En la última semana han sido tres federaciones y veinte organizaciones de defensa del medio ambiente europeo, que apoyando la campaña de Ecologistas en Acción, se han dirigido a la Comisión Europea requiriendo que continúe con el procedimiento de infracción ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, y a que se paren las obras de este desdoblamiento ilegal.

La M-501 no es solo una carretera ilegal con graves afecciones ambientales que la Comunidad de Madrid se empeña en construir, se ha convertido también en un atentado de importancia internacional contra la defensa del medio ambiente y un gravísimo incumplimiento de la normativa Europea.

Por ello son ya muchos los grupos de defensa del medio ambiente que han apoyado a Ecologistas en Acción y que han solicitado la paralización del desdoblamiento de la carretera. Los grupos que han solicitado la paralización de esta carretera son:

  • Las federaciones de organizaciones europeas: European Environmental Bureau (EEB), European Federation for Transport and Environment ( T&E) y Seas at Risk.
  • Las organizaciones: IFAW International Fund for Animal Welfare (Belgica); OEKOBURO (Austria); FERN (Reino Unido); FOE-UK (Reino Unido); Bond Better Leef Milieu (Belgica); E-miszió (Hungria); CEEWEB, Cetral & East Europe Working Group for the Enhancement of Biodiversity (Hungria); Clean Air Action Group (Hungria); Finnish Association for Nature Conservation. (Finlandia); Federation of Environmental and Ecological Organisations of Cyprus. (Chipre); Quercus. (Portugal); Inter Environment-Wallonie (Bélgica); Environmental Transport Association (Reino Unido); Foundation for Gaia (Reino Unido); Equivita, (Italia); Natura (Luxemburgo); DNR, Deutscher Naturschutzring (Alemania); War on want (Reino Unido); Sentiers.be (Bélgica); Fietsdersbond Brussel (Bélgica).

La semana pasada ya mostraron su oposición a las obras de desdoblamiento de la M-501 las organizaciones internacionales con sede en España, concretamente Amigos de la Tierra, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena.

Con todos estos apoyos, Ecologistas en Acción espera que la Comisión Europea decida tramitar el procedimiento de infracción ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas y que inste a la paralización inmediata de las obras.