• Ecologistas en Acción presenta sus propuestas electorales a los partidos que concurren a las elecciones al Ayuntamiento de Madrid, el próximo 26 de mayo.

  • La legislatura que termina ha tenido claroscuros. Es necesario no retroceder en los avances conseguidos como la renaturalización del río Manzanares o Madrid Central, pero debe darse un giro radical a la política urbanística y cerrar la incineradora de Valdemingómez.

El 26 de mayo se celebrarán elecciones municipales. Por ello Ecologistas en Acción Madrid ha elaborado un documento de propuestas electorales, dividido en doce bloques de políticas ecosociales. El objetivo es remitirlas a los partidos, coaliciones y agrupaciones políticas que se presentan al Ayuntamiento de Madrid.

El cambio climático, la pérdida progresiva de biodiversidad y el aumento de las enfermedades relacionadas con la contaminación necesitan respuestas urgentes y viables que puedan reducir los riesgos asociados a estas problemáticas. La ordenación del territorio y la especulación urbanística, el excesivo uso del vehículo privado, la inadecuada gestión de residuos, la creciente contaminación atmosférica y acústica de la ciudad, entre otras cuestiones, deben ser atajadas de forma coherente.

Si en los programas electorales se integran y se cumplen las propuestas que se presentan, mejorará la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas y pondrán la ciudad de Madrid en el camino de la mitigación y la adaptación necesarias ante las graves circunstancias ambientales y sociales que se viven y se avecinan.

La legislatura que se agota darse ha tenido claroscuros. Se han producido importantes avances en materia ambiental y movilidad como la renaturalización del río Manzanares y la implantación de Madrid Central. Pero debe darse un giro radical a las políticas urbanísticas que en general han seguido la línea desarrollista marcada por gobiernos anteriores (Operación Chamartín, desarrollos del Sureste, destrucción del patrimonio histórico con la demolición del Taller de Precisión de Artillería o la amenaza de la destrucción de las Cocheras de Metro de Cuatro Caminos).

En política de residuos, si bien se ha avanzado con la recogida selectiva de materia orgánica y el anuncio de cierre de la incineradora de Valdemingómez en 2025, éste debe convertirse en realidad sin más dilaciones.

En este marco de análisis, Ecologistas en Acción ha elaborado sus propuestas, entre cuyas medidas más relevantes señala:

Agua: extender la renaturalización del río Manzanares y garantizar el derecho humano al agua con la instalación de fuentes para beber en todos los distritos de la ciudad.

Ambiental: Crear una gran infraestructura verde uniendo parques, corredores ecológicos y espacios protegidos.

Consumo: Apostar por un consumo de proximidad y suficiencia, apoyando al pequeño comercio y eliminándolos privilegios de los centros comerciales.

Democracia y participación local: Garantizar mecanismos para la transparencia en la gestión municipal y de los/as gestores/as municipales en aras de la rendición de cuentas y un efectivo control social y ciudadano.

Economía: Concluir la auditoría de la deuda del Ayuntamiento de Madrid con el fin de determinar qué parte es ilegítima y no debe pagarse, así como exigir reparaciones a sus responsables.

Educación: Facilitar y promover la realización de actividades en el entorno próximo, así como el acceso autónomo a pie y en bicicleta a los centros escolares y de ocio.

Energía: Establecer la obligatoriedad de una hoja de ruta que garantice antes de 2030 el origen 100 % renovable y proveniente del autoconsumo de todos los suministros eléctricos del ayuntamiento.

Exclusión y precariedad: Defender estructuras urbanas que prioricen las actividades locales y defiendan el barrio como unidad de convivencia, trabajo, comercio y servicios.

Movilidad: Reducir el número de coches que circulan por la ciudad, convertir al transporte público en el eje vertebrador de la movilidad de toda la ciudad, dar prioridad al peatón y facilitar la movilidad ciclista.

Residuos: Aprobar y desarrollar la Estrategia de Residuos presentada por el Ayuntamiento de Madrid, siendo los principales ejes la reducción de residuos, la reutilización de la materia orgánica y el cierre de la incineradora de Valdemingómez.

Soberanía alimentaria: Apoyo económico y asesoramiento técnico a nuevos proyectos agroecológicos locales.

Urbanismo, Vivienda y Turismo: Revisar el plan general de ordenación urbana, revertir los grandes desarrollos como Chamartín, Sureste y Campamento; Desincentivar las viviendas vacías y promocionar el alquiler social; Realizar un plan sobre turismo que evite su implantación especulativa y la destrucción del patrimonio histórico y urbano.

La administración local es la institución pública más cercana a la ciudadanía, por lo que su implicación en la conservación del medio ambiente es esencial y por ello debe adquirir un compromiso decidido por la protección y la regeneración del medio ambiente, con la relevancia que ello tiene en la crisis ecológica en la que nos encontramos.