Un grupo de Padres del colegio San Roque junto a Ecologistas en Acción y algunos vecinos hemos logrado salvar de la tala, unos hermosos pinos que plantaron algunos niños de este colegio hace mas de 50 años y que iban a ser talados al estar cerca y en contacto con la red de cableado eléctrico de Endesa.

El asunto se destapó al denunciar dichos padres que sus hijos sufrían pequeñas descargas eléctricas en contacto con las partes metálicas, sin duda debido a los campos electromagnéticos potentes que genera el transformador a menos de 5 metros del colegio y el cableado que atraviesa parte del patio del colegio a través de los pinos, la solución mas inmediata dada por la empresa es la tala de los pinos, para nada origen del problema, si no solo una solución rápida a la falta de seguridad de alumnos y trabajadores del colegio por riesgo de incendio.

Endesa cortó la electricidad del pueblo enviando un aviso de corte por trabajos de mantenimiento, y un grupo de estos padres y Ecologistas en Acción, nos personamos allí a primera hora para impedir la tala total, así mismo se personó el alcalde del pueblo pudiendo negociar entre todos que la tala fuera solo selectiva para garantizar la seguridad mientras se negocia con Endesa una solución definitiva, para adaptarse a la ley del sector eléctrico de 2013 que en su artículo 58 relativo a la servidumbre de paso contempla la excepción de los colegios ,entre otras.

Desde Ecologistas en Acción nos hemos puesto en contacto con sindicatos educativos para entre todos trabajar esta temática y exigir a Endesa se adapte a la ley en todos los colegios de Almería y Provincia, consideramos que los campos electromagnéticos son peligrosos para la salud y que nuestros niños no pueden seguir estando en espacios donde los haya, máxime cuando la ley desde 2013 lo contempla para los colegios.