El Director General de Evaluación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, niega el contenido de dos informes emitidos por esa Dirección General y permite la reclasificación de 4.898.534 metros cuadrados en Móstoles. Ecologistas en Acción alerta sobre las irregularidades que se suceden sin tregua, en todo lo referente a urbanismo y medio ambiente en la Comunidad de Madrid.

El pasado 11 de septiembre, el Ayuntamiento de Móstoles aprobó provisionalmente un nuevo plan general. Este planeamiento clasifica como urbano y urbanizable el 70 % del municipio. Sólo los terrenos incluidos en el Parque Regional del río Guadarrama y el arroyo de la Reguera permanecen como suelo protegido.

Mediante informes de julio de 2005 y enero de 2008, la Dirección General de Evaluación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente solicitó la reducción del suelo urbanizable en el término y reclamó la protección de los terrenos situados al norte del arroyo de El Soto y los situados al sur del arroyo de la Reguera. Por ello, en abril de 2008, el Ayuntamiento de Móstoles incorporó estos requerimientos ambientales al Plan General que tramitaba e incrementó la superficie protegida a las zonas solicitadas por la Consejería de Medio Ambiente. En concreto se incrementó la superficie protegida en 4.898.534 metros cuadrados Este documento fue sometido a información pública en abril de 2008.

Sin embargo, en junio de 2008, el Director General de Evaluación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, José Trigueros Rodrigo, fuera del procedimiento establecido por la Ley del Suelo, emite un tercer informe en el que autoriza la reclasificación a suelo urbanizable de los terrenos que previamente se había solicitado su protección. Para justificar, el cambio de criterio, niega que los informes anteriores pidiesen la protección de los terrenos situados al norte del arroyo de El Soto y al sur del arroyo de la Reguera. Algo insólito, dado que los informes de 2005 y de enero de 2008, requerían esa protección, además de la reducción de la superficie urbana en Móstoles.

Como consecuencia de este tercer informe, en julio de 2008, el Ayuntamiento de Móstoles, modificó el nuevo Plan General e incorporó, otra vez, como terrenos urbanizables los 4.898.534 metros cuadrados que en abril había clasificado como no urbanizables.

Se da la circunstancia que el cambio de clasificación de suelo fue solicitado por particulares y empresas vinculados al Consorcio Móstoles Sur. Además el representante de las empresas que solicitaron la reclasificación de los terrenos al sur del arroyo de la Reguera está siendo investigado por el déficit patrimonial del grupo Ibersuizas, matriz de la sociedad Tracoinsa declarada insolvente.

Ecologistas en Acción considera muy irregular lo que está sucediendo en Móstoles. Por ello, en caso de que el Plan General de Móstoles se apruebe definitivamente en estas circunstancias, Ecologistas en Acción, lo recurrirá ante los Tribunales.