactor del informe proponía la plantación de maizales, aún a sabiendas de que su altura máxima es de poco más de 2 metros y una temporalidad de apenas dos o tres meses.

Con fecha 10 de septiembre de 2018, el Juzgado nº 2 de lo Contencioso Administrativo de Cantabria, dictó sentencia respecto a la construcción de la nave de alpacas en las praderas costeras de Ubiarco, y anuló la licencia concedida por el Ayuntamiento de Santillana, considerándola NO AJUSTADA A DERECHO.  Igualmente, la sentencia emitida por este juzgado supone la CONDENA EN COSTAS a las partes demandadas, Ayuntamiento de Santillana del Mar y al propio promotor.

Aun a pesar de que esta sentencia ha supuesto un CONTUNDENTE VARAPALO para el Ayuntamiento de Santillana del Mar, poniendo en evidencia su claro posicionamiento a parte del promotor, y erigiéndose de esta manera como un desafortunado y reprochable garante de la legalidad, esta Institución sigue mostrándose con total distanciamiento ante la sentencia recibida, optando como opción a seguir la pasividad de ejecución de desmantelamiento.

Al igual que en su momento Ecologistas en Acción VALORÓ MUY POSITIVAMENTE ESTA SENTENCIA, puesto que deja en clara evidencia tanto las intenciones del promotor, como las políticas urbanísticas basadas en la autorización sistemática de edificaciones justificadas como ganaderas, que atienden exclusivamente a intereses sectoriales o personales, espera que el Consistorio de Santillana del Mar ejecute urgentemente el desmantelamiento de las obras y de una explicación pública de los motivos que le llevaron a permitir este fraude de ley, aun habiendo sido advertido con anterioridad de tal circunstancia, y el posicionamiento a favor de la defensa y justificación del promotor.

Pasado el plazo fijado en la sentencia y ante el incumplimiento del promotor para la demolición de lo construido, se ha solicitado al Juzgado con fecha 29 de enero del 2019 la ejecución forzosa de la sentencia para que requiera al ayuntamiento de Santillana del Mar proceder a la demolición completa de la construcción, incluyendo la placa de hormigón y reponer la parcela a su estado natural.