Dados los diversos riesgos asociados al fueloil pesado (HFO, por sus siglas en inglés), la comunidad internacional de navegación prohibió su uso y transporte por parte de buques circulando alrededor de la Antártida en 2011.

En 2013 se empezó a considerar la prohibición del HFO en el Ártico, durante las deliberaciones del Código Polar de la Organización Marítima Internacional (OMI), pero aunque algunos miembro la apoyaban, no se alcanzó un consenso.

En abril de 2018 se llegó a un acuerdo para desarrollar una prohibición.

Ahora, en 2019, con dicha prohibición en camino, esta infografía te cuenta como ha sido el proceso hasta la fecha.

La Coalición por un Ártico Limpio, de la que forma parte Ecologistas en Acción, ha sido un actor clave a favor de este proceso.



prohibicion-fuel-artico