• Ecologistas en Acción de Canarias advierte del peligro que supone que el borrador del Plan Integral de Residuos contemple la posibilidad de estas instalaciones perniciosas para la salud y el medio ambiente.
  • A pesar de que el Parlamento Europeo ha decido dejar de financiar la incineración en el continente, una excepción para las RUP será votada esta semana.

Ben Magec-Ecologistas en Acción considera que el Plan Integral de Residuos de Canarias, actualmente en fase de alegaciones, es un documento que llega con más de una década de retraso y en época preelectoral, para intentar sellar no sólo el dudoso estado de las plantas de vertido, sino una gestión más que cuestionable del Gobierno de Canarias en materia de residuos.

Llevamos años advirtiendo la opacidad en la gestión de los residuos en el archipiélago y cómo el demorarnos en la toma de medidas dificultará acometer los objetivos marcados por la Unión Europea para 2035. En la propia exposición del documento, la empresa redactora GAIA Consultores Insulares S.L calificó de “esfuerzo heroico” pasar de la cifra actual de vertido, un 82%, al 10% que marcan las directrices europeas, y que aun poniendo en marcha con urgencia las medidas que estipula, un 30% acabaría en las celdas de vertido.

En este sentido Ben Magec-Ecologistas en Acción considera que el Pircan deja la puerta abierta a la incineración, una opción que hipotecaría una gestión de residuos verdaderamente responsable y acorde a las exigencias comunitarias, que debería sustentarse en pilares como la recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos, los sistemas de depósito, devolución y retorno y otros mecanismos que favorezcan la economía circular.

Desde la federación ecologista se ve con preocupación que esta semana pueda aprobarse en la Unión Europea una excepción para las regiones ultraperiféricas en los Fondos de Cohesión cuya finalidad es que puedan financiarse instalaciones de tratamiento de deshechos residuales como la incineración de residuos. Tanto los colectivos ecologistas del archipiélago como las organizaciones de ámbito nacional e internacional como Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra y SEO/Birdlife han enviado una carta a los europarlamentarios españoles pidiéndoles que no apoyen la citada excepción. Este tipo de instalaciones comprometerá seriamente el modelo de gestión de los residuos en las islas y nos alejaría también de los compromisos de reducción de emisiones para la mitigación del cambio climático y del cumplimiento de estándares saludables de calidad del aire.

La recogida de firmas contra la incineración de residuos en Canarias ha recogido en pocos días más de 8.000 adhesiones de ciudadanos y ciudadanas, lo que pone de manifiesto el rechazo social a este tipo de falsas soluciones, según la federación ecologista.