Se confirma la eficacia de Madrid Central para reducir la contaminación

  • Ecologistas en Acción ha analizado en detalle los datos de contaminación en el interior de Madrid Central y la conclusión es clara: los dos primeros meses de funcionamiento de esta zona de prioridad residencial indican que está teniendo una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en el centro de la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto adverso de las malas condiciones meteorológicas que está sufriendo Madrid en estos meses. 
  • La estación de Plaza del Carmen, la única situada dentro del perímetro de Madrid Central, ha pasado de estar en el grupo de estaciones con peores registros en dióxido de nitrógeno a situarse en el grupo de las mejores.

Ecologistas en Acción ha evaluado la influencia de Madrid Central sobre los niveles de contaminación por NO2 a través de los valores registrados por la única estación existente en el interior de esta área, la ubicada en la Plaza del Carmen. Para eludir el efecto de la meteorología variable se comparan los datos de la estación de Plaza del Carmen con los valores medios de la red, de modo que si la meteorología es adversa para la dispersión de contaminantes ambos valores tenderán a ser más altos, mientras que si la meteorología es favorable ambos tenderán a ser más bajos, pero la relación entre dichos valores no debería verse afectada por las condiciones meteorológicas cambiantes.

Las condiciones meteorológicas del mes de enero de 2019 han sido en general adversas para la calidad del aire en Madrid, que ha sufrido sucesivos episodios de picos de contaminación, como viene ocurriendo desde diciembre pasado. Sin embargo, el registro de Plaza del Carmen en enero de 2019 ha sido mejor que el del valor medio de la red, al contrario que los años anteriores. Así, en los meses de enero entre los años 2010-2018 los valores registrados en Plaza del Carmen siempre fueron superiores a los correspondientes al valor medio de la red, siendo por término medio 5 µg/m³ más altos en Plaza del Carmen (un 10 % más de contaminación en Plaza del Carmen respecto al valor medio de la red). Por el contrario, en enero de 2019 el registro alcanzado en Plaza del Carmen fue ligeramente inferior al correspondiente al valor medio de la RED (54,5 µg/m³ en Plaza del Carmen frente a 55,2 µg/m³ el valor medio de la red).

Por otro lado, si comparamos los valores medios mensuales de contaminación por dióxido de nitrógeno en todos los meses entre 2010 y enero de 2019, resulta que de los 109 meses de los que hay registros (plaza del Carmen estuvo inoperativa algunos meses por mantenimiento y otros motivos) solo en cuatro ocasiones el valor registrado en Plaza del Carmen fue inferior al valor medio de la red. Esto ocurrió en junio de 2011, diciembre de 2017, diciembre de 2018 y enero de 2019.

Salvo el dato de junio de 2011, los otros tres registros están claramente vinculados a las dos recientes actuaciones de limitación del tráfico llevadas a cabo en el entorno de Plaza del Carmen: la Operación Gran Vía de diciembre de 2017 y Madrid Central, en diciembre de 2018 y enero de 2019.

Apuntalando más estos resultados, está la evolución de la posición de la estación de Plaza del Carmen en el ranking de la contaminación por NO2 entre las 24 estaciones que componen la red de medición de Madrid. La estación ha pasado de ser una de las que ofrecían los peores registros, además con una tendencia al alza en los últimos años (ocupando el tercer o cuarto puesto en los últimos cuatro años), a estar situada en el puesto 15 al inicio del año 2019 (valor mensual de enero).

Por lo tanto, los datos obtenidos tras los dos primeros meses de funcionamiento de Madrid Central indican que la actuación está teniendo una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la zona de influencia de la actuación, contribuyendo a mitigar el efecto adverso de las malas condiciones meteorológicas que está sufriendo Madrid en estos meses. Es de esperar que en los próximos meses, conforme esta medida se vaya consolidando y vayan completándose las siguientes fases, su eficacia para mejorar la calidad del aire de Madrid aumente. Aunque lógicamente deberá complementarse con la aplicación decidida del resto de las medidas contempladas en el Plan A.

 

  • Madrid Central redujo la contaminación atmosférica en Madrid a pesar de unas condiciones atmosféricas adversas
  • Ecologistas en Acción ha analizado en detalle los valores de contaminación registrados por la estación de medición de Plaza del Carmen, la única ubicada dentro del perímetro de Madrid Central, durante diciembre de 2018. Los datos se han comparado con los valores disponibles de la red de medición, abarcando el período de seis años 2013-2018.

En conjunto, los datos sugieren que la medida ha tenido una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto de las malas condiciones meteorológicas del último mes del año 2018. Se confirma lo mismo que se ha probado en muchas otras ciudades: reducir el tráfico funciona, se respira mejor. Madrid Central es una medida orientada a reducir la contaminación estructural en Madrid, causada por el excesivo tráfico que sufre la capital en el día a día. Se trata de una medida de limitación del tráfico en una zona que comprende prácticamente todo el distrito Centro.

Madrid Central se encuentra en este momento en una fase preliminar: las multas no comenzarán hasta dentro de algunos meses y está previsto que progresivamente se vayan haciendo más estrictas las condiciones para circular en la zona. Se trata pues de una medida concebida para el largo plazo, de manera que tendrá que transcurrir todavía un tiempo para que pueda hacerse una evaluación adecuada de sus efectos sobre la contaminación atmosférica en la ciudad.

Hecha esta advertencia previa, Ecologistas en Acción ha efectuado una primera estimación del impacto de Madrid Central sobre la contaminación atmosférica, transcurrido su primer mes de vigencia, con el fin de aportar datos contrastados al debate público sobre la pertinencia de esta medida. La metodología ha consistido en el análisis los datos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) registrados por la estación de medición de la contaminación de Plaza del Carmen, situada a 100 metros de la Gran Vía, durante el mes de diciembre de 2018, y estos datos se han comparado con los registros disponibles de esta y el resto de estaciones de la red, abarcando el período 2013-2016.

Entre las principales conclusiones de este análisis, Ecologistas en Acción señala:

– Los niveles de contaminación por NO2 registrados en la estación Plaza del Carmen en diciembre de 2018 (53 µg/m3) supusieron una reducción del 20 % respecto al valor correspondiente al mismo mes, para el promedio del período 2013-2016 (66 µg/m3). De hecho, el registro mensual alcanzado en diciembre de 2018, es el segundo valor más bajo alcanzado en la estación de Plaza del Carmen en un mes de diciembre, al menos desde el año 2000 (Tabla 1 y Figura 1 del informe).

También se ha analizado la contaminación registrada por el resto de las estaciones de la red durante el mes de diciembre de 2018, en comparación con los de años anteriores, y aquí se puede comprobar que:

– El registro de contaminación por NO2 de diciembre de 2018 correspondiente al valor medio de la red (54 µg/m3), supuso una reducción del 7,8 % respecto al valor promedio de 2013-2016 (59 µg/m3). Por tanto, también se produjo una reducción de este contaminante en el conjunto de la red, si bien dicha reducción no fue tan marcada como la ocurrida en la estación de Plaza del Carmen (Figura 2 del informe).

– En diciembre de 2018 los valores de NO2 disminuyeron en 19 de las 24 estaciones que componen la red, respecto a los altos niveles de contaminación por este contaminante que tradicionalmente se registran en la capital en dicho mes, siendo la estación de Plaza del Carmen una de las que alcanzaron una mayor reducción de la contaminación (Tabla 2 del informe).

– En concreto, no se aprecia un efecto de incremento de la contaminación por NO2 en las zonas adyacentes a Madrid Central, el temido “efecto frontera” que vaticinaban los detractores de esta medida. Más bien todo lo contrario, en coherencia con lo que los expertos denominan efecto de “evaporación de tráfico”.

Las condiciones meteorológicas imperantes durante el mes de diciembre de 2018 fueron adversas, haciéndose palpable el empeoramiento de la calidad del aire en la capital. Así, en ese mes se registraron cuatro picos de contaminación por NO2 que dieron lugar a la activación del protocolo anticontaminación en cuatro ocasiones, registrándose en total 47 superaciones del valor límite horario de NO2 (200 µg/m3) en el conjunto de la red de medición, un número elevado (casi la mitad de las 102 superaciones ocurridas a lo largo de 2018). Sin embargo, el que se produzcan picos de contaminación en Madrid durante el mes de diciembre no es ninguna excepción, sino la regla: todos los años ocurre.

Por lo tanto, en este estudio se realizó una comparación del número de superaciones del valor límite horario de NO2 que se han producido durante el mes de diciembre en los últimos años en la ciudad de Madrid. La conclusión es clara: el número de superaciones del valor límite horario de NO2 ocurridas en diciembre de 2018 fue inferior a la mitad de las ocurridas en el mismo mes todos los años entre 2013 y 2016 (Tabla 3 del informe).

En conjunto, los datos sobre contaminación por NO2 registrados en Madrid en diciembre de 2018, coincidiendo con el primer mes de vigencia de Madrid Central, sugieren que la medida ha tenido una incidencia significativa en la mejora de la calidad del aire en la ciudad, contribuyendo a mitigar el efecto de las malas condiciones meteorológicas del último mes del año. Es de esperar que en los próximos meses, conforme esta medida se vaya consolidando y vayan completándose las siguientes fases, su eficacia para mejorar la calidad del aire de Madrid aumente.