El PSOE, con el previsible apoyo de otros partidos de la oposición como el PP, apoya al sector de la caza con la intención de buscar votos de cara a las elecciones municipales, aun sabiendo que ese apoyo incumple la legislación ambiental europea.

Tenemos conocimiento de que se está presentando en diferentes ayuntamientos una moción genérica para apoyar el sector de la caza, y en concreto el silvestrismo, un arte que antaño según los defensores proporcionaba un recurso económico. Hoy en día, este tipo de caza no selectiva representa un atentado injustificable para la protección de la naturaleza.

Hemos leído la moción que quiere presentar el equipo de gobierno hoy martes 26 de febrero en el Pleno Municipal y desde Ecologistas en Acción de Sanlúcar interpretamos esta iniciativa como una búsqueda a la desesperada de unos aficionados que puedan convertirse en votantes fieles.

Desde Ecologistas en Acción siempre hemos denunciado este tipo de cacería encubierta, porque muchos de sus defensores saben que detrás como ellos dicen de un “arte tradicional” se esconde la infracción de todo tipo de normativas medioambientales. Este ataque contra la naturaleza, bajo la cría en cautividad de fringílidos, ha provocado verdaderos dolores de cabeza a varios cuerpos de seguridad (Agentes de Medio Ambiente, Seprona, Policía Autonómica, …) porque los medios de que disponen son insuficientes para poder vigilar, inspeccionar y sancionar. Los defensores de esta actividad cinegética ilegal dirán que son una minoría los que incumplen la ley. Lo que sí es verdad es que en la mayoría de los casos se llegan a falsear los cupos de captura autorizadas por la Junta de Andalucía, con incumplimientos generalizados.

Sanlúcar sigue siendo uno de los municipios que amparan detrás del silvestrismo la caza furtiva, el comercio ilegal de pájaros fritos y las trampas ilegales.

Por todo ello, consideramos que el equipo de gobierno con la connivencia de algún partido de la oposición, apoya con esta propuesta una práctica ilegal, por lo que la Unión Europea puede sancionar a la comunidad andaluza por el incumplimiento de la legislación, dinero sufragado de los impuestos que paga la ciudadanía.

El silvestrismo en los últimos años ha causado con su actividad la muerte de más 200.000 aves sólo en Andalucía. Son más de 200.000 razones para que de una vez por todas se restaure la relación que los políticos quieren mantener con los millones de andaluces que rechazan la caza de animales libres, condenados de por vida al cautiverio en caso de sobrevivir y que no es justificable, ni legal ni éticamente, por razones de afición o tradición cultural.

Lo que tiene que hacer el alcalde, Víctor Mora y sus ediles en el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Sanlúcar es velar por el cumplimiento de la normativa ambiental en materia de aves, rechazar esta práctica ilegal y exigir a la Administración autonómica que no autorice más capturas para el silvestrismo, que se potencie la cría en cautividad y que se aplique escrupulosamente la legislación ambiental europea para evitar una previsible condena por vulnerar el derecho comunitario relativo a la conservación de las aves y sus hábitats.