• Ecologistas en Acción considera irresponsable la lista de peticiones de la manifestación institucional del 15 de marzo en Huelva.
  • Ecologistas en Acción parte del criterio de que los recursos naturales son limitados y de que la lucha contra el cambio climático debe ser el eje fundamental con el que abordar políticas de transporte, energía, uso del agua y conservación del litoral.

A pesar de los grandilocuentes discursos que suelen realizar desde instituciones, partidos políticos y entidades sindicales, las infraestructuras que reclamarán el 15 de marzo contribuyen significativamente a aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero generadoras del cambio climático.

Ecologistas en Acción de Huelva también considera prioritario atender las necesidades reales de mantenimiento, mejora y extensión de las redes ferroviarias de cercanías y media distancia como la conexión Huelva-Sevilla o la línea con Zafra, así como recuperar la conexión ferroviaria con las poblaciones de la costa, pero esto contrasta con las peticiones faraónicas de instalaciones que han demostrado sobradamente su inutilidad en otros lugares de España como un aeropuerto a escasa distancia de otros tres más en funcionamiento, o el embalse de agua contaminada de Alcolea. También llama la atención la petición de nuevas autovías, mientras se mantienen en estado de abandono la actual red de carreteras o se insiste en aumentar la expansión del puerto de Huelva, mientras se olvida la situación de las marismas contaminadas por las balsas de fosfoyesos o la recuperación de la Avenida Montenegro.

Las instituciones no pueden abandonar infraestructuras útiles que necesitan modernización y mantenimiento porque no hay recursos y a la vez promover la construcción de otras nuevas infinitamente más caras y lesivas para el medio ambiente. Esa actitud sólo es explicable en función de la enorme presión que siguen ejerciendo grandes empresas ligadas a la obra pública y cuyo afán de lucro ha generado corrupción a gran escala y graves perjuicios a la economía del país.

Eso sí, actuaciones tan necesarias como las infraestructuras de tratamiento de aguas residuales, que en la actualidad se vierten sin depuración adecuada a ríos y costas, no parecen  formar parte de las prioridades de las entidades convocantes, que solo consideran las playas como espacio de negocio y están dispuestas a enterrarlas bajo más ladrillo, piedra y hormigón.

Ecologistas en Acción espera que la acción de la juventud en defensa del futuro ante la emergencia climática haga recapacitar también a las entidades convocantes de esta manifestación electoralista y apoya las movilizaciones que el movimiento estudiantil por el clima ha anunciado para el propio 15 de marzo-